imagotipo

Reflexiones sobre la deuda municipal / Horizonte Económico / David Colmenares Páramo

  • David Colmenares

  • En memoria de mi hermano Alejandro, y por mucha vida para mi hermano Rogelio

La deuda municipal a diciembre de 2015 se acercaba ya a 50 mil millones de pesos, alrededor del 10 por ciento de la deuda total de Estados y municipios, que ya se acerca a los 550 mil millones.

De los dos mil 445 municipios, 25 concentran la mitad de la deuda de todos ellos, incluso en los ayuntamientos de pocos estados, alrededor de la mitad, en los municipios de cinco estados, así que no es un problema municipal, ni nacional como la propaganda ha hecho ver. Los más endeudados son los más grandes en población y con mayores ingresos de participaciones, con haciendas públicas más desarrolladas, la mayoría capitales económicas y políticas de sus estados, `por ejemplo Chilpancingo y Acapulco en Guerrero, Oaxaca de Juárez y un poquito Tuxtepec en Oaxaca, donde curiosamente tres quintas partes los debe el municipio capital, el resto en otros 51 de los 570 que tienen. Pero no pinta a nivel nacional, ya que la deuda de los municipios oaxaqueños, una cuarta parte del total del País, asciende apenas al 0.8 por ciento del total de la deuda municipal.

Reflejo de la desigualdad nacional y del casi nulo acceso de la mayoría de los municipios al crédito, como fuente de financiamiento. La desigualdad obliga a la verdadera disciplina financiera.

Parte de la deuda municipal no es deuda en sentido estricto, se trata de anticipos de algunos fondos de aportaciones como el Fais O el Fortamun, que se tienen que cubrir al terminar los periodos de Gobierno y se pagan, reteniendo Hacienda las ministraciones de los recursos de esos fondos, pero por supuesto que cuestan y pagan intereses. Es una forma de eficientar el uso de esos recursos, no está mal.

La deuda respaldada por el Fais y el Fafef en el caso estatal, están acotadas al periodo de la gestión municipal, es más, su último pago lo hacen un mes antes de que termine su gestión y esto es similar para todo el país, por lo que se puede considerar como un adelanto del fondo correspondiente, además, no queda un solo centavo de deuda para las siguientes administraciones estatales y municipales.

A las entidades federativas se les han adelantado participaciones, que se tienen que cubrir el mismo año en que se anticipan, por lo cual nunca aparecen como deuda, con un descuento parecido al de los fondos como el Fais, en cuyo caso lo hace Banobras, por eso se registran estos anticipos como deuda.

Ninguna entidad federativa o municipio puede respaldar la deuda con recursos federales, tengamos presente que las participaciones son recursos locales, es la contraprestación que reciben las entidades federativas, a cambio de dejar en suspenso su potestades tributarias más importantes, para que las administre el Gobierno federal, son transferencias en efectivo, de libre disposición, no son ya recursos federales, sino estatales y municipales, así lo dice la Ley de Coordinación Fiscal; ojo al ver la Ley de Disciplina Financiera.
brunodavidpau@yahoo.com.mx