imagotipo

Semana Azteca presenta: La cortina de hierro de Corregidora / Juego de Palabras / Gilberto D’ Estrabau

  • Gilberto Destrabau

Una maldición pesa sobre las aspiraciones presidenciales de quienes gobiernan el Distrito Federal. En cinco siglos, solo un administrador de la ciudad ha logrado gobernar el país: Porfirio Díaz, gobernador militar de la capital entre el 15 de junio de 1867 y el 14 de agosto del mismo año. Apenas dos meses. Quizá por eso el mal fario no lo alcanzó.

Fuera de Díaz, han sido varios los alcaldes que han intentado inútilmente cruzar la cortina de hierro de Corregidora y Pino Suárez. A algunos se les recuerda todavía. Al sonorense Ernesto Peralta Uruchurtu, llamado “el Regente de Hierro”, quien, por su larga permanencia del cargo, mereció de Gustavo Díaz Ordaz la siguiente profecía: “Sería un excelente presidente los primeros 12 años”.

A Carlos Hank González quien, impedido de ser candidato presidencial por ser hijo de extranjero, lanzó una carísima campaña de medios y rumorología con el slogan “El 82 para el 82”, siendo el artículo 82 constitucional el que se le atravesaba y 1982 el año de la elección (Sin que le costara un quinto, 18 años más tarde le modificaron la Constitución a Fox para que pudiera ser candidato y presidente).

Y por la izquierda, a Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard, quienes se han dado de frente con un muro más obstinado que el de Berlín.
Los insoportables de la semana

Santiago Nieto Castillo, titular de la Fiscalía para la Atención de Delitos Fiscales (Fepade).- El “fiscal de acero”, saludado nacional e internacionalmente por llevar la justicia hasta los umbrales de los máximos poderes políticos del país, resultó un gato partidario a sueldo del PRD hasta cuatro días antes de que fuera nombrado en su actual posición.

Todo parece indicar que quien pretendiera arrastrar ante los tribunales al exsubsecretario de Prevención del Delito de la Segob, Arturo Escobar, por repartir tarjetas de crédito con el logo del Partido Verde Ecológico de México, solo está llevando a cabo una vendetta financiada por los partidos PRD y PAN, los que le han pagado, hasta el momento, más de un millón de pesos.

Ricardo Anaya, presidente del PAN.- El queretano presidente del Partido Acción Nacional busca ahora que el Congreso lo obligue a debatir con los presidentes de los demás partidos políticos, por lo menos una vez al mes. Ítem más: la iniciativa que acaba de presentar, a través de la Cámara de Diputados, firmada por todos los senadores y diputados blanquiazules, incluye la obligación de los candidatos presidenciales -cuando los haya- de debatir públicamente dos veces al mes durante su campaña. Y como Anaya, en sus sueños guajiros, se ve como candidato presidencial panista, pues espera atracarse de la golosina de Gutenberg y bañarse en ondas hertzianas cada 15 días por lo menos.

Alejandra Sota, exvocera del expresidente Felipe Calderón.- Demandó a la revista “Forbes” por haberla exhibido como venal, y un juez de Estados Unidos acaba de fallar en su contra. Por lo tanto, se mantiene en internet su información como presunta corrupta.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com/

Sitio Web: juegodepalabras.mx