imagotipo

Satiricosas / Manu Dornbierer

  • Manu Dornbierer

El PRI tiene muchos defectos, pero hasta el momento ninguna de las esposas de los expresidentes de ese partido ha tenido la desfachatez de postularse para suceder al marido en la Presidencia. En cambio fue y es el caso de las mujeres de los dos únicos y nefastos presidentes panistas.

Muchos recordamos los abusos de Martha Sahagún, que según algunos “ejerció” la Presidencia entre 2000 y 2006 en este país de machos. De cualquier manera, hizo daño directo a particulares a los que literalmente extorsionó desde que usurpó el poder de su marido, exigiéndoles sin mayor explicación grandes sumas para un cuento que llamó “Vamos México”. A Rami Shwartz le hizo gastar dinerales para defender su sitio mexico.com, que ella quería para su programa citado; por cierto, JAMÁS auditado ¿Y qué decir de Pepe Gutiérrez Vivó, al que literalmente arruinó esta enjoyada mujercita por haber tenido la osadía de entrevistar en su programa, el más escuchado del país, al entonces jefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador?

Desde Estados Unidos en “Hablando Claro”, Rubén Luengas entrevistó a Gutiérrez Vivó en 2014 y le preguntó que porqué no regresaba a México. “En México, respondió Gutiérrez Vivó, me tienen vetado”. Le contó su grave pleito con la familia Aguirre, dueña de Radio Centro y protegida de la saliente rubia ministra de la Suprema Corte, Olga Sánchez Cordero, y cuando el entrevistador inquirió qué fue lo que sucedió con Diario Monitor y Radio Monitor, reveló que el Gobierno de Vicente Fox (léase Martha Sahagún) “había orquestado un complot en su contra y la consecuencia había sido que ninguna empresa quería ya anunciarse con él, por lo que tuvo que renunciar a su noticiero Radio Monitor en MVS y vender el Diario Monitor. Debo decir que habiendo en el pasado colaborado en varios diarios nacionales durante mis 42 años en la prensa mexicana, Diario Monitor, del propio Gutiérrez Vivó, y El Financiero, de Rogelio Cárdenas (no del equipo de Carlos Salinas como es hoy), fueron dos de los periódicos que mejor se portaron conmigo, tanto en lo referente a libertad de expresión como en cuestión de pago.

Habrá sin duda otros periodistas damnificados por esta Martita, protegida del padre Marcial Maciel, que le arregló en el Vaticano la inmunda “desaparición” de su largo matrimonio con el señor Bribiesca, padre de sus tres hijos, a los que impulsó al fraude de “Oceanografía”, entre otros. Tengo derecho y pruebas para autoincluirme entre los altamente perjudicados por los Fox, pues mi libro “Foxtrot” (Grijalbo 2002) fue el último de los 12 que editó esa rama de Random House, cuando el sexenio de Fox apenas cumplía dos años y ya pintaba desastroso y manirroto con los miles de millones que le tocaron por el sobreprecio del petróleo. La edición de 10 mil ejemplares fue sofocada por la editora en beneficio del escandaloso negocio de “La Jefa”, en el que de acuerdo con la autora Olga Wornat, se trató en un principio de hacer de Martha Sahagún la clon de Evita Perón, en Argentina. Para atraerse el voto, no tuvo empacho la muy religiosa Martita en exhibir la sordidez de su matrimonio con todo y palizas. Solo que no tuvo la pinta, el carisma e inteligencia de Evita Perón y no se dio cuenta que México no es Argentina.

México tuvo ya candidatas formales a la Presidencia y a ninguna le quedaron ganas de reintentar, porque los machos mexicanos siguen siendo primero. Ellas fueron: En 1982, la gran Rosario Ibarra de Piedra, que perdió con Miguel de Lamadrid. En 1994, Marcela Lombardo Otero, hija de Lombardo Toledano, y Cecilia Soto González, que perdieron con Ernesto Zedillo. Patricia Mercado, que tuvo que soportar el fraude de Calderón. Y por fin, la panista Josefina Vázquez Mota en 2012, que perdió con Peña Nieto. Mujeres interesantes con que otro día nos encontraremos, lectores. Pero hoy se trata de las aspirantes con maridos presidentes como en Argentina.
Para parejas, las panistas

Ahora se está candidateando para la Presidencia de la República por el PAN en 2018 Margarita Zavala, la mujer del segundo presidente panista, el espurio Felipe Calderón. No tuvo dos centavos de modestia y menos de veracidad al proclamar de entrada: “Detrás de un gran presidente, siempre hay una gran mujer”. ¿Acaso ella no tiene conciencia y cree que los mexicanos tampoco? Aquí una nota periodística para refrescarle la memoria:

El 5 de junio de 2009, la Guardería ABC, de Hermosillo, Sonora, comenzó a incendiarse luego de que una bodega vecina inició con la propagación del fuego. En el lugar fallecieron 49 niños y niñas derechohabientes de la estancia infantil que operaba bajo el modelo de subrogación por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Tras las investigaciones de medios informativos y las mismas Procuradurías de Sonora y de la Nación, se manifestó que la guardería no contaba con la estructura física necesaria para evacuaciones de emergencia ni herramientas en primeros auxilios. También se revelaron irregularidades en los permisos de la estancia infantil por parte de Protección Civil de Hermosillo y las dependencias supervisoras de guarderías de la ciudad. Hasta el momento, ningún representante de la guardería o de la administración sonorense, encabezada por el entonces gobernador, Eduardo Bours Castelo, ha sido adjudicado responsable de la tragedia ante los múltiples amparos interpuestos en su defensa.

