imagotipo

Sin Gafete

  • Isabel Arvide

  • Isabel Arvide
  • El almirante Soberón presentó “la película completa”
  • A punto de dictaminarse la nueva Ley Militar, muchas preguntas sin respuesta

En una conferencia de prensa coincidente con sus declaraciones a radio, el almirante Vidal Soberón afirmó que quienes vieron, supongo que se refería también, juzgaron y divulgaron, el video del helicóptero disparando “no tienen la película completa”.

Por lo que explicó que los presuntos delincuentes, que aseguró no eran menores de edad, estaban en la azotea de una casa desde donde agredían a su gente, que fueron conminados a rendirse, que se llamó al helicóptero para demostrarles, según versiones de sus declaraciones: “que sí había con qué quitarles ese lugar de preferencia”.

Según otras versiones, todas entrecomilladas y no desmentidas, el helicóptero habría hecho “disparos disuasivos”. Y, todavía en otras publicaciones, dichos disparos habrían sido de “precisión”.

Según unos dichos los marinos eran 12, según otros 15. Y el almirante Soberón habría declarado “que el Estado de Nayarit estaba enterado”, o que “fue un operativo conjunto”.

En todas las versiones de sus dichos no hay una transcripción oficial de lo que habló en Tampico, Soberón coincide en que la Semar no tuvo un uso excesivo de fuerza.

Desconozco si el titular de Semar habló ante periodistas locales o de la fuente, pero ninguno le hizo preguntas que siguen estando presentes en el ánimo de muchos mexicanos, sobre todo ante la eminencia de una Ley Militar.

La primera pregunta es si no pudieron mandar refuerzos. O sea que, en lugar de 15 marinos, supongo que, de algún grupo de élite, hubiesen sido 60 o 120 ¿Cuál fue la razón para sacar a un helicóptero de guerra, artillado con un arma que dispara entre tres mil y seis mil balas por minuto?

El almirante dijo también, en otra entrevista, que los disparos provenientes del helicóptero duraron exactamente siete segundos. Que se traducirían en 350 a 700 balas.

Fuesen tiros disuasivos o de “precisión” parecerían muchos si la intención era detener a estos delincuentes. Porque cualquier ciudadano, ingenuamente, pensaría que esa era la meta de los marinos. Incluso si pensamos que la orden que recibieron los responsables de este operativo era “abatir” al enemigo, perdón a los presuntos criminales, más de 350 balas que NO los mataron (eso dijo Soberón) pueden ser muchas.

¿Y el Ministerio Público? O ya no es necesaria la presencia de uno en este tipo de operativos. ¿Había orden de aprehensión? ¿A qué acudieron los marinos a ese domicilio, llevaban una orden de cateo de algún juez?

En otra declaración, el almirante Soberón habría dicho, insisto en que no hay una transcripción textual de la Semar, que él asegura que los presuntos criminales estaban “cociendo” a su gente a balazos… sin embargo, disparando según él dijo, con armas de su mismo calibre los abatieron.

¿Y cómo sucedió esto? Es un misterio, porque si los marinos no llevaban armas de alto calibre, o tal vez calibre 50 sea un calibre menor al del helicóptero y por eso se dijo así, cómo pudieron vencer a sus enemigos, perdón abatir a los presuntos criminales… si estos se subieron a varias camionetas con blindaje siete…

Muchos seguimos teniendo “una película completa” que no aclara a profundidad los hechos. Que no explica la necesidad de traer a un operativo donde se había considerado que solamente 15 marinos bastaban, a un helicóptero de guerra que en siete segundos dispara entre 350 y 700 balas.  De que es una expresión de fuerza, ni quien lo dude.

Como tampoco puede sino felicitarse la gran habilidad del tirador que iba en el helicóptero. Extraordinario.

Debemos volver a preguntarnos, porque eso es lo que está implícito en la nueva Ley Militar, si estos son los operativos de “abatimiento”, aniquilamiento de presuntos criminales.  Porque si esto, de esta manera, es lo que queremos debe quedar establecido en la Ley… con el agregado de la posibilidad de “víctimas colaterales” a según… A según dónde, a según la habilidad del tirador del helicóptero, a según si oyeron las advertencias para retirarse del lugar y desalojar sus casas… a según.

Si es lo que queremos los marinos y los militares deben estar protegidos por una Ley que establezca como prioridad el “abatimiento” de quienes no han sido juzgados y son, ante la Constitución, presuntos responsables de delitos. No vaya a ser que el sexenio que entra haya otro criterio en el Alto Mando, o sea en Los Pinos para los hombres que solo cumplen órdenes…
En Tuiter: @isabelarvide

Blog: EstadoMayor.mx  Blog: CambioQRR.com