imagotipo

Resultados preliminares y 2018

  • Marco Baños

El Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) representa, desde las elecciones federales de 1994, una fuente de información clave para la certeza y transparencia de los votos que se emiten en nuestro país durante la jornada comicial. Se trata de un instrumento que permite seguir,casi en tiempo real, los resultados de la votación tal y como van integrándose en miles de casillas a partir de lo que dicen las actas llenadas a mano con el concentrado que suma la voluntad expresada en cada boleta depositada en las urnas.

Es el único mecanismo no estadístico disponible cuando se cierran las casillas, el más completo en datos para saber el comportamiento de los sufragios las horas y días posteriores a la elección, y aunque sus cifras no son definitivas, atajan la incertidumbre, evitan depender de autoproclamaciones de triunfo o estimaciones estadísticas privadas (encuestas de salida muchas veces contradictorias) o las elaboradas por la propia autoridad electoral, como el conteo rápido, donde los rangos o estimación de quién tuvo más o menos votos son más veloces y con alto grado de precisión, pero no son censales, no permiten un detalle que sí da el PREP.

A lo largo de 23 años, los datos PREP constituyen un ingrediente fundamental de confianza, de vigilancia abierta a cualquiera. Dan certeza a la ciudadanía ahora también con digitalización de las actas con las que es posible verificar directamente si lo que se capturó coincide con lo que se escribió a mano en cada casilla con el aval de representantes de los propios partidos.

Este modelo es asimétrico en el país y la dimensión nacional que ahora tiene el INE vuelve necesario promover las mejores prácticas, homologaciónde esquemas que garanticen solvencia y aplicación de PREP’s en todas las elecciones locales.

En los últimos tres años, con excepciones en entidades como Morelos; Sinaloa, la Ciudad de México (2016), además de Nayarit y Veracruz (2017), los institutos electorales locales se han encargado de sus respectivos PREP’s, con diferentes sistemas y variantes en sus reglas de contabilidad, presentaciones distintas en las pantallas disponibles a la población vía internet.

Este es un tema crucial para el INE de cara a 2018 porque la organización de las elecciones federales coincide con 30 locales, lo que representa la instalación de al menos 155 mil casillas que deberán contar con un millón 400 mil ciudadanos como funcionarios de casillas únicas que reciban voto local y federal.

En elecciones pasadas, la autoridad electoral nacional emitió las reglas de operación, de implementación del PREP en el ámbito local, manuales, materiales de apoyo para realizar simulacros, capacitación y respaldo tecnológico.

El INE, frente a elecciones simultáneas, requiere consolidar un esquema de supervisión y acompañamiento, ser corresponsable en la instrumentación PREP’s locales que tengan una base de funcionamiento homologada a mejores prácticas, con presentación y difusión de la información oportuna, bases técnicas y científicas que han dado buenos resultados.

Las instituciones electorales se han edificado a partir de rutinas técnicas especializadas, dientes para el arbitraje y garantías de confianza que no parten de la fe o de cheques en blanco. Uno de esos candados que no pueden tener falla es el PREP y por eso hay que sumar esfuerzos en la primer jornada de votación que involucra cargos locales de 30 entidades el mismo día que se definirán los cargos federales, la presidencia de la República.

* Consejero del INE

@MarcoBanos