Y es que en este caso horrible acontecimiento del 5 de junio de 2009 en la Guardería ABC, de Hermosillo, Sonora, es factible hablar de complicidad y CRIMINALIDAD DEL PRIANISMO, ya que estuvieron unidos la esposa del gobernador priísta, Lourdes Laborín de Bours, prima de Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, DUEÑA de la Guardería ABC y también prima de Margarita Zavala Gómez del Campo de Calderón. A la dicha dueña la exculpó el magistrado del Primer Tribunal Unitario del Quinto Circuito, Pablo Ibarra Fernández, denunció Movimiento Ciudadano “en atención al parentesco que tiene con la esposa de Felipe Calderón, Margarita Zavala Gómez del Campo, y grupos de poder de Sonora, debido a que según el mismo, la inculpada no es penalmente responsable por el homicidio de 25 niñas y 24 niños y lesiones de más de 70 bebés, porque NO TENÍA LA OBLIGACIÓN DE IMPEDIRLO”.

¿Gran presidente el genocida Calderón? ¿Gran mujer ella cuyo poder impidió la solución justa del atroz caso de la los 49 bebés quemados en la Guardería ABC, de Hermosillo, Sonora, a cargo de su propia prima, el 5 de junio 2009? Hasta a la Suprema Corte acalló. ¿Cuál es el concepto de moralidad pública de estos Calderón que presumen de mochos? Molesta su cinismo, tanto así que el Reforma le publicó esta lapidaria opinión: “Una Zavala genocida por omisión, comisión o sumisión, ABC no se olvida”.

Margarita Zavala, cuya mayor fuerza en la elección del marido, Felipe Calderón, fue el hacker de su hermano que cibernéticamente manipuló aquellos vergonzosos comicios que hicieron presidente a Felipe, “haiga sido como haiga sido”.

La laxa moral pública de esos esposos Calderón no debería permitirles ningún puesto público; él propicia la muerte de miles y miles en su sexenio y ella directamente impide la justicia para los padres de 49 bebés quemados vivos. En todo caso, el dinero de Calderón, ¿del petróleo o de la Guerra Gringa?, ya está funcionando para impulsar a su mujer en las encuestas.
Hillary Clinton, aspirante a la Presidencia de USA

Hillary es de mayor estatura política que las mexicanas y no es una arribista como ellas. Ya cuenta con un intento anterior para obtener la candidatura a la Presidencia de USA por el Partido Demócrata, que perdió contra Obama en su primera elección.

Lo malo es que recibió como premio de consolación el Departamento de Estado en ese primer periodo del actual presidente de USA y mostró lo fea que puede ser con el mundo, que es lo que no importa a los de fuera. Ella apoyó a George W. en su espantosa invasión a Iraq, fuente de todos los horrores actuales que desparrama el Oriente Medio sobre la Tierra. Y en América Latina se sintió “la dueña”. Impuso como presidente de Chile a su amigo millonario Piñeira, a la par que desechaba al presidente Celaya de Honduras, partidario de Chávez, causando la crisis que llevó a miles de niños hondureños a abandonar su país en masa para lograr “el sueño americano”. En Venezuela hizo todo lo posible por fastidiar al citado gran presidente Chávez. Y con México se equivocó torpemente exhibiendo su derechismo y su inaceptable injerencia cuando dijo que “solo sobre su cadáver volvería el PRI”. Parece estar fuerte para la candidatura del Partido Demócrata, pero los lectores de la revista Time no lo creen y votaron para que tuviera una de las portadas por Bernie Sanders como “Person of the Year”, así que en su país, Hillary no las tiene todas consigo, aun Sanders podría ser mejor para el mundo, pues tiene un plan personal para enfrentar el cambio climático.

Por lo pronto, el exgobernador de Vermont le ganó la portada de Time a Malala Yousafzai con más del 10 por ciento de votos y al papa Francisco nada más ni nada menos. Otros tuvieron menor porcentaje en el voto de los lectores de Time: Donald “Trompas” tuvo 1.8 por ciento del mismo. ¡Y Hillary Clinton apenas llegó a 1.4 por ciento!

¿Acaso las mujeres de Norteamérica: Canadá, Estados Unidos y México, no son tan buenas para la alta política como las de Centro y Sur América, en donde hay mujeres en la Presidencia desde hace mucho? ¿O los machos “matacandela” no les dan oportunidad?

Manudornbierer.blogspot.mx