imagotipo

Semana Azteca presenta: Broncabroncabronbronca / Gilberto D’ Estrabau

  • Gilberto Destrabau

Jaime Rodríguez Calderón, llamado “el Bronco”, aprovecha sus últimas horas de vida como ciudadano privado – mañana toma posesión – para hacerle honor a su apodo y meterse con cuanto quisque se le atraviesa, comprando pleitos como si estuvieran en oferta. En esta ocasión, a la salida de la toma de posesión del panista Francisco Domínguez como gobernador de Querétaro, el “Bronco” le echó bronca al moreno Andrés López.

Dijo JRC que al dueño de Morena ya le están temblando las piernas de puro temor a los candidatos independientes, por lo que declaró que esas candidaturas son promovidas por las mafias en el poder (y, esto lo decimos nosotros, se comprende que el tabasqueño esté preocupado. Luego de que le costó toda una vida armar un partido propio, ahora resulta que los candidatos ganadores no necesitan partidos).

El “Bronco”, demostrando una sutileza política que no armoniza con su alias, removió el puñal en la herida:

– La presidencia no es de él – dijo el protogobernador neolonés de AMLO, nadie se la ha robado, él no ha sido capaz de ganarla, es decir, se metió en la soberbia de la egolatría personal.

Y ya de manera más festiva, añadió: “Le doy un consejo a AMLO: que no me vea como su contrincante. Yo lo he invitado a Nuevo León para enseñarlo a jugar beisbol”.

Pero la revolcada no había terminado.

López Obrador debe devolver el dinero público que gastó durante 12 años

Para concluir su diatriba, Rodríguez Calderón se puso serio:- López Obrador debe regresar el dinero público, porque él ha vivido durante 12 años del dinero público, y yo no. No soy igual que él. No voy a gastar el dinero público para promoverme a nada. Y él sigue gastando el dinero de los mexicanos para andar promoviéndose en todos lados.

“¿De qué vive AMLO – se preguntó -, con qué mantiene a su familia, con qué paga la luz, con qué se mueve para andar promoviéndose en todos lados? ¿De qué vive ?”

Digiere la bilis mandando a Batres a que amenace desquiciar la ciudad

Hasta el momento en que se escriben estas líneas, Andrés López no le ha contestado directamente a Rodríguez Calderón. Pero se ve que resintió el guamazo porque se desquitó mandando a su marioneta Martí Batres Guadarrama a armar la tremolina en la Asamblea Legislativa, donde tomaron posesión los nuevos 16 jefes delegacionales.

Batres, con su acostumbrada delicadeza, amenazó con convertir la ciudad en un campo de batalla, mediante acciones de resistencia civil y organización ciudadana, para protestar por la “fechoría” de darle posesión a los jefes delegacionales de Coyoacán, Gustavo A. Madero, Iztacalco e Iztapalapa pues, aseguró MBG, en esas demarcaciones el pueblo votó por gobernantes de “otro signo político”.

Así que habrá que prepararse para que el brazo armado de Morena, luego de su obligada participación en la marcha del dos de octubre, ponga sitio a las mencionadas delegaciones y, en general, proceda a no dejar piedra sobre piedra en las demás. Digo, si es que ha quedado alguna.
Para leer en misa

Si Dios no hubiera querido que en México pasaran las cosas que pasan, debió entregar la política a los ángeles.

Buenos días. Buena suerte.

juegodepalabras1@yahoo.com

Sitio Web: juegodepalabras.mx