imagotipo

¿Se pueden confundir los síntomas de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica? | Salud | Susana Sánchez

  • Salud: Susana Sánchez

Las enfermedades respiratorias tienen algunos síntomas en común, por lo que es de vital importancia reconocer qué enfermedad se puede estar padeciendo, por ejemplo el caso de Perla Acosta.

“Soy una mujer de 40 años que ha fumado la mitad de la vida, desde hace tiempo tengo alergia, es decir estornudo muchas veces, sobre todo cuando hay cambios de temperatura y con el polvo, pero de acuerdo a los síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, también tengo tos con flemas, no quisiera tener ninguna de las dos enfermedades, pero sé que como yo hay más personas que pueden estar pasando por lo mismo y no lo saben”.

Entrevistamos al Dr. Juan Carlos Vázquez, neumólogo y presidente de la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía de tórax (SMNyTC), quien explicó: “para la EPOC, los síntomas se pueden confundir con otras enfermedades, si se toman de manera aislada, en términos generales pueden ser tos, flemas y diversos grados de dificultad para respirar y prácticamente todas las enfermedades los podrían tener en menor o mayor grado, en diferentes combinaciones, cualquiera hemos tenido un cuadro agudo con tos y flemas”.

A la enfermedad pulmonar obstructiva crónica también se le conoce como enfermedad de “fumador”, ya que es éste un factor determinante para esta enfermedad, que es progresiva y crónica, abarcando una serie de enfermedades pulmonares como bronquitis crónica y enfisema pulmonar.

Las personas con EPOC tienen dificultad para respirar debido a la limitación persistente del flujo aéreo. La inflamación crónica provoca cambios estructurales y estrechamiento de las vías aéreas pequeñas. Los bronquios y los alvéolos pierden su calidad elástica, y las paredes entre los sacos de aire son destruidos. La secreción de moco se incrementa. La contribución relativa de estos factores varía de persona a persona.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, la EPOC, es la cuarta causa de muerte en las mujeres y la quinta en los hombres en México. Los síntomas primarios inician cuando se tiene dificultad para respirar debido al débil flujo del aire.

Lo importante, señala el experto, es la labor del médico, que debe evaluar los factores de riesgo que tiene cada persona y que hayan sido agresivos, ¿cómo es la presentación del cuadro y cómo ha sido la evolución?“Si lo viéramos como síntomas aislados por supuesto que se pueden confundir, muchas enfermedades comparten los mismos síntomas”.

ESPIRÓMETRO.

ESPIRÓMETRO.

Ahora bien, la espirometría es una de las pruebas básicas para medir la función respiratoria, son equipos aislados de uso bastante simple en el que el paciente lo que hace es soplar, la técnica es llenar totalmente los pulmones, soplar lo más fuerte y prolongado posible tres veces con tiempo determinado entre cada soplido.

“Lo que estos aparatos miden, es el movimiento del aire en los pulmones, ahí se puede ver indirectamente si los bronquios están cerrados o abiertos. Es una prueba muy importante no solo para el diagnóstico de enfermedades obstructivas: bronquitis, enfisema, EPOC, sino también para el seguimiento; porque uno hace el diagnostico con estas pruebas, uno evalúa la respuesta al tratamiento y uno ve los cambios a lo largo del tiempo, es decir, así como para el cardiólogo es básico tomar un electrocardiograma, para el neumólogo es importante hacer una espirometría”, explicó el Dr. Juan Carlos Vázquez.

Otro dato interesante que señala el dr. Vázquez es que las mujeres embarazadas con EPOC tienen bebes más pequeños, pueden tener problemas durante el embarazo ya que oxigenan mal y que los niños no heredan esta enfermedad, pero un niño expuesto al humo del cigarro tiene mayor riesgo de tener enfermedades respiratorias.

Se debe tomar en cuenta que al principio, los pacientes con EPOC pueden no mostrar ningún síntoma. A medida que la enfermedad empeora, los síntomas se vuelven más graves. Los síntomas más comunes incluyen:

De igual manera la exposición a largo plazo de contaminantes que dañan los pulmones y las vías respiratorias son los desencadenantes más comunes de la EPOC. La principal es la exposición al humo de tabaco (tanto fumadores activos como pasivos pueden presentarlo). Contaminación del aire y exposición a polvos, productos químicos, o al humo de la leña.

Al ser la enfermedad pulmonar obstructiva crónica un problema grave de salud para los mexicanos, más ahora con las niveles de contaminación que sufre la ciudad de México, la industria farmacéutica en este caso Aztra Zeneca, se han dado a la tarea de ofrecer a la comunicada médica así como a los pacientes diferentes alternativas de tratamiento como Duaklir Genuair, un nuevo tratamiento broncodilatador, formado por aclidinio y formoterol, que alivia los síntomas producidos por la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Eduardo Calvo, Médico de Familia en el Centro de Salud Pozuelo Estación en Pozuelo de Alarcón, España, afirma que: “hay desconocimiento de la enfermedad, en un estudio publicado en 2006 el 91 por ciento de la población general no sabía qué era la EPOC. Parece mentira que una enfermedad crónica que produce invalidez sea tan poco conocida, probablemente nadie ignora el significado de la palabra ‘infarto’ o ‘angina de pecho’, tal vez, en lugar de EPOC deberíamos hablar de ‘tabacosis’, término más descriptivo de sus posibles complicaciones y consecuencias”.

Los expertos señalan que la obesidad, la diabetes y la depresión son problemas de salud que pueden agravar la enfermedad y que modifican el pronóstico y la atención de la misma. Cuide su salud, la mejor medicina es la prevención, acuda con el neumólogo y atienda sus síntomas.

Susari7@yahoo.com

/arm