imagotipo

Satiricosas

  • Manu Dornbierer

  • Manu Dornbierer
  • Impeach Trump, The Sooner The Better

El reconocido Noam Chomsky advirtió que el Partido Republicano se ha convertido “en la organización más peligrosa en la historia mundial” debido a la negación del presidente Donald Trump a reconocer el cambio climático, según publicó el diario The Independent. Tras la victoria de Trump, Chomsky afirmó que parece que los humanos han planeado contestar “la pregunta más importante de su historia, al acelerar la carrera hacia el desastre”. “Esta frase parece extravagante, incluso atroz. ¿Pero lo es? Los hechos dicen otra cosa. El partido está dedicado a correr lo más rápido posible hacia la destrucción de la vida humana”.
DAÑA TRUMP AL MUNDO

La solución para que el mundo se quitara de encima a Trump sería la destitución o impeachment  por “traición, soborno u otros delitos graves y faltas” y solo dos enfrentaron el procedimiento, Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, y ambos fueron absueltos. El mismo proceso iniciado contra Richard Nixon en febrero de 1974 terminó con su dimisión voluntaria. Sin embargo, para lograrlo dicen especialistas algunos británicos y otros gringos como el profesor de ciencias políticas del Instituto de Tecnología Rose-Hulman Terrence Casey, subrayan que tendría que ser por delitos penales y con un Congreso contrario al presidente.  “En el caso de Trump habría que convencer al Congreso republicano de iniciar el ‘impeachment’ contra un presidente republicano, lo que podría fracasar si aún tuviera apoyo público “como le pasó a Clinton” y podría tener éxito si no tuviera ese apoyo, como en el caso de la dimisión de Nixon”, opina Casey.
¿Y SI FUERA POR INCAPACIDAD INTELECTUAL?

Muchos terrícolas estamos horrorizados por lo limitado del pensamiento autoritario, simplón y obsoleto del presidente de Estados Unidos.

“Leer a Trump en francés revela la poca calidad de su lenguaje y, en consecuencia, de su pensamiento, piensa la traductora profesional Bérengère Viennot, quien se dedica a traducir del inglés al francés las palabras de los miembros de la clase política estadunidense: “Trump no es fácil de traducir, en primer lugar, porque la mayoría del tiempo, cuando habla, parece no saber muy bien a dónde se dirige”, explica a Los Angeles Review of Books, la  especialista, quien también traducía los discursos de Barack Obama, durante su recién concluido mandato.

“Traducir a Obama fue un regocijo intelectual. Su pensamiento era claro y su vocabulario era lo suficientemente rico como para permitirme escribir hermosas oraciones que podían variar muy sutilmente según el tono de su discurso”.

Para la traductora, traducir estriba en trasladar el sentido de un discurso de un grupo de lectores a otro y asegurarse de que tus lectores experimenten lo mismo que los lectores del texto original. El traductor debe entonces transportar el sentido exacto de una frase al tiempo que elige las palabras para que el texto sea lo más inteligible posible.

“El caso de Trump supone un reto mayúsculo entonces. ¿Qué debo hacer?”, pregunta Viennot. “¿Traducir a Trump literalmente y dejar que los lectores franceses lidien con el resultado?” o “mantener el contenido, pero suavizar el estilo, para que sea más inteligible, lo que llevaría a quienes no leen en inglés a creer que Trump es un político como cualquier otro, que habla con propiedad, lo cual obviamente no es cierto”.Una vez que hayas entendido su punto, aún debes expresarlo en tu propio idioma. Y cuando terminas te das cuenta de que has escrito algo muy desagradable para que otras personas lo lean. El vocabulario de Trump es limitado, su sintaxis está fracturada; repite las mismas frases una y otra vez, lo que obliga al traductor a hacer lo mismo”.

A la pregunta sobre si además de las similitudes ideológicas, ella veía algún parecido entre el lenguaje de Trump y el del político nacionalista francés Jean-Marie Le Pen, Viennot respondió que el ex líder del Frente Nacionalista francés es un gran orador. “Está bien educado y sabe cómo dirigirse a una multitud. Trump da la impresión de estar repitiendo lo que leyó en Internet el día anterior”. En un ensayo publicado por Slate Francia, Bérengère Viennot afirma que el vocabulario de Trump refleja un pensamiento estrecho. “El hecho de que el líder de la mayor potencia occidental utilice una retórica simplista, pobre y sin ninguna sofisticación es bastante alarmante”. A partir de la traducción de sus discursos, Viennot ha llegado a la conclusión rotunda sobre el nuevo presidente de Estados Unidos: “No es un ideólogo; es un oportunista”.

