imagotipo

Reflexiones sobre el avance de las reformas estructurales / Horizonte Económico / Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero

La semana pasada se hizo referencia al enorme reto que significa para la economía mexicana el año de 2016. Queda claro que el entorno internacional se mantendrá sombrío y que la economía interna aún no registra los efectos positivos que sin duda tendrán las Reformas Estructurales.

Lo que se quiere decir, por lo menos en la opinión del suscrito, es que a pesar de que la opinión ciudadana es de exigencia de resultados y de contrastar lo que fueron las expectativas, las promesas, con la realidad, y verdaderamente las distancias son enormes, es que el primer comentario se refiere a que la etapa más crítica en 2015 tocó fondo.

Ello quiere decir que podríamos tener expectativas de que el próximo año será el menos malo, hablando en términos económicos, de los últimos cuatro. El crecimiento económico registrará el mejor nivel  desde 2012 aclarando por supuesto que no se trata de esperar cifras enormes ni repuntes espectaculares.

Propiamente se  estará registrando u crecimiento económico estimamos entre un 2.5 por ciento y 3 por ciento, con un impacto favorable en materia de empleo, pero tampoco nada que pueda revertir en un solo año lo que se ha perdido en los últimos, pero algo es real, se estarán generando empleos que por pocos que sean sea una tendencia inversa a lo que observamos en el trienio anterior.

En otras palabras, podría tratarse del inicio de un proceso de recuperación, que venimos intentando desde el 2010, con avances reales entre ese y los años siguientes, pero las  acciones triunfalistas en cifras mayores al 5 por ciento anual que se plantearon al comenzar 2013, quedaron atrás.

El entorno internacional adverso, la ausencia de una estrategia  para la instrumentación de las Reformas Estructurales así como asuntos adicionales, lamentables pero reales, principalmente en materia política, que dieron lugar a que  el crecimiento promedio de los tres primeros años de la actual administración sea del orden de un 1.8 por ciento promedio.

Pero los problemas no se resuelven con lamentaciones lo que se requiere de inmediato es propiamente retomar el camino, por empírica que sea la forma ya será labor de la  administración siguiente trazar una estrategia sustentada para los años siguientes.

Pero ello no quiere decir que no se realice  de manera formal y cotidianamente en la práctica las acciones y formulación de las estrategias que lleven a la instrumentación de las denominadas Reformas.

Un ejemplo claro es el de la Reforma Hacendaria que para el 2016, procede a la aplicación del Presupuesto Base Cero; en materia energética comienzan a formalizarse compromisos de la denominada Ronda 1; y algo muy destacable es que en materia de electricidad la CFE se ha convertido en ejemplo de eficacia y eficiencia y es muy probable que para el 2018 se convierta por vez primera en una empresa con números negros, resaltando también el cumplimiento de que efectivamente las tarifas han registrado una disminución tanto en términos empresariales como domésticas.

Incluso la actuación de la CFE, será seguida con cierto cuidado más adelante en este espacio, pero retomando los avances en materia de las Reformas Estructurales, destaca también la de Telecomunicaciones, se tiene claro la proximidad de por lo menos un canal adicional de televisión. Sin triunfalismos pero reconociendo los avances.

Pero también es cierto la inquietud del estancamiento en otras Reformas relevantes para el proceso de la economía mexicana y es el caso de la Reforma del Campo y particularmente de la Reforma Financiera. Urgente su atención.

En el primer caso, se detuvo la agrupación de pequeños productores para los denominados agroclusters que significaban un avance relevante en la materia, además de otros componentes que tampoco han evolucionado.

Pero sin duda un tema de los más preocupantes es la Reforma Financiera que está totalmente estancada, su principal propuesta era más crédito y más barato y no se ha cumplido nada en ninguno de los componentes.
*estudioshacendarios.clm@hotmail.com