imagotipo

Sin Gafete

  • Isabel Arvide

  • Isabel Arvide
  • Rompimiento del pan con Carlos Joaquín
  • ¿Los gobernadores respetan las siglas que los llevan al poder?

Manlio Fabio Beltrones habló de la necesidad de gobiernos de coalición.

¿Los gobernadores que llegaron al poder por la “coalición” de partidos con ideologías encontradas, con quién gobiernan?

Miguel Ángel Yunes está por tomar posesión en Veracruz, con los compromisos que debe tener hacía el PRD y el PAN. Quiero suponer que su talento político le permitirá establecer cuotas con gente de ambos partidos sin incendiar su inicio de Gobierno.

En cambio, en Quintana Roo el PAN parece haber roto con Carlos Joaquín.

Sustentada en el descontento por los despidos, y por la llegada al Estado de “los poblanos”, la diputada federal panista, Patricia Sánchez Carrillo, despotricó: “no nos den a comer camote”.

Esto, debido al enojo que despierta que la secretaría de finanzas esté en manos de Juan Vergara, un empresario poblano sin arraigo en la entidad, que incluso fue precandidato priísta a la alcaldía de Huachinango, donde tiene una “fundación piñatera”. O sea, tuvo que comprobar que vivía en Puebla. Y junto con él han llegado funcionarios de todos los niveles apodados “los poblanos”, a quienes la política panista calificó como “filibusteros”.

Esta incursión en altos mandos de personas que no conocían Quintana Roo sino en vacaciones, ha revivido también la vieja discusión del “quintanarroísmo” en una parte del país que se ha conformado, precisamente, con migrantes de otras partes del país y el mundo. Quienes legalmente son ciudadanos con todos los derechos… cuando cumplen cinco años de residencia.

La diputada Sánchez Carrillo interpreta el rechazo de grandes sectores sociales, de miles que se han quedado sin empleo por la llegada de estos “poblanos”. El más reciente nombramiento fue el del director del C-4 para quien trajeron, exacto, de Puebla, a quien venía desempeñándose en esa misma encomienda.

El señor José Antonio Mendoza Ramírez, puede estar calificado para esa labor pero, definitivo, hay otros cientos de personas con arraigo local que podían desempeñar esta función. La incorporación de “fuereños” sobre todo de Puebla, no ha cesado desde que tomó posesión Carlos Joaquín, contra lo que dice el Artículo 21 de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado, que pone como requisito para desempeñar cualquier cargo de titular y hasta cargos medios “contar con residencia efectiva de cinco años en el Estado”.

El compromiso de Carlos Joaquín con Puebla tiene dos orígenes, uno el apoyo que recibió del gobernador panista, Rafael Moreno Valle. Y el otro está configurado alrededor del todavía priísta, exgobernador controvertido, Joaquín Hendricks, quien desde el CEN del PRI impulsó a Carlos Joaquín con dinero empresarial poblano.

El socio de Hendricks, para muchos cabeza visible de sus negocios, es Juan Melquiades Vergara Fernández, hoy titular de la Secretaría Estatal de Finanzas. Y quien admite haber despedido a 194 (la gente habla de varios miles) funcionarios públicos para poner a “gente del cambio”. Hasta hace unos meses Vergara tenía, junto con el exgobernador, un canal de televisión “turístico”, México Travel Chanel. Es un contador público con relaciones empresariales en Puebla.

Vergara estuvo mezclado en un escándalo local por “amenazas” y fraude, junto con su hermana, contra la persona de Manuel Álvarez Adán, un empresario local a quien, supuestamente, iban a “arreglar” la situación migratoria de un empleado.

Junto con él, llegó como subsecretaria otra poblana, Gabriela Valderrama Izquierdo, quien todavía no cumple un mes como residente en el Estado. Contra ella se quejó Xóchitl Álvarez Pérez, una madre soltera, que tenía 17 años trabajando en su oficina. Fue despedida, textual, por ser gente de los otros… de los “ladrones”. Sin un finiquito.

La joven aseveró que su sueldo era de tres mil 800 pesos mensuales, aunque le quedaba menos dinero por préstamos… Ahora no encuentra dónde trabajar.

Estas son las realidades “poblanas”, que tienen enojados a los chetumaleños. Y que explican el fuerte video que grabó Sánchez Carrillo. En respuesta, al ser entrevistado, Carlos Joaquín con enojo afirmó que “está mal informada”. Sin embargo, otro exdiputado local, muy conocido, Luis Ramón Villanueva García, se apuró a hacer declaraciones donde, de manera coloquial, afirma: “Los que nos chingamos por Carlos Joaquín estamos desplazados
puros poblanos que no tienen ni un día de radicar aquí
gente deshumanizada”.

De ahí que debamos preguntarnos, con toda seriedad, ¿Cómo deben ser los gobiernos de coalición, quién reparte qué posiciones para quiénes? No nos vayan a salir otros “poblanos” en el futuro…
En Twitter: @isabelarvide Blog: EstadoMayor.mx CambioQRR