imagotipo

Satiricosas / Manu Dornbierer

  • Manu Dornbierer

  • Hillary, “paja en el ojo ajeno”
  • Trump, Seven Eleven

Este par de políticos gringos y millonarios fueron los ganadores en la última elección para candidatos de Nueva York… Van muy adelantados en su respectiva carrera por la Presidencia de Estados Unidos de América, o de AMÉRICA a secas, como le llaman a su país los muy cínicos.

Alguien en USA dijo recientemente a propósito del despido del embajador Bazáñez, que los mexicanos no tienen derecho de meterse “en las política interna de su país”. Se refería a la reacción de los mexicanos en contra del “Trompas”, detestable y ridículo precandidato republicano a la Presidencia republicana, odiador de México, peligroso agitador de masas derechistas ignaras y/o racistas. Es tan estúpida esa postura de “no te metas”, que no vale la pena ni explicar que el hombre es una amenaza para todo ser pensante del planeta, que sea o no mexicano, que no solo para Estados Unidos. Pero…

El caso, por lo apenas visto en NY, es que Donald Trump causa una enorme simpatía a una enorme cantidad de gringos variopintos. Y eso es lo preocupante: Que no se den cuenta de lo que es el tipo. Les está diciendo lo que ellos quieren oír, que son la raza superior, los dueños del planeta, los que pueden tratar a los otros con la punta del pie, dentro y fuera de su país.

Les saca y halaga los peores sentimientos, como el racismo siempre latente, y les impide pensar siquiera en la estupidez de las barbaridades que les espeta. Es un Hitler moderno. Lo ven con adoración. Esto se evidencia en los videos de su triunfo en su ciudad donde tomó como base para hacerse aplaudir el atentado a las Torres Gemelas el 9/11/2001, que como pensamos una buena parte de los terrícolas, fue pensado y realizado por los Bush y sus secuaces para tener un BUEN y GRAN pretexto para la guerra y el saqueo de Irak.

Trompas quiere que México se autoencierre en un inmenso “muro de Berlín”, pagado por los propios mexicanos con lo que ganan trabajando en USA, en vez de enviar remesas a sus familias. Y ese gran gran político dijo respecto al atentado a las Torres Gemelas del 9.11.2001, que naturalmente utilizó para enardecer a la masa neoyorquina: “… VI A NUESTROS POLICÍAS Y A NUESTROS BOMBEROS EN EL SEVEN ELEVEN, EN EL WORLD TRADE CENTER JUSTO DESPUES DE QUE SE VINO ABAJO” (el “Seven Eleven”; el “7/11” es el nombre de una cadena de tiendas baratas). Y sus partidarios lejos de hacer las caras que merecía el cretino, lo miraron con cariñosa y divertida indulgencia como se mira a un niño chiquito… pero ni con eso despertaron para darse cuenta de su despiste y del peligro de tener alguien así en el timón del planeta Tierra. Los otros candidatos republicanos ni cuentan. Entre más idiota, más lo aplauden.
Hillary

Por otra parte Hillary, la otra ganadora de Nueva York pero para la candidatura del Partido Demócrata, ciudad de la que no es oriunda pero de la que fue senadora, APOYÓ A BUSH EN LA INVASIÓN DE IRAK DE 2003 como tal. Y sabemos que tiene a Latinoamérica en la mira y que sus muy derechistas ideas y además misóginas ya han causado en el Continente Americano, más de un desastre. Hillary no es de fiar para Latinoamérica. Se ha metido en la política interna de los países porque es de los que creen que “América para los gringos”. Recordemos el daño que logró nacerle a Honduras en donde desestabilizó al presidente Zelaya, al que detestaba por ser amigo del venezolano Chávez, hasta destruirlo y fastidiar grandemente al país centroamericano. A partir del cambio de un régimen de izquierda por uno de derecha al gusto de Hillary, empezó la inmigración desoladora de miles de niños hondureños sin sus padres hacia Estados Unidos.

Curiosamente en estos momentos dos Presidentas americanas han sido víctimas de la misoginia que los gringos están reviviendo en el sur del continente, básicamente en Argentina y en Brasil. Muchas jóvenes mujeres con las que hablé en un viaje de fin de año en Argentina coincidieron sobre este particular. Y es evidente que la andanada contra Dilma Rousseff en Brasil, mucho tiene de misoginia, además de estar sustentada por su vicepresidente que como es obvio quiere sacarla de la silla presidencial para sentarse él. A Dilma no la acusan de ladrona o de corrupta, la acusan por un asunto de manipulación de votos en su reelección, lo que es muy diferente. La acusan por ser de IZQUIERDA.

