imagotipo

El Senado y su próximo periodo extraordinario

  • Graciela Ortiz

Estoy convencida que el México al que aspiramos, requiere de la participación decidida, responsable y comprometida de todos quienes formamos parte de la Sexagésima Tercera Legislatura del Senado de la República.

Por tal motivo, el llamado a un periodo extraordinario de sesiones representa una valiosa oportunidad de debatir, enriquecer y aprobar diversas iniciativas, a fin de que se consolide un sistema eficaz, que sancione, prevenga y erradique los actos de corrupción, además, que atienda los problemas de inseguridad en algunas regiones del país con el mando mixto y se regule el uso de la marihuana.

Será a partir del 13 de junio cuando examinemos los dictámenes relativos al combate a la corrupción, entre los cuales se encuentran la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción, la Ley General de Responsabilidades Administrativas y la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República.

Consolidar nuestro Sistema Nacional Anticorrupción y erradicar actos de este tipo son una prioridad, por tal motivo, generaremos los acuerdos necesarios para que sean aprobadas en sus mejores términos. El objetivo debe ser fomentar una cultura anclada en los principios de transparencia, rendición de cuentas, legalidad, objetividad y profesionalismo.

Regímenes democráticos como el nuestro, han aprobado esquemas de coparticipación en materia de seguridad, es decir, existen suficientes experiencias que dan cuenta de la efectividad del mando mixto policiaco. Su implementación se ha traducido en la disminución de los índices delictivos, la desarticulación de importantes cárteles del crimen organizado y la instrumentación de esquemas exitosos de capacitación y profesionalización.

Regular el uso de la marihuana permitirá terminar con las posturas punitivas y restrictivas que solo criminalizan a los consumidores, por tal motivo, considero importante transitar a una política integral de salud pública, que nos permita contar con un perfil epidemiológico, además de identificar los patrones de consumo y atenderlos con tratamientos accesibles y adecuados para reducir los índices de adicción a su consumo.

Los temas descritos dejan de manifiesto que será un periodo extraordinario de resultados para los mexicanos y productivo para mejorar sus condiciones de vida. Este proceso, desde luego, requiere de un debate informado, pulcro y profesional, ante el cual los Legisladores del PRI nos declaramos listos.

Estamos preparados, informados y conscientes de que los temas a discutir son necesarios y prioritarios para que nuestro país siga transitando por el camino del crecimiento económico, desarrollo social y prosperidad. Hemos escuchado con atención las inquietudes de la sociedad civil en diferentes foros, participamos en la construcción de agendas y hemos realizado análisis de política pública comparada que nos ayudará a tomar las mejores decisiones.

Mi trabajo legislativo es muestra de mi compromiso y responsabilidad para dar especial seguimiento a las Reformas Constitucionales, Leyes de nueva creación y diversas reformas que en el Senado de la República han sido aprobadas, más aún cuando se trata de analizar y aprobar mecanismos de atención de adicciones, prevención de actos de corrupción y mejoras a las estrategias de seguridad en beneficio de todos.
*Senadora de la República, Sexagésima Tercera Legislatura