imagotipo

Segunda licitación Ronda Uno / Marco A. Bernal

  • Marco Bernal

El primer ejercicio de licitación pública internacional de contratos de producción compartida en exploración y extracción de hidrocarburos en aguas someras de la Ronda Uno sentó un muy buen precedente, dejando en claro la importancia de la transparencia en todo el proceso y dando paso a una exitosa segunda licitación.

Ahora que se ha llevado a cabo una segunda convocatoria de la Ronda Uno, México reafirma su compromiso internacional de hacer del proceso un acto de suma transparencia y con los más altos estándares, al mismo tiempo hace que podamos aprovechar nuestro potencial energético con una reforma en la materia que avanza.

Para obtener mucho mejores resultados que en la primera licitación, se decidió que la Secretaría de Hacienda hiciera públicos los precios mínimos de referencia, unas semanas antes de la segunda licitación y no hasta el momento de la apertura y entrega. Esto, debido a que en la primera licitación se desecharon ofertas por estar debajo de los valores mínimos de referencia que había establecido Hacienda.

En esta segunda licitación se ofertaron nueve campos, de los cuales se adjudicaron seis y cinco contratos, quedando adjudicados tres. La inversión asociada estimada es de 3.1 miles de millones de dólares para los próximos 25 añosy cerca de 600 millones de dólares para los próximos tres, que se traducirán en empleos y derrama económica que beneficiará a todo el país.

Por los contratos adjudicados México obtendrá entre el 82 por ciento y el 90 por ciento de las utilidades generadas. Se ha previsto que en caso de haber un alza en los precios de los hidrocarburos o que se descubran volúmenes mayores a los contemplados, nuestro país reciba un mayor porcentaje de utilidad.

Tanto las empresas participantes como las ganadoras presentan fuerte solvencia y prestigio, con lo que se hace visible la confianza que tienen en el proceso de licitación y las condiciones legales que México ha ofrecido. Esto, a pesar de la situación internacional de los precios del petróleo.

Estas licitaciones contribuirán a la finalidad de ser menos dependientes de los ingresos petroleros, lo mismo el Paquete Fiscal 2016 y las Zonas Económicas Especiales. Se trata de aprovechar nuestro potencial haciendo uso de otros recursos y vamos en el camino correcto.

De la Ronda Uno todavía quedan dos licitaciones más, la tercera para campos terrestres maduros y la cuarta para contratos de aguas profundas y ultraprofundas del Golfo de México. El camino es largo, pero se ha tenido una muy buena experiencia internacional toda vez que nuestro país ofrece certeza jurídica y piso parejo a todos los que desean invertir.