imagotipo

Sentimiento: un grado en letra y música | Espiral de conductas | Norma L. de Payro

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

No hay mejor creatividad, que plasmar en letra y música la guerra sentimental del hombre…

Los sentimientos humanos, algunas veces necesitan ser proyectados en un escenario de gran protagonismo, acción que ha permitido crear un oasis, en donde los enamorados pueden verter toda emoción e ilusión naciente de su cuerpo y mente. Escuchar una canción al gusto personal, es parte de ello, abre un idioma que algunas veces llega a ser el camino para encontrar el gran amor. La melodía el poder del amor, autoría de Jennifer Rush, describe el cuerpo de un hombre y una mujer que se funden en una conexión poética y humana en piel y sentimiento. Afirmando que, a pesar de la adversidad, son uno. Una letra que en español e inglés, aún llega al corazón de las personas de este siglo XXI. En el siglo pasado, las cartas eran otro escenario inimaginable para los sentimientos. De acuerdo con algunas fuentes en la web (taringa), describen que se encontró una Carta de Edgar Allan Poe dirigida a Helen Whitman, en la cual vierte su protagonismo inevitable: “He apretado tu carta una y otra vez contra mis labios, dulcísima Helen, bañado en lágrimas de alegría, o de una “divina desesperación”. Pero yo, quien tardíamente, en tu presencia, alardeaba sobre el “poder de las palabras” ¿de qué me sirven ahora? Yo puedo creer en la eficacia de las plegarias al Dios de los Cielos, yo puedo efectivamente arrodillarme humildemente, arrodillarme en esta la más formal época de mi vida suplicando de rodillas por palabras, pero las palabras que pueda revelarte, más vale que me permitan yacer desnudo junto a ti, mi entero corazón.

LOS SENTIMIENTOS facilitan el camino para encontrar el gran amor.

LOS SENTIMIENTOS facilitan el camino para encontrar el gran amor.

Todos los pensamientos, todas las pasiones, parecen ahora mezcladas en este único deseo que me consume”.Por supuesto la Música ha roto esquemas y más en la necesidad básica del sentimiento humano. De acuerdo al libro de la “Psicología de los sentimientos”, TH Ribot, El hombre civilizado es sensible a la música, percibe de una manera particular la vibración musical, lo trasporta desde el dominio inconsciente donde se hallaba oculto, hasta el dominio de la conciencia. La música obra sobre el sistema muscular, sobre la circulación y la respiración. Los sonidos intensos producen una sacudida en todo el cuerpo; los sonidos sobreagudos causan contracciones musculares; así como efectos desde estremecimientos en la espalda, en el cuero cabelludo, sudores súbitos, cosquilleo, en algunas personas, las pulsaciones se retardan y se aceleran. Todo lo anterior integrado al deseo del amor, forma un lenguaje universal que cabe en cualquier horario de la vida cotidiana de nuestras sociedades en la adversidad y en la felicidad. En México, el fenómeno que mueve los sentimientos a toda hora son las letras del intérprete Juan Gabriel, según testimonios, causa emoción, euforia y buen ánimo a cualquier hora es, como la canción: “Necesito un buen amor, porque ya no aguanto más, veo la vida con dolor, quítenme esta soledad” Expertos en conducta sugieren antes de iniciar una actividad que cause estrés, celos, amor o enojo, sería de vez en cuando escuchar una melodía preferida personal o leer algunas palabras de motivación, que provoquen entre el sentimiento y la razón un equilibrio en su corazón.