imagotipo

Roberto Peña Guerrero, un serio aspirante | Acontecer político | José Luis Camacho Vargas

  • José Luis Camacho

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) es la institución de educación superior más importante de Iberoamérica. Así lo confirman los rankings y certificaciones realizadas a sus 85 facultades, escuelas, centros e institutos de investigación. Si bien tiene su origen en el siglo XVI, formalmente se fundó hace 107 años y hoy en día es la institución que genera la mayor parte de la investigación científica en el país y es el semillero de destacados y comprometidos mexicanos en diversos campos.

En el contexto de la renovación de numerosas direcciones de facultades, el rector de la UNAM, doctor Enrique Graue Wiechers, por medio del secretario general, Leonardo Lomelí Vanegas, dio a conocer los nombres de los tres candidatos de entre quienes la Junta de Gobierno elegirá al próximo director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS). Se trata de personajes muy destacados de la vida académica, como lo son la doctora María Angélica Cuéllar Vázquez, doctor Rafael Cuauhtémoc Reséndiz Rodríguez y doctor Roberto Peña Guerrero.

Se trata de una facultad de gran relevancia para el país, pues es resultado de las transformaciones sociales, económicas y políticas suscitadas desde los caóticos años cuarenta que inevitablemente reordenaron nuestro mundo, haciéndose evidente la necesidad de desarrollar más ampliamente el estudio de las ciencias sociales.

Con esta intención, en 1949 la Unesco convocó a los Estados miembros a participar, representado por una institución universitaria, a una conferencia sobre ciencias políticas. En representación de México asistió el entonces director del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, Lucio Mendieta y Núñez.

Resultado de dicha conferencia y siendo rector de la UNAM el doctor Luis Garrido, el Consejo Universitario aprobó por unanimidad el 3 de mayo de 1951 la creación de la Escuela Nacional de Ciencias Políticas y Sociales (ENCPyS) cuya primera sede se establecería en la céntrica calle de Miguel Schultz #24, en el Barrio de San Rafael de la capital del país.

Esta escuela fue evolucionando académicamente tal y como lo hacía nuestro país. Así, el 26 de enero de 1968 la ENCPyS se convirtió en Facultad, siendo a partir de entonces la vanguardia de esta disciplina en todo el país.

Con cinco licenciaturas, seis maestrías y dos doctorados, la Facultad ofrece una muy amplia y completa gama de opciones para un acercamiento integral a la cambiante y compleja arista socio-político del mundo.

De ahí la relevancia del académico que encabece sus trabajos durante los siguientes cuatros años. En ese sentido existen manifestaciones de apoyo a favor del aspirante con formación universitaria, sólida preparación académica y reconocida sensibilidad política, como lo es Roberto Peña Guerrero, quien es licenciado y maestro por la UNAM y doctor por una prestigiosa universidad europea. En la FCPyS ha sido coordinador del Centro de Relaciones Internacionales, secretario general y actualmente Jefe de la División de Estudios de Posgrado.

Durante su encomienda como secretario general, Roberto Peña Guerrero dejó un grato sabor de boca gracias a su capacidad para escuchar y buscar soluciones ante los diversos retos que enfrenta la comunidad, además de destacar como un profesor de intachable mérito académico.

Por ello, es previsible que los miembros de la Junta de Gobierno decidan por la mejor opción para encabezar los trabajos de la comunidad de ciencias políticas durante los siguientes cuatro años, como lo es Roberto Peña Guerrero.

camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov