imagotipo

Retos de México y el Nuevo Modelo Educativo

  • Xochitl Lagarda Burton

imp-ip

Yo no enseño a mis alumnos, solo les proporciono las condiciones  en las que puedan aprender.

Albert Einstein (1879-1955)

  • Mtra. Xóchitl Lagarde Burton
  • Retos de México y el Nuevo Modelo Educativo

Se ha presentado el nuevo modelo educativo para la educación básica que entrará en práctica a partir del ciclo escolar 2017-2018.  En el documento “los fines de la educación”, se plantean las características del ciudadano que se pretende formar a través de la educación para el México del siglo XXI.

Las habilidades, competencias y actitudes centrales que el modelo busca desarrollar son: lenguaje y comunicación, uso de tecnologías, pensamiento crítico, lógica matemática, relación con el mundo natural y social, y el papel del arte y la cultura en la formación de los estudiantes. Estas características coinciden con las que la Unesco afirma deben tener los seres humanos del siglo XXI.

Sin embargo, la cita de Einstein que enuncio al principio indica que es necesario proporcionarle al estudiante las condiciones propicias para el aprendizaje. Es válido preguntarse entonces: ¿Qué condiciones son propicias para que la reforma educativa tenga éxito?, en otras palabras, ¿Cuáles son los retos que nos plantea el nuevo modelo educativo? He aquí algunos.

Con respecto a los estudiantes: vencer la apatía en que algunos han caído por vicios del sistema. Los alumnos saben que con esfuerzos mínimos pasarán el año de “panzazo” y eso los conforma. Uno de los retos es lograr que los alumnos encuentren motivación para aprender, que desarrollen con gusto las actividades y que sean capaces de avanzar en la consolidación de esas destrezas necesarias para el siglo XXI.

Con relación a los maestros, tenemos que estos tienen el reto de asumir el perfil del maestro del siglo XXI. Deben pensar en la reforma como la oportunidad de empujar nuevos cambios. Para que esta reforma funcione el maestro debe sumarse con convicción al esfuerzo propuesto, crear una cultura escolar que permee todas las aulas y tenga reflejo en el crecimiento integral del alumno.

Dados los malos resultados de los estudiantes en las pruebas internacionales, la reforma educativa es un imperativo para México. Sin embargo, para que esta tenga éxito, se requiere que haya mucho más que una reforma y una política pública. Debe trabajarse con sumo cuidado desde los tramos formativos iniciales, acompañando de una capacitación seria y transversal a todo el personal docente, a los directivos y al personal de apoyo.

El reto de la capacitación debe ir más allá de los cursos en cascada. La capacitación debe adicionarse de un verdadero acompañamiento áulico del docente, por parte de directivos y supervisores. Se trata de sistematizar las prácticas didácticas, darles apoyo y modelaje. Para ello, aparte de los cursos, se ocupa un seguimiento puntual en las aulas, asesoría in situ, acompañamiento del cuerpo directivo y pedagógico de la escuela.

Por otra parte, se requiere contar con apoyo de las autoridades sindicales y que el maestro no se sienta amenazado, que entienda que implementar un nuevo modelo obliga a modificar patrones de enseñanza no apropiados, que la observación en el aula y la retroalimentación objetiva y constructora son necesarias, que no es hostigamiento laboral sino trabajo colaborativo para el mejoramiento de la práctica educativa.

El nuevo modelo demanda que los futuros docentes conozcan diversas teorías de cómo se desarrollan las conocimientos y habilidades que propone la reforma educativa. Esto implica otro reto: hacer cambios significativos en las currículas de escuelas formadoras de docentes. Ser un maestro del siglo XXI es un desafío, una filosofía de vida y un honor.

La sociedad civil y  los empresarios en particular tenemos claro que la colúmna vertebral del sistema educativo son los maestros por lo mismo  reconocemos su labor.  Estamos plenamente convencidos que  México puede cambiar si  cambia su educación y si tenemos a los mejores maestros frente al aula.

¿Eres maestro? ¿Aceptas el reto de cambiar a México? cuenta con nosotros.