imagotipo

Siempre queremos saber lo que pasará | ¿Cómo dijo? | Ricardo Espinosa

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

Una de las obsesiones más antiguas del hombre (entendiendo como hombre al ser humano, sea del género que sea) es saber lo que va a pasar en el futuro… y saberlo antes de que suceda –obviamente- porque después de sucedido, ya qué chiste tiene o como dijo el perico del chiste “ya pa qué…”.

De ahí, de ese anhelo que siempre tenemos y que late con ansia en nuestro corazón, surgen los adivinos. Los adivinos son de muchos y de muy variados tipos, y cada uno tiene su método específico para saber desde antes que te vas a sacar una lana en la lotería o que va a acontecer “algo muy desagradable en tu vida”, que puede ser, desde que te corran de la chamba hasta el terrible caso de que tu suegra se venga a pasar unos “diyitas” a tu casa y que esos “poquitos días” se conviertan en semanas o meses de tormento.

Hay adivinos que se creen dioses y se atribuyen grandes poderes. Otros, para hacer más creíble su supuesta habilidad de predecir lo que va a suceder, repiten constantemente que ellos son solo un instrumento del “Señor que está allá arriba” que es el que tiene sus designios y que a través de ellos (de los adivinos), se comunica contigo para prevenirte y decirte que tengas cuidado con ese amigo que anda tratando de pedalear tu bicicleta, o sea que te quiere poner el cuerno agasajándose a tu mujer, o para que te prepares para administrar la riqueza porque te va a ir muy bien en los negocios… ¡Cómo si el Señor necesitara instrumentos para comunicarse con la gente o sea, como quien dice ora sí que “necesita guajes pa´nadar”.

Pues los adivinos en su nombre llevan esa cualidad que se atribuyen o que se les adjudica pues la palabra “adivino” viene precisamente del latín “diivinus” que se refiere a un dios o que tiene cualidades para serlo. Y un dios, en este caso se refiere a un ser superior sobrenatural y por eso lo escribo con minúscula porque para los católicos, por ejemplo, para los que sólo existe un dios verdadero, la palabra Dios se escribe con mayúscula debido a que cuando ellos la usan se refieren siempre a un mismo dios que es aquel en el que ellos creen.

Lo divino, entonces gramaticalmente es lo que es de Dios, lo que pertenece a él o lo que viene o deriva de un dios que puede ser el dios de la religión que sea. De la misma palabra (divino) surgen también los divos y las divas que se creen, o se sienten o la gente les atribuye calidad de dioses, de estar más allá de lo natural y pertenecer al ámbito de lo sobrenatural.

Hay artistas como Raphael, como María Félix, Juan Gabriel o Luis Miguel a quienes sus “fans” les ha pegado la etiqueta de divos, porque considera que están más allá de lo natural, porque hacen cosas supuestamente que los simples mortales como usted o como yo no podemos hacer, ya sea cantar, actuar, componer canciones o “dar un concierto” en el que el derecho a ocupar cada lugar cuesta cientos o a veces hasta miles
de pesos.

Consultorio Verbal

ricardoespinosa@comodijo.net

Monterrey, N. L.

www.comodijo.net

PREGUNTA DEL PÚBLICO: ¿Cuál es la forma correcta de escribir: el harina o la harina?

RESPUESTA: Por escrito u oralmente, la forma correcta es “la harina”. Se cambia el artículo femenino “la” por el masculino “el” cuando el sustantivo empieza con “A” tónica, es decir que es la que lleva el énfasis, sin importar que lleve o no el acento gráfico, como es el caso de “el hacha” o “el agua”. No es el caso de la harina porque el énfasis o sea, lo que se llama el acento prosódico, va
en la í.

AHORA PREGUNTO. ¿Cuál de las cuatro opciones siguientes se considera lógica?

a.- Sembré un balboa en mi jardín

b.- Esta prenda me costó unos
cuantos balboas

c.- A bordo de una balboa cruzamos el río

d.. Con una balboa blanca me protegía la cabeza

RESPUESTA.- b. El balboa es la unidad monetaria de Panamá. Balboa es un sustantivo masculino y su nombre evoca a Vasco Núñez de Balboa que fue un conquistador español.

Inmoraleja para terminar “Cuando un hombre le abre la puerta del carro a su esposa, puede usted estar seguro de que el carro es nuevo, o es nueva la esposa.” ¿Cómo dijo? Hasta la próxima.

/arm