imagotipo

Satiricosas

  • Manu Dornbierer

Acapulco agobiado

No es momento de frivolidad,  pero el perredista gobierno  municipal de Acapulco, no parece darse cuenta. Al cabo está bajo el ala paternal del gobierno estatal  y éste del federal, priistas ambos, aunque Beatriz Mojica, 2ª en el escalafón del PRD nacional después de Agustín  Basave (que no sabe si viene o va) recientemente acusó al gobernador priista Astudillo de incompetencia. Debería hacer lo mismo con su propia gente.

Pero los funcionarios acapulqueños por lo pronto se dedican a paladear sin mayor problema su poder y el dinero que ya les soltó la Federación , se supone que  para mejorar la situación de la gente, para pagar lo que deben, e invertir lo  máximo en  necesidades urgentes y no  para pasear y para botarlo.

Pero tenían prisa de destruir lo que el anterior gobierno de otro  partido había hecho. Se apresuraron a desbaratar la Costera que estaba muy bien apenas había sido  reestructurada. Platiqué con los obreros encargados de destruir a  marrazos, una  parada de autobuses con banca y techo en la Costera , en perfectas condiciones. Ellos  mismos estaban furiosos con órden tan estúpida y cara. Hoy  ya  no hay parada”. Toda la Costera está de nuevo destruída naturalmene para ganar $ con la  nueva ¿Esto  le compete al Gobierno estatal? De ser así , el gobierno municipal de otro  partido debió oponerse  y  pedir que se emplearan esos fondos en algo verdaderamente útil 

En suma para brindara la población del puerto una vida menos difícil. Pero su visión es otra : Se van a Miami a buscar turistas que nos hagan el favor de venir a Acapulco

La ciudadanía que eligió al gobierno municipal no obstante el evidente deterioro nacional del PRD , hoy está muy dañada por la debilidad, indiferencia o de plano incapacidad de echar a andar al municipio después del cambio de Gobierno en ¡septiembre 2015 ! Lo que hace para tapar su vacío de acción en ciertas áreas  es acusar al anterior Gobierno de  querer desacreditarlo. ¡Suena tan familiar el numerito!

Los tontos que invertimos en Aca

Los que hemos invertido en Acapulco _ en mi caso en el importante  renglón SALUD, mediante la instalación en 2009  de una excelente cámara hiperbárica de cinco plazas en Costa Azul y hemos hecho un convenio con el ayuntamiento para que tenga acceso a ella la población de pocos recursos, no merecemos ni una explicación de los funcionarios para decirnos por qué NO nos pagan los servicios que  nos contrataron. Hace meses que afronto todos los gastos para los pacientes acapulqueños que requieren tratamiento hiperbárico urgente, y el  médico a su vez  proporciona de  momento su trabajo sin cobrar .

El tratamiento es indispensable, por ejemplo en casos de pie de diabético, para que  no  mutilen en el  Seguro o en otros hospitales a los que tienen ese padecimiento. Está todo documentado , pero aunque el presidente  municipal “da órden de pagar” la atención brindada, digamos a sus “súbditos”, hay siempre algún burócrata que incumple la orden, y se juntan meses SIN PAGO ALGUNO, por lo que me es imposible seguirlos financiando y  me veo en la necesidad  de suspender SU servicio.

_ Que cargue con la responsabilidad de esta forzada detención de tratamientos el  director municipal de salud Dr. Eger Gálvez.

_ Solicito también la atención al respecto del presidente de la Comisión de Salud del Congreso local, el también perredista Raymundo García Gutiérrez

Cuando el gobierno municipal pague lo que debe y nosotros las deudas contraídas , se reabrirá para los pacientes a su cargo la Cámara Hiperbárica.

Acapulco o fuenteovejuna

Hace años el alcalde y almirante Alfonso Argudín, decía que Acapulco era ingobernable porque todo mundo mete mano en este destino turístico de fama mundial (entonces buena fama) y que muchos funcionarios sacaban raja de Acapulco”. El almirante Argudín fue el que me dio aviso en 1981 de que el presidente López Portillo y el gobernador Rubén Figueroa Figueroa estaban a punto de vender la Base naval de Icacos a los japoneses (ver mi libro “Such is Life in the Tropics, Vida en Acapulco, Sello Editorial Libros del Sol).

Por lo visto sigue siendo lo mismo. Aquí sí existe una excesiva división de poderes”, pero  solo para que no se pueda exigir responsabilidad a nadie. ¡Fuenteovejuna! La  situación del puerto no podrá revertirse con semejante impunidad.

Y la violencia empeora y naturalmente no está  dentro de las obligaciones municipales enfrentarla, dicen. La vida o la muerte de los habitantes del puerto  depende de otros. Elementos federales y estatales, no los municipales que eligieron para gobernarlos. Qué cómodas autoridades las mexicanas que tan legalmente se avientan la bolita unas a otras para que persista la impunidad que está matando al país. Con responsabilidad tan fragmentada, nadie tiene la culpa de nada. Sólo las víctimas.

En recuerdo de marco

A este respecto, reproduzco un párrafo del valiente artículo de un excelente periodista- investigador, José Antonio Rivera Rosales, en su columna BAJO FUEGO, El Enemigo en casa, que da cuenta del horrible asesinato de tres jóvenes en la Playa de Icacos, a pocos metros de la Base Naval. Lo  publicaré completo en  mi  blog y en FACE Espero que lo lean las autoridades mencionadas más arriba y sobre todo los miembros  de las tres Fuerzas Armadas que “defienden” a Acapulco: La Marina , El Ejército y la Gendarmería, aunque no estaría mal que le echara un vistazo  el secretario de Gobernación que con frecuencia visita esta hermosísima bahía.

“…. Lo importante aquí es que estos mercenarios -ya no se trata de simples sicarios que matan civiles por dinero- están ya en Acapulco para hacer su labor de “limpieza”, aliados con uno u otro grupo delincuencial. Su primera labor fue la ejecución limpia de tres trabajadores el 14 de mayo en la Playa Icacos, al mediodía, delante de propios y extraños, trabajadores a quienes asesinaron de un tiro en la cabeza cada uno a relativa distancia.

Los homicidas eran hombres de mediana edad, de tez blanca, bien vestidos, joyas e inclusive a uno de ellos se le vio portar un reloj con vestidura dorada. Operaron con absoluta sangre fría y se retiraron del lugar sin prisa alguna. Son, indudablemente, hombres entrenados en el manejo eficiente de armas de fuego. Este es el nuevo tipo de sicarios que ya están en el puerto….”

Marco fue  un joven jardinero de 24 años, al que quisimos todos los que lo conocimos.

Manudornbierer.blogspot.mx     

librosdemanu@gmail.com