imagotipo

Recopilaciones / Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

La palabra Tao difundida por el taoísmo, también se usa en el confucionismo, el budismo chan (zen en japonés) y en la religión china, con matices distintos en cada caso. Puede traducirse literalmente por “el camino”, “la vía”, o también por “el método” o “la doctrina”. En el taoísmo se refiere a la esencia primordial o al aspecto fundamental del universo; es el orden natural de la existencia, que en realidad no puede ser nombrado, en contraste con las incontables cosas “nombrables” en las que se manifiesta. En japonés se le llama do. Esta palabra tenía un significado espiritual y filosófico de “camino de la naturaleza” o “camino de los cielos”. Las enseñanzas de sabios como Lao-Tsé y Confucio predicaban el abandono de nuestro propio camino para seguir, en su lugar, el “gran camino”. El significado del tao depende del contexto y puede usarse como término filosófico, cosmológico, religioso o moral. El sinograma que representa al tao es un ideograma que consta de dos partes: “cabeza” e “ir” En efecto, la parte superior representa a un rostro o cabeza y la parte inferior representa a un ser humano corriendo, en conjunto tal asociación ha significado camino o marcha (iter). El tao es el tema principal del taoísmo, pero el confucionismo también lo emplea como “el camino” o “noble camino” de conducta, pero de un modo diferente. Tanto su significado religioso como filosófico pueden verse desde dos puntos de vista: doctrinal o de discurso: manera coloquial de llamar a la ideología del tao basada netamente en los diferentes textos taoístas, siendo el principal de estos el Tao Te King de Lao-Tsé. el gran tao, fuente de orientación de todo proceso del universo más allá de que existe y no existe y anterior al espacio y el tiempo. El tao es el principio que ordena tras el incesante flujo de cambio, siendo así el origen de todo. Debido a esto, también es la constante que abarca todos los aspectos de la realidad, por lo que en este sentido se lo puede comparar con el concepto de Totalidad de la filosofía occidental, aunque en occidente se lo ha identificado con Dios (incluso en lo referente a la Santísima Trinidad), o con el concepto griego del logos o el hindú de Dharma. En ambos casos, el concepto totalizador del tao resulta servir para definir el llamado “orden natural” que el taoísmo propone como el funcionamiento armónico de la naturaleza, siendo así el tao el ejemplo a seguir que los taoístas toman para aplicarlo a los diferentes aspectos de la vida. La primera referencia al tao aparece en el Tao te ching de Lao-Tsé, en el que no se define concretamente lo que es y cuyo carácter metafísico fue único en la China de entonces. Sus enseñanzas, y las de su sucesor Chuang-Tsé, constituyen el taoísmo. Hay un flujo en el universo que se llama tao. El tao fluye lentamente, pero nunca para y es increíblemente poderoso, manteniendo las cosas del universo en orden y equilibrio. Se manifiesta a través de cambios de estaciones, ciclos vitales o mutaciones de poder u orden. El tao es la ley de todo. El que sigue al tao se hace uno con el tao. Además, conviene comprender el chi (término chino para “vapor, aliento o energía”), porque el chi y el tao van de la mano, ya que el chi es la energía que circula en el universo, por lo que se puede decir que el tao es flujo de chi. El concepto del tao se basa en aceptar que la única constante en el universo es el cambio y que debemos aceptar este hecho y estar en armonía con ello. El cambio es el flujo constante del ser al no ser, de lo posible a lo real, yin a yang, femenino a masculino.

Preguntas

-¿Qué presidente de la República mexicana fundó el PRI (con otro nombre)?

-¿Cómo se llamó el templo de las musas en Grecia?

Respuestas anteriores

-R: Nació el Beisbolista Fernando Valenzuela.

-R: 200 millones de hectáreas tiene la República mexicana.

carlosdurongarcia@gmail.com