imagotipo

Recopilaciones / Carlos Durón García

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

San Juan de Ulúa es el nombre de una pequeña isla de México en la que se ubican la antigua fortaleza y el otrora puerto (también del mismo nombre). La construcción de la fortaleza fue planeada por los españoles al mando de Hernán Cortés el 22 de abril de 1519, en el contexto del descubrimiento de América y de los ataques piratas y corsarios de la época contra España. El complejo e isla se hallan frente a las costas del golfo de México en la ciudad y puerto de Veracruz, en el Estado mexicano del mismo nombre. Su nombre original era Chalchicueyecan o Chalchichuecan. El 8 de abril de 1518 el capitán Juan de Grijalva, comandaba la segunda expedición de adelantamiento enviada desde la isla Fernandina (Cuba) por Diego Velázquez, gobernador de esta isla y que había recibido título de adelantado para esta región. Como todos, este adelantamiento incluía el descubrimiento, la exploración, la viabilidad de fundación de nuevas poblaciones, la reducción de la barbarie cultural, la conquista y naturalmente la búsqueda de oro. Grijalva, tras descubrir y explorar en Tierra Firme la desembocadura del río que los aborígenes llamaban Río Tabasco nominó a esta región Tabasco y la expedición continuó por mar a lo largo de la costa hasta llegar a una isla que tenía casas de piedra y un templo. Continuó la expedición nuevamente hasta otra isla que los naturales llamaban Kulúa (Culúa). Grijalva, según la costumbre cultural y la política española de la época designada para América, añadió como nombre de pila el de San Juan al que ya tenía la isla, de lo que aquí resulta San Juan de Ulúa. Situada frente al actual puerto de Veracruz, su origen está ligado a la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz. Durante su época como prisión, San Juan de Ulúa se convirtió en uno de los lugares más temidos de su época en el país. Si bien ya se utilizaban algunas de sus instalaciones como penitenciaría en la época colonial, no fue sino hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando se destinó el inmueble a este uso. Diversos personajes de la historia de México estuvieron en sus celdas, entre los que se puede nombrar a Fray Servando Teresa de Mier y Benito Juárez. El personaje más famoso que estuvo aquí fue Jesús Arriaga, popularmente conocido como Chucho el Roto, muy famoso durante el Gobierno de Porfirio Díaz, sobre todo porque logró escapar más de una vez de sus muros. Quizá la más famosa leyenda que se dice se suscitó en las celdas de la fortaleza fue la de La Mulata de Córdoba, quien, según cuentan, para escapar de la inquisición pintó en los muros de su celda un barco que zarpaba hacia el horizonte, en el cual escapó. El lugar más asqueroso en Veracruz, aunque no tan evidente a los ojos del público, era la cárcel de San Juan de Ulúa. Durante varios días después de que el puerto había sido ocupado, los estadunidenses no hicieron ningún intento de tomar la fortaleza. Incongruentemente, la bandera mexicana era izada y arriada cada día por la guarnición de la fortaleza, esto con el cañonero Prairie anclado solamente a pocos metros de distancia. Después de tres días, sin embargo, un grupo de infantes de marina del North Dakota remó a la isla para hacerse cargo de la fortaleza. El comandante mexicano se rindió con agrado, pues poco les quedaba de comida. Sus hombres no tenían nada que comer, dijo, excepto sopa de frijol negro. Por orden del comandante de los infantes de marina, abrió las grandes puertas de hierro del área de las celdas. Para los americanos, fue como si de repente un agujero se hubiera abierto hacia el Infierno de Dante.

Preguntas

-¿Cuál fue la principal ciudad de los Olmecas?

-¿Cuál era el nombre de la Madre Teresa de Calcuta?

Respuestas anteriores

-R: 18 meses tenía el calendario civil de los aztecas.

-R: En 1953 se inventó la vacuna contra la poliomielitis.

carlosdurongarcia@gmail.com