imagotipo

Sin Gafete

  • Isabel Arvide

  • Coahuila, entre la tragedia familiar y el caos político

Imposible de aceptar la falta de resultados de la elección. En Coahuila está sucediendo la peor tragedia institucional. Un sistema electoral que, en todo el país, funcionaba correctamente ha vuelto a “colapsar” ante la ventaja del candidato del PAN a gobernador.

Con lo que, a priori, la elección ya está en duda. Gane quien gane.

Frente a explicaciones inverosímiles sobre la imposibilidad de meter al conteo rápido a la tercera parte de las casillas. Con declaraciones de ambos candidatos finalistas, PAN y PRI, de un triunfo que no puede certificarse.

Imposible imaginar este escenario al inicio de sexenio, a la llegada al poder de Rubén Moreira. De quien había sido el candidato a diputado federal con la más alta votación del país, al dirigente del PRI que había conseguido el resultado de 70-30 a favor del PRI, recuperando las posiciones panistas. Al priista que heredaba el priismo más recalcitrante.

Ahora la indefinición del resultado viene, además de todas las inaceptables irregularidades, de cifras muy parejas. De la manera en que el candidato oficial, el del gobernador Moreira, pero también del profesor Humberto Moreira, no logró rebasar con un porcentaje irreversible al panista Guillermo Anaya, que repitió como candidato.

En el Estado de México el PRI ganó. Con todas las mañas a citar, con el dinero, con el apoyo oficial. Con todos los asegunes, pero ganó. Y el sistema electoral funcionó. Le dio el triunfo, por poco más de dos puntos porcentuales, a tiempo.

En Coahuila esta inoperancia electoral, tan sospechosa para muchos, ha provocado reacciones de los tres candidatos opositores, el independiente, el de Morena y el del PAN. Y le dio espacio a un exabrupto de Humberto Moreira que será conocido como la definición de la elección.

Una que calificó, con todas sus letras, como robada por el cacique y cosas peores de su hermano, el gobernador Moreira. Textual afirmó: “Nos robaron la elección… fuimos asaltados por el puto tirano del gobernador y su bola de secuaces”.

El profesor Moreira se refería a su nuevo partido, el Partido Joven, un partido local que lo propuso como candidato plurinominal a diputado local. Y que está en riesgo de no sustentar su registro por no haber alcanzado el 2 por ciento de la votación.

Los panistas, Anaya en primer lugar, deben estar felices con esta declaración… si el mismo hermano habla de que el gobernador se “robó” la elección… ¿qué se podrá decir de la ausencia de resultados confiables?

Entrevistado, de buen humor, en el momento de emitir su voto, Humberto Moreira hizo pública su buena relación con el candidato de su hermano, el priista Miguel Riquelme de quien dijo que hablaban por lo menos una vez a la semana.

El PRI, por lo pronto, ya perdió la mayoría en el Congreso local. De los 16 distritos, nueve son para el PAN. Otra gran derrota para Rubén Moreira.

Por eso el Profe Moreira dijo: “Es lo más burdo que he visto en mi vida, nos robaron la elección de la manera más burda. Es lo más burdo que he visto en mi vida. Son unos hijos de la chingada… fuimos asaltados por el puto tirano del gobernador y su bola de secuaces”.

¿Qué sucedió en Coahuila? Además de la tragedia familiar de los hermanos Moreira…

Hace meses el gobernador pidió, al CEN del PRI, a Los Pinos, que le permitieran poner al candidato y se comprometió a entregar buenos resultados. No solamente no lo consiguió, sino que “tronar” el sistema electoral es el peor retroceso institucional que hemos vivido.

Ni siquiera se les ocurrió hacerlo en el Estado de México. Que ya es decir.

La participación electoral en Coahuila fue del 59.5 por ciento. Más alta de lo esperado, lo que viene a desfasar proporcionalmente la votación priista de siempre. La que tienen asegurada en cada elección.

Lo cierto es que el gobernador Moreira está entregando muy malas cuentas en un tema que, en su momento, pareció dominar. Que su partido, el PRI, perdió grandes espacios bajo su mandato constitucional. Y que es acusado de “robarse elecciones” y ser un tirano.

Tragedia familiar en Coahuila. Caos político. Y elección bajo duda. No podía ser peor la realidad…

@isabelarvide Blog: EstadoMayor.mx Blog: CambioQRR.com