imagotipo

Satiricosas

  • Manu Dornbierer

  • Manu Dornbierer
  • Trump ¡otra vez lo mismo!

En 2006, recién instalado en Los Pinos, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, presidente espurio de México (2006-2012), visitó a George W. Bush, para ponerse a sus órdenes y agradecer el apoyo a su fraude electoral y consecuente “triunfo” que se debió a los gringos y a los mexicanos más derechistas. ¿Qué no recuerdan? A ver si les revive la memoria, compatriotas, con esta foto de la manifiesta admiración del pobrecito de Calderón al que hoy Cuba le niega acceso a su territorio, por ese otro sinvergüenza republicano al que le debemos el desbarajuste mundial desde su asalto a Iraq y consecuente destrucción.

Al presidente espurio Felipe Calderón se le caía la baba por su Mouriño, claro, pero también por Bush, como se ve en esta imagen. Muchas otras ilustran esa debilidad que no podía esconder. Posiblemente en los periódicos mexicanos no se publicaban tantas fotos probatorias, pero sí en el extranjero como se puede comprobar en Internet. Hay muchas a cual más elocuentes.

HABLEMOS DE MUROS Y MIGRANTES

Trump no inventa nada. No es el único obsesionado contra los inmigrantes. ”El muro” es obra ya existente de los Bush, que empezó el viejo hace mucho, kilómetros de muro divisorio entre nuestro país y el suyo, tras invitar a platicar con él al nuevo presidente de mexicano, quien fue a recibir órdenes a Washington como cualquier lacayo. Algunas viejas notas periódísticas parecen redactadas hoy, por ejemplo:

Agencias.- WASHINGTON.- El presidente estadunidense, George W. Bush, y su homólogo electo mexicano, Felipe Calderón, se han comprometido a trabajar juntos para lograr una solución integral que ponga freno a la inmigración ilegal desde México hacia EU. Tras la reunión en el Despacho Oval, ambos mandatarios han evitado hacer público su desacuerdo sobre el plan estadunidense de construir un muro fronterizo para frenar el flujo migratorio desde México. Calderón, que llegó este miércoles a EU para su primera visita oficial al país, de dos días de duración, había expresado antes del viaje su malestar por la ley que firmó Bush y que autoriza la construcción de un doble muro de más de 1.126 kilómetros en varios tramos de la frontera común. (… )

Calderón, que asumirá la presidencia el próximo 1º de diciembre (2006) ha recalcado que no ha viajado a EU para pedir que Washington solucione los problemas de México, sino a buscar “una visión común” para hacer frente a los retos que afrontan ambos países. El presidente electo de México también ha mantenido encuentros con la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, con líderes del Congreso y los responsables de organizaciones multilaterales, así como con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza. Cada año, miles de mexicanos arriesgan sus vidas tratando de cruzar la frontera de tres mil 200 kilómetros, en busca de empleos que les permitan escapar de la pobreza. Según Eurasia Group, EU debería ayudar a crear unos 500 mil nuevos empleos por año en México para frenar la inmigración ilegal.

Como vemos en el pie de foto de la AP en 2006, entonces como hoy como y siempre, los gringos quieren que México les resuelva el problema de los inmigrantes de América Latina – y de otros continentes e islas- que pretenden ir a su paraíso y encaramarse al “sueño americano” (hoy convertido en pesadilla) a través de nuestro territorio nacional. Poco les faltó, pero no las ganas, para levantar un muro en la frontera con Guatemala…

Por ahí, cuando Hillary destrozó a Honduras, porque el presidente Zelaya era de izquierda, subirían miles de niños solos víctimas de la miseria en que sumió a su país. Por ahí pasarían hasta llegar al norte, los pobres y famosos 72 hondureños asesinados arteramente para vergüenza de México en San Fernando por los Z ¿a las órdenes de quién? Y no hablemos de nuestras víctimas, aunque en el norte las madres no olvidan…

Al principio era: Tú, México, primer patio trasero, detenme la inmigración. Luego en 2008 se les ocurrió “Un plan México” para incluir el tráfico de droga, como ya tenían un “Plan Colombia” desde hacía mucho, pero le llamaron “Iniciativa Mérida” y ampliaron sus miras al crimen organizado. Invirtieron “… 2.3 mil millones de USD de fondos asignados por el Congreso de Estados Unidos y entregaron 1.6 mil millones de USD en equipo y entrenamiento “. Se convirtió así en “La Guerra Gringa” de Calderón que dejó 100 mil muertos grosso modo, entre desconocidos, latinoamericanos, inocentes y narcos auténticos.

¿Y cuánto se invirtió en US territory para frenar el inmenso consumo? ¡MISTERIO! Como hace cien años: Los gringos no hablan de sus consumidores (son votos), solo de los vendedores malvados extranjeros que los envician a los inocentes. Habría que saber lo que recibió Calderón por tan “digna operación” en territorio nacional para proteger a los consumidores del otro lado del Río Bravo, el mayor mercado de drogas del mundo;

“Estados Unidos no solamente es el mayor consumidor de drogas (duras) en el mundo sino también se ha convertido en uno de los mayores productores de marihuana al alcanzar las 10 mil toneladas métricas anuales y cuyas utilidades son mayores que la de alimentos como el maíz y la soya. La mayoría de esta droga es sembrada en los parques nacionales como el bosque californiano de Secuoyas donde según Brent Word, supervisor de la Oficina de Narcóticos del Departamento de Justicia de ese Estado, traficantes mexicanos y estadounidenses emplean guardias armados y tendidos de cables que detectan cualquier intruso para proteger parcelas con miles de plantas, capaces de producir hasta 30 toneladas al año.- El Bosque Nacional de Secuoyas en el centro de California contiene un mosaico de plantaciones escondidas a lo largo de arroyos y cañadas, lejos de los senderos de excursionistas. Lo mismo ocurre en otros parques, entre ellos el Yosemite y en Apalachia… (Hedelberto López Blanch).

Así que es necesario que se calme Adolf Trump. Y que recuerde la frase del presidente de México Porfirio Díaz: POBRE MÉXICO, TAN LEJOS DE DIOS Y TAN CERCA DE ESTADOS UNIDOS. Trump es sobre todo un narcisista zafado que ignora o pretende ignorar la verdad, pero tiene detrás o adelante, a guisa de “Eminencia gris” al desaliñado y venenoso derechista y racista, etc., Steve Bannon, asesor de Madame Le Pen… ni más ni menos.

¿Aceptaremos los terrícolas la nueva versión anglosajona de la Inquisición?
librosdemanu@gmail.com