A su vez, traductores japoneses también enfrentan un reto estructural al trasladar el discurso de Trump. En una entrevista para The Washington Post, el traductor Agness Kaku, quien ha traducido a muchos políticos estadunidenses para diversos medios japoneses, dijo que el idioma inglés es una lengua en la que predomina el sujeto de la acción, es decir, quién es el actor principal del discurso. Mientras que para el idioma japonés lo importante es definir con precisión cuál es el tema del discurso. En el caso de Trump es muy sencillo identificar el sujeto, refiere Kaku. “El discurso es sobre él o sobre su enemigo”. Pero es muy difícil saber cuál es el tema. “Simplemente se desvía”, explica el traductor. (Información del artículo de rodrigo.riquelme@eleconomista.mx)
“PARA INSULTAR CON PROPIEDAD”

Resulta que según la experta lingüista francesa, el planeta Tierra está en manos de un inculto oportunista, de cerebro reducido, por no decir “pendejo”, palabra mexicana que no debo ni siquiera sugerir dado el alto cargo del que el  solemne conductor de radio Oscar Mario Beteta llama  “peluca anaranjada”.

Pero, a propósito del lenguaje y del derecho a la libre expresión, tan respetado en México como en EU, aviso  que en la pasada Navidad mi nieta me regaló un útil libro que se llama “Para insultar con propiedad” y como todos los mexicanos en este momento nos morimos por hacerlo, traté de encontrar algunos adjetivos, emparentados con nuestro mexicano y querido epíteto, para ayudar a los lectores de Satiricosas a desfogar su justa rabia con elegancia. He aquí algunos de los que por orden alfabético plasmó en su libro la lingüista mexicana de la UNAM  y directora de “Algarabía”, Ma. del Pilar Montes de Oca Sicilia.

– “Anonador”, se le llama a una persona que no sabe discutir.

– “Atufado”, enfadado, enojado, ¿será por los Mexican cuernos?

– “Bolsa”, persona imbécil, lerda o poco generosa (tiene otras interpretaciones como “flojo”, pero el individuo parece no serlo) .

– “Chiquibaile”, significa “ladrón” ¿Le quedará? La verdad la deben saber sus numerosas mujeres y sumisas al dinero.

– “Descerrajado, “de perversa vida y mala naturaleza” (en lo personal es el que escojo, pero se puede compartir)

– “Deyecto”, significa “persona vil y despreciable.

– “Incróspido”¿Qué les parece esta esdrújula para una persona descentrada?

-“Rayente”, persona fastidiosa.

– “Quera”,  hombre pesado y molesto, persona fastidiosa.

– Venático (maniático o loco) ¿será?

– Zafio (grosero, falto de tacto, tosco).

– ¡Zorimbo , que significa  pen …, digo, “tonto” .

Y aún hay más en el libro de Editorial Algarabía. Leerán en la cuarta de forros que según Schopenhauer aprender a insultar es un arte. El último recurso cuando la argumentación ha fracasado. Podrán emitir uno o varios de estos epítetos, sobre todo cuando el incipiente presidente de Estados Unidos de América -no de TODA AMÉRICA, a ver si ya se buscan un nombre por favor- enseña su firma que revela al minihitler que es, según algunos grafólogos. Pobres gringos, todo porque el Partido Demócrata no tuvo la honestidad de postular como su candidato al mejor, Bernie Sanders  que enardeció a los jóvenes y a todos los conocedores de los Clinton.

 

EN MÉXICO

Aunque sepamos que nuestros gobiernos, uno tras otro han provocado el actual descrédito nacional, la mala onda de Trump nos va fortalecer. El que no se une es el espurio Calderón que además de imponer a su Margarita ABC, se pone a dar clases de como tratar a los gringos, con Ciro Gómez. Él pagó a Bush su apoyo al fraude electoral de 2006 mediante ruinosa narcoguerra con saldo de 100 mil muertos (mexicanos y latinoamericanos) y empezó a levantar un muro en el río Suchiate según quejas de Guatemala, para evitar el ingreso a USA. Y al final regaló al FMI 10 mil millones de dólares de las Reservas de México. ¿Y no lo han enjuiciado?

Peña Nieto ¡por fin! tuvo una actitud congruente para crear la indispensable unidad ¡hasta de López Obrador!  ¡Mexicanos al grito de Guerra… económica y otras factibles! A ver si le gusta a tantas empresas gringas a las que les vendieron todo, no solo nuestros gobiernos sino nuestros ricotes, que les apliquen aquí las amenazas de Trump. Ya basta de colonización y de que se lleven el  dinero de los mexicanos pobres ¿o no Walmart?

En lo inmediato un llamado de género: Hay que boicotear el desfile de ganado femenino en el concurso de Miss Universo. Y negra y tenebrosa al canal de TV nacional que en este preciso momento muestre su apoyo a ese degradante negocio de proxenetas, con el que lucra el fino clan Trump.
librosdemanu@gmail.com