imagotipo

Se ponen de acuerdo / Punto de Vista / Jesús Michel Narváez

  • Jesús Michel

Si en política no se ponen de acuerdo los que presumen de ejercerla de manera profesional, nada se puede hacer en el oscuro mundo de las decisiones. Sin embargo, cuando dos personajes que tienen peso específico en el Senado de la República reflexionan y entienden que pueden dar para recibir, las cosas comienzan a aclararse.

Ambos son coordinadores de sus grupos parlamentarias. Son de distintos Estados. Uno poblano y el otro aguascalentense. Miguel Barbosa y Fernando Herrera viven la época epistolar y mediante sendas cartas se comprometen a trabajar para dictaminar y aprobar en su caso, lo relacionado con seguridad y con el Sistema Nacional Anticorrupción. La primera parte es la del líder perredista y la segunda de quien es pastor de los panistas. No se escuchó ayer, por lo menos, la voz del coordinador de los tricolores. Sin embargo, durante semanas ha conducido las negociaciones en la Junta de Coordinación Política tratando de obtener los consensos que lleven a las iniciativas presidenciales, de los grupos parlamentarios y de los partidos políticos a buen puerto.

Presumiblemente con el acuerdo entre Barbosa y Herrera se destrabarían los temas de seguridad –Mando Único o Policía Única- y el Sistema Anticorrupción, dos herramientas fundamentales para avanzar legislativamente en temas que a la Nación y a los mexicanos preocupan.

¿Cómo valorarán qué se lleva cada cual? Difícil explicarlo. Porque los temas de suyo no son de ninguno de los dos. Pero los dos los pueden empujar y convencer a sus pares de aprobarlos a la brevedad posible.

E-mail: jesusmicheldir@oem.com.mx