A Hillary, le pareció odiosa, como a todo ser humano de elemental moralidad, la tortura por elementos del Ejército de México a una joven para sacarle información. Esos “elementos” deben ser castigados muy severamente, pero Hillary no tiene porqué “darle un jalón de orejas” a la canciller mexicana Claudia Ruiz Massieu.

Urgió al país y al Gobierno de Peña Nieto “a respetar los derechos humanos e imponer “altos estándares” a sus fuerzas militares y policiales para que no violen los derechos humanos. Pero cuando los gringos a ojos del mundo torturan en Afganistán o en Guantánamo, no chista. “Sí estoy preocupada por los derechos humanos” en México, dijo Clinton, y agregó que no creía que “violar los derechos humanos de la gente sea la mejor manera para que el país esté en posición de derrotar a los cárteles criminales”. Pero jamás se preocupó por los derechos humanos de los iraquíes y otros torturados (vean, lectores, videos en la web) por las fuerzas de ocupación gringas. Tampoco se preocupa, la candidata (si es que tampoco despiertan los demócratas para elegir al más decente Sanders) por los negros que las Policías abaten en las calles gringas, cuando no los latinos.

“El comal le dijo a olla”, pues; Hillary se horroriza por los otros no por los suyos: “México está abocado a enfrentar retos, como derechos humanos, respondió la SRE a Clinton”. La canciller mexicana, Claudia Ruiz Massieu, respondió a Hillary este lunes que México “está abocado” a “enfrentar retos” en materias como los derechos humanos. Pero debió ser más clara y de alguna manera decirle: ¿Y usted qué piensa de SUS PROBLEMAS?

Cuando los gringos tengan un mínimo respeto de los derechos humanos que han violado y violan a todas horas en el planeta, tendrán derecho moral a intervenir. Pongamos un ejemplo: Cuando cierren -como prometió Obama al entrar a la chamba- la base de torturas que tienen en Cuba, la ignominiosa Guantánamo, podrán sin ser grotescos, exigir a otros, a México en primera línea por supuesto, que detengan la tortura. Pero por lo pronto “que no se hagan los locos”, las torturas infligidas a sus enemigos son bien conocidas. Y no es comprensible que Raúl Castro no haya hasta ahora solicitado con fuerza la devolución de Guantánamo, ese campo de concentración ergo de tortura, en su territorio. En cuanto a los metiches: Recordemos que cuando se preparaban las últimas elecciones en México dijo Hillary: Sobre mi cadáver regresará el PRI a México. Y no es que defienda al PRI, pero eso fue interferencia indebida en un país en defensa de otro partido que solo pudo ser el PAN, pues no es creíble que López Obrador sea de sus preferencias.

Es evidente que Estados Unidos está haciendo pagar a toda Suramérica sus coqueteos con los Brics, léase rusos y chinos y surafricanos. ¿O alguien cree acaso que todos los males de diferentes colores y sabores en el sur del continente -y en el mundo entero- son puritita coincidencia? ¿YA SE LES OLVIDÓ la aberrante arma de HARP EN ALASKA? El mundo está siendo “preparado” por el Nuevo Orden Mundial en esta nueva y extraña guerra. O de veras creerá alguien que HARP no tiene nada que ver en los 40 volcanes en erupción que hay actualmente en el planeta o con un terremoto tan terrible como el de Ecuador, gobernado por la izquierda? ¿o con el levantamiento derechista de Venezuela?
Hillary vista desde dentro

Los dos candidatos Hillary y Trompas son riquísimos, pero él hizo su lana fuera de la política y ella dentro. Bien decía Hank González que “un político pobre -como Sanders- es un pobre político”. Ojalá y los jóvenes lo lleven al poder. Pero veamos cómo juzgan a Hillary los propios gringos, según juicios que aparecen en internet: “We do not have great choices. The worst is Hillary. She was not a good Senator or Secretary of State. She’s disliked by the Secret Service because she is a known nasty person. She is a corrupt Woman. She constantly lies. She filled her private Account (Private Foundation) with over 2 billion dollars most received while she was in political office. It appears she is easily bought”.

O sea; “No tenemos de dónde escoger. La peor es Hillary. No fue una buena Senadora ni una buena Secretaria de Estado. Es una mujer corrupta. Miente constantemente. Y rellena su propia cuenta (una Fundación Privada) con más de dos mil millones de dólares (two billion) que recibió cuando estaba en actividades políticas”.

librosdemanu@gmail.com