imagotipo

Sentencia relevante

  • José Roberto Ruíz Saldaña

El pasado 26 de mayo, la Sala Regional con sede en Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación emitió una sentencia interesante en la cual se protegieron los derechos de una integrante del Ayuntamiento de Zapotlán de Juárez, en el Estado de Hidalgo.

Los hechos sucedidos a la regidora consistieron en que el pasado 6 de noviembre de 2015, el referido Ayuntamiento la destituyó del cargo y ordenó que lo asumiera su suplente, en razón que ella no habría asistido a cuatro sesiones de manera consecutiva sin justificación alguna. El Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo confirmó esa decisión y desestimó alegaciones de la regidora en el sentido que habría recibido violencia de género y “bullying laboral”.

La Sala Regional Toluca advirtió que el Ayuntamiento de Zapotlán de Juárez no tiene facultades para suspender o revocar el mandato de la regidora sino que corresponde al Congreso del Estado. Es más, la Sala Regional sostuvo que no es constitucional la revocación del mandato de un funcionario electo de “pleno derecho” como lo establece la ley orgánica municipal de Hidalgo, es decir, que basta que por disposición y fuerza de la ley se revoque, sino que se requiere cumplir un procedimiento o formalidad previa. “La destitución del ejercicio de un cargo de elección popular es, sin lugar a dudas, un acto privativo de derechos, pues coloca al funcionario destituido y a la ciudadanía que representa en un estado jurídico que le impide continuar ejerciendo las atribuciones que los electores le confirieron mediante el poder soberano”.

En el caso concreto, lo que procedía era que, ante la ausencia de la regidora, “el Ayuntamiento se encontraba facultado para convocar al suplente” y, en todo caso, “notificar tal situación al Congreso del Estado para que diera inicio al procedimiento de revocación de mandato respectivo, pero no podía acordar por sí mismo la destitución de uno de sus integrantes”.

Por otra parte, la Sala Regional Toluca concluyó que la regidora “probablemente es víctima de actos de violencia de género”, por lo que ordenó dar vista, es decir, poner en conocimiento sobre esos hechos al Congreso de Estado de Hidalgo, a la Contraloría Interna del Ayuntamiento de Zapotlán de Juárez, para que en ámbito de sus atribuciones inicien el procedimiento respectiva, así como al Instituto Nacional de la Mujeres, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, el Instituto Hidalguense de las Mujeres y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo. De igual modo, se vinculó al Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo para que en futuras ocasiones, cuando en una demanda se invoquen hechos que pudieran constituir actos de violencia de género, actúe de conformidad con los lineamientos establecidos en el Protocolo para Atender la Violencia Política Contra las Mujeres, con la celeridad que precisan situaciones como las que narró la regidora.

Consejero electoral del INE

@Jose_Roberto77

joseroberto.ruiz@ine.mx