imagotipo

Repitiendo formas / René Arce Islas

  • René Arce

En artículos anteriores he escrito acerca de la separación entre los partidos políticos y la ciudadanía, originada a partir de las decisiones y acciones de los partidos políticos en contra de los intereses sociales. El problema de dicha desvinculación genera poner en tela de duda nuestra democracia y su funcionalidad para el ciudadano.

También he sido crítico de cómo el Partido Revolucionario Institucional se ha mostrado sistemático en la protección de sus actores políticos, sin tener disposición a actuar legalmente, y aun peor, sin que exista una voz crítica dentro del priísmo que manifieste la inconformidad ante el trato que se les da a personajes públicos que son cuestionados, con evidencias.

Casos como el de Humberto Moreira, del cual han sido publicados diversos artículos internacionales manifestando la intervención de su partido en el Gobierno, para que evitara un juicio en España; o el de Javier Duarte, gobernador de Veracruz, al cual la bancada priísta en la Cámara de Diputados lo protegió para evitar su juicio político; o el de tantos otros actores políticos del pasado que han podido actuar con total impunidad durante su estancia en los cargos de elección popular, y que acabando sus periodos han podido marcharse en paz, más allá de lo realizado.

En el PRD no podemos seguir esa misma lógica, el actuar de la forma que criticamos nos hace perder uno de nuestros rasgos de diferenciación con el PRI. En sus inicios en el PRD se podía cuestionar por temas de conflictos de intereses incluso a presidentes nacionales del propio partido. Con el paso de los años, el proteccionismo a miembros del partido quienes han sido acusados de diversas actividades durante sus gestiones, ha generado un descontento en la ciudadanía en general, pero sobre todo en varios quienes en un inicio en el partido veían algo diferente a lo que ofrecían los existentes, esos ciudadanos que abanderaron nuestras causas y nos acompañaron en la construcción del partido, hoy nos están dando la espalda.

El caso de la secretaria de Medio Ambiente en la Ciudad de México, es otro caso en el cual el partido se está desdibujando ante la ciudadanía con tal de proteger a un personaje político. La secretaria ha sido objeto de estar en el marco de las discusiones relacionadas, sobre todo, con las obras de infraestructura que se están llevando a cabo en la Ciudad de México. Ante el continuo aval para reemplazar áreas verdes por concreto por parte de la secretaria Tanya Müller, ha generado una reacción social genuina, en la mayoría de los casos, de personas que buscan apoyar a la preservación de áreas verdes dentro de nuestra capital.

Sin embargo, la negativa de nuestros diputados locales a comparecer por sus acciones, que han llegado incluso a primeras planas de importantes diarios de circulación nacional, hacen que nos empecemos a cuestionar acerca del actuar que como partido debemos de dar. El diálogo es una de las herramientas más importantes en una democracia, que cada parte interesada en un tema tenga la capacidad de exponer sus argumentos; pero que en este tema no se conciba ni siquiera esa opción, sino que se maneje un resguardo a la persona mediante una comparecencia en comisiones, en lugar que fuera en el pleno; hace que deje muchas dudas a la ciudadanía.

Nosotros, como partido, debemos dar cara de nuestra toma de decisiones ante la sociedad. La transparencia en nuestro actuar es algo que debe marcar la diferencia de aquellos que criticamos. Pero si en lugar de hacer público y justificar nuestras acciones, intentamos encubrir a los servidores públicos que son cuestionados, no podemos esperar despertar simpatías entre el electorado. Hago un llamado a los diputados locales a abrir la discusión acerca de la secretaria Tanya Müller, que todos sean libres de plantear los argumentos acerca de sus tomas de decisiones durante su gestión, siempre en el marco del respeto y de buscar lo mejor para nuestra Ciudad de México.
Mail: renearcecirigo@gmail.com

FB: René Arce

Web: renearce.com

Tw: @renearcemx