imagotipo

Semana Azteca presenta: Pídaselo a una mujer… / Juego de Palabras / Gilberto D’ Estrabau

  • Gilberto Destrabau

En nuestro afán perenne por ayudar a quienes practican el arte de la política –según Platón, solo superado por la poesía-, en lo que sigue ofrecemos algunas reflexiones que, insertas aquí y allá en sus declaraciones –al fin que las declaraciones y los discursos políticos son como las cartas de amor: se empiezan sin saber lo que se va a decir, y se terminan sin saber lo que se ha dicho–, pueden prestarles alguna originalidad y hasta convertirse en lemas de campaña.

En política, si quiere que algo se diga, pídaselo a un hombre, si quiere que algo se haga, pídaselo a una mujer.

Hay que exigirle más al impuesto, y menos al contribuyente.

Justicia es permitirme hacer lo que se me dé la gana, injusticia es impedírmelo.

El único sistema para empoderar al pueblo y crear la democracia perfecta, es postular a todos los ciudadanos a puestos de elección popular y que todos ganen.

Ciertamente, nadie es perfecto. Pero hay que tomar en cuenta la época y las condiciones en que fuimos creados y, sobre todo, los materiales que se usaron.

Polvo eres y en polvo te convertirás. Pero en esta ciudad nunca salimos del polvo.

Las hay en todas partes, pero es entre los políticos donde más fácilmente se encuentran la clase de personas que cortan árboles, y luego se suben al tronco para echar un discurso a favor de la naturaleza y la defensa del medio ambiente.

Cuando pienso en ese aspirante, lo único que se me ocurre como explicación es que cuando lo circuncidaron, tiraron a la basura la parte equivocada.

Operador político: alguien a quien mandan a un congreso de bomberos, con el encargo de hacer nombrar a Nerón miembro honorario.

Dondequiera que esté el árbol del conocimiento, estará el Paraíso: así lo dicen las más antiguas y las más modernas serpientes.

Muchos candidatos son iguales que un as en el juego de póquer. Si no lo ayudan, un par de doses se lo chingan.

Quienes se quejan del alto costo político y financiero de las campañas políticas, sufren porque quieren. Todo lo que hay que hacer es las tomas de posesión primero, y las elecciones después.

En política, uno no debe confiar más que en sí mismo. Y hasta eso, no demasiado.

Lo mejor es no hacer proyectos, especialmente para el futuro.

Para la mayoría de los abogados, todos los hechos han sido creados iguales.

Para vivir feliz, debes acostarte sobre la paja en el ojo ajeno, y calentarte con la viga en el propio.

Puede perfectamente eliminarse la corrupción oficial. Todo lo que hay que hacer es ofrecer una recompensa de la mitad de todo lo que se da en mordidas, a quien encuentre una fórmula eficaz para acabar con ellas.

Un izquierdista es alguien que defenderá hasta la muerte tu derecho a estar de acuerdo con él. Un derechista es quien no toma su propio lado en un pleito.

Los de Morena están en un verdadero conflicto. No los van a elegir si las cosas no se ponen peores, y las cosas no van a empeorar si no los eligen.

Se dice que en su última reunión, Manlio Fabio Beltrones le propuso a Ricardo Anaya que si los panistas dejaban de decir mentiras sobre los priístas, los priístas dejarían de decir la verdad sobre los panistas.

Buenos días. Buena suerte.
juegodepalabras1@yahoo.com
Sitio Web: juegodepalabras.mx