imagotipo

Seguirán las subastas de dólares / Carolina Navarrete

  • Carolina Navarrete

Ante la volatilidad que sigue estando presente en los mercados financieros internacionales, sumada a la posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos incremente sus tasas de interés a partir de diciembre de este año, el Banco de México seguramente seguirá con su política de subastar dólares en el mercado para proveerlo de liquidez y evitar los cambios bruscos en la paridad de nuestra moneda frente al dólar.

Como en todo, esto no es gratuito. El Banco de México ha vendido en el mercado, mediante el mecanismo de subastas, alrededor de 15 mil millones de dólares, esta cifra podría parecer significativa, pero no hay que olvidar que el Instituto Central cuenta con reservas internacionales por aproximadamente 180 mil millones de dólares, lo que le permiten tener un margen de maniobra significativo.

Fue el pasado 31 de julio cuando la Comisión de Cambios, integrada por el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, entre otros funcionarios de ambas instituciones, decidió reforzar los mecanismos para reducir las presiones en el mercado.

Se determinó incrementar de 52 a 200 millones de dólares el monto a ofrecer sin precio mínimo y continuar con las subastas de 200 millones de dólares con precio mínimo, pero ubicando en 1.0 por ciento el incremento sobre el tipo de cambio anterior, en lugar del 1.5 por ciento que estaba aplicando.

Esta decisión tiene vigencia hasta este miércoles 30 de septiembre, día en que muy probablemente se anunciará la continuación de esta estrategia, a fin de mantener una depreciación del peso moderada, que en el transcurso de este año ha sido de alrededor del 14 por ciento.

Y es que la volatilidad en los mercados está asociada a la expectativa de un menor crecimiento económico en el mundo, sobre todo después de que el sector manufacturero de China reportó una cifra débil la semana pasada. Es precisamente la posibilidad de un menor crecimiento y la volatilidad lo que ha frenado el incremento en las tasas de interés en Estados Unidos.

Ya la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yelllen, dijo que espera que el banco central estadunidense comience a subir las tasas de interés este año, siempre que la inflación se mantenga estable y si la economía de Estados Unidos está lo suficientemente sólida. Esto podría ocurrir el próximo mes de diciembre.

Una vez que Estados Unidos inicie su estrategia de alza en las tasas de interés, el Banco de México seguirá por ese camino y las tasas también aumentarán en nuestro país, lo que podría tener un efecto negativo en los niveles de consumo, pero -al mismo tiempo- podría impulsar el crecimiento de nuestras exportaciones a ese país porque la modificación de la política monetaria estadunidense reflejaría un mayor ritmo de actividad económica en ese país.

****

Donde las expectativas son muy favorables es en el sector turístico. El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, dijo que para finales de este año México tendrá una derrama económica de más de 17 mil millones de dólares por concepto de visitantes internacionales, lo que representa una cifra histórica para el país.

Esta derrama se estima que derivará en más de 30 millones de visitantes internacionales, lo que coloca a México como el décimo destino más popular del mundo. Y en este sector la depreciación del peso ha representado una oportunidad porque incrementa el atractivo de venir a visitar el país.
caro.navarrete@yahoo.com.mx