imagotipo

Renovar o cambiar / Espiral de Conductas / Norma L. de Payro

El alma cambia cuando el dolor avisa que el cambio ha llegado

(Norma Luna)

Einstein expresaba que las crisis son lo mejor que le puede suceder al ser humano para el cambio. Cuando este se visualiza, se da entrada al nuevo paradigma que desde el punto de vista psicológico, es la aceptación de ideas, pensamientos y creencias las cuales no serán analizadas hasta que se genere otro cambio. Estos se procesan bajo emociones de enojo, crisis, angustia, tristeza, depresión o alegría. Los cambios percibidos positivamente, no perciben la intensidad de las dificultades y los retos, hay una gran euforia y optimismo, todo se ve fantástico, hay un exceso de confianza. A medida que los cambios se producen, la percepción de euforia baja, hasta llegar a una conciencia cotidiana y tolerante, pueden empezar a dudar de su capacidad para llevarlo a un buen fin, si el cambio evoluciona bien, la gente lo empieza a ver factiblemente inyectando una energía que sobrepasa cualquier desconfianza en el espacio. El mundo tiene una diversidad de culturas, estilos y calidad de vida, constantemente bajo conductas nos invitan a cambios económicos, sociales y del medio ambiente. Atender cambios en seres humanos como niños, adolescentes y adultos es un gran reto para este planeta. Expertos en conducta, trasmiten que tener una motivación, contempla cambios físicos mentales y emocionales, sugieren a medida de lo posible planear y prepararse para cambios predecibles e inesperados, que se inicie de manera individual y se adquiera conocimiento de su propia naturaleza, como debilidades, fortalezas, aceptar su presente, hacer el tiempo su amigo, no su verdugo, creer en sí mismo, erradicar el “creo que dicen” o “parece que dicen” ayuda a tomar sus propias convicciones y averiguar qué es lo mejor para sí mismo. Cuando individualmente se crece se neutralizan entornos fríos, calculadores, de maldad y negativos, permitiendo que se genere un ambiente positivo de esperanza. Evadir o Ignorar palabras molestas, ayudan acercarse a estar en el entorno añorado. Cambiar es parte de la Naturaleza pero con conocimiento adquirido minimiza lo negativo. Osho, el conocido orador y místico de la India, dejo un legado de palabras sobre miedo al cambio entre ellas comparte: Es por eso que la gente, temerosa de meterse en situaciones que asustan, organiza una vida sin cambios. Todo permanece igual y la persona sigue una rutina muerta, totalmente olvidada de que la vida es un flujo. Permanece en una isla de su propia creación en la cual nada cambia. El mismo cuarto, las mismas fotografías, los mismos muebles, la misma casa, los mismos hábitos, las mismas pantuflas: todo igual. La misma marca de cigarrillos; incluso una marca diferente no te gustará. Entre esto, en medio de esta igualdad, uno se siente a gusto. Querido Lector ¿el cambio está en sus planes? es momento de reflexionar.