imagotipo

Sin Gafete

  • Isabel Arvide

  • Isabel Arvide
  • La corrupta utopía del EZLN
  • El riesgo de su vinculación con la Iglesia católica

 

Los guerrilleros, financiados internacionalmente, auspiciados por el ala liberal de la Iglesia católica, que se hacen llamar “Ejercito Zapatista de Liberación Nacional”, EZLN, declararon la guerra al Ejército, al Estado Mexicano.  Y avisaron que buscaban derrocar al Gobierno.  Al hacerlo tomaron palacios municipales y mataron a mucha gente.  En su respuesta, legal, las fuerzas armadas tuvieron más de 600 muertos que, políticamente, se les impidió siquiera aceptar.

A partir de una tregua “unilateral”, que sorprendió incluso al mismo “Subcomandante Marcos”, porque ellos se sentían, se sabían ya derrotados, esa guerra sigue vigente.  Es decir, la declaración de guerra, el hecho de que el EZLN sea el único grupo subversivo que hizo, textual, una guerra contra las instituciones.

De igual manera, ese estatus de “pendiente”, de guerra sin terminar, sin una declaración de “rendimiento”, sin condiciones aceptadas por “ambos bandos” para regresar a la paz institucional, le has permitido de forma irregular controlar bajo sus propias “leyes” zonas de Chiapas.

Es decir, contra lo que dicta nuestra Constitución, por esa declaración de guerra, por esos muertos, por ese miedo político de los civiles para asumir las consecuencias, tenemos una guerra vigente en Chiapas que les permite, como ejército beligerante, control de parte de nuestro país.

Lo que hace muchos años tiene profundamente indignados a los militares.  Con razón.

El EZLN no solamente humilló a nuestras fuerzas armadas, sino que mató a muchos inocentes.  No podemos olvidar las batallas de esa guerra, como se resguardaron con niños y mujeres.  Esa es una realidad.

Y el EZLN se ha encargado de recordarlo.

Quienes están fuera de la Ley no pueden convertirse en fuerza política sin antes, como en Colombia, resolver su estatus de “fuerza beligerante en rebeldía”.

Para que exista, en el papel, en la legalidad, una paz en Chiapas debe haber una rendición de una de las dos fuerzas enfrentadas.  El EZLN hizo una declaración de guerra.  Y varios mandatarios no han sabido en 22 años, darle solución a esto.

El EZLN hoy es un grupo paramilitar enemigo del Estado Mexicano.  Y, obviamente, de las fuerzas armadas.

Si se llegase a permitir la candidatura a la Presidencia de la República de un integrante, impulsada además por el jefe visible de este grupo subversivo, el agravio a los hombres del uniforme sería infinito.

Dice Andrés Manuel López Obrador que esto, la posible anunciada candidatura del EZLN, es una maniobra del Gobierno en su contra.  Se equivoca, los del EZLN son sus enemigos formales.

Lo cierto, es que el EZLN tuvo el apoyo de la Iglesia Católica, no solamente en lo moral, sino en dinero, mucho, que recibieron de Europa.  Los mandos del EZLN eran también diáconos, es decir quienes impartían la doctrina de la fe católica en las comunidades.  La religión está profundamente imbricada en este movimiento subversivo.

Cuando el papa Francisco visitó San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, comió con miembros visibles de esta organización, como las monjas del hospital donde se escondían y se curaban a los heridos de esta guerra.  Cuidado con cualquier apoyo que venga de su alta jerarquía.  Cuidado para nuestra historia.

La Iglesia Católica, sus jerarcas, demostraron ser una fuerza política en la pasada elección de gobernadores.  ¿Qué sucedería si deciden hacer pública su relación con los miembros del EZLN?  Es decir, si deciden ser los patrocinadores de esta candidatura…

No estamos hablando de utopías.  No olvidemos que “Marcos”, o como quiera que se llame ahora el guerrillero, es un hombre lúcido que montó una “rebeldía” apoyado en la causa indígena para atraer a los medios de comunicación de todo el mundo, y quitarle el rostro sangriento a su lucha.  Es un manipulador.

Y su hermana es hoy subsecretaría en Gobernación.

El tema más importante de esto, definitivo, es la participación documentada de la Iglesia Católica, con dinero, con instrumentos de penetración en las comunidades, en la guerra de Chiapas.  En un inicio, ver mi libro “La Guerra de los Espejos”, el equipo de comunicación de los “zapatistas” era mucho más moderno y eficiente que el del Ejército Mexicano.  Pagado con financiamiento extranjero de organizaciones católicas ligadas a la “Teología de la Liberación”.  Yo vi, cuando todavía había disparos entre ambos, las casas de seguridad del EZLN con propaganda de los obispos representativos.

No es un disparate esta posible “candidatura”, corresponde al gobierno de la República entenderlo.  Lo malo es que, como ya sabemos, no entiende que no entiende muchos temas vitales para la salud de la República…
En Twitter: @isabelarvide

Blog: EstadoMayor.mx

CambioQRR.com