imagotipo

Sin Gafete

  • Isabel Arvide

  • Isabel Arvide
  • Diputado de Morena: “gracias a Dios salimos de pobres, agarré siete millones de pesos por votar”
  • En Quintana Roo se repartieron 200 millones de pesos para controlar el Congreso, según testimonio grabado

¿Cinismo a su máxima expresión? ¿Ingenuidad que sintetiza la corrupción? ¿Absoluta falta de contacto con la realidad?  La grabación, circula en Internet, donde el diputado de Morena, Juan Ortiz se congratula de haber recibido su parte de los 200 millones de pesos que se repartieron para que el Gobierno, que encabeza Carlos Joaquín, controlase el Congreso, resume las razones para que millones de mexicanos abominen a los políticos.

No hay un titubeo en su conversación, privada, con un amigo.  Lo que el señor Juan Ortiz dice, textual, es: “Nos sacamos la lotería de pluri y nos están regalando 200 millones por haber votado”.

Al político quintanarroense solamente le tocaron 7 millones de esa cifra.  Afirma: “Gracias a Dios yo salí de pobre… yo solo agarré mi comisión que era la que quería, desarrollo pesquero… y agarré 7 millones de pesos… por haber votado”.

Sobre la dirigencia nacional, Andrés Manuel López Obrador, asevera: “… yo no voy a ser títere de nadie para que me digan que voy a hacer”.

¿Con qué nos quedamos de este testimonio? ¿La falta de cuidado de MORENA para regalar diputaciones plurinominales?  Supongo que es un escándalo con repercusiones nacionales.  Yo prefiero preguntar de dónde salieron los 200 millones de pesos, de los que solo “agarró” 7 millones el todavía diputado.

Es mucho dinero.

El Congreso de Quintana Roo tenía mayoría priísta, por haber ganado curules junto con las que ganó el PVEM. Ganaron en las urnas, conste. En cuestión de horas los diputados plurinominales y algunos priístas se convirtieron en apoyo del PAN y del PRD para dejar fuera al PRI y al VERDE.

Fue una “negociación política” que Carlos Joaquín le encargó a un personaje nefasto, Miguel Ramón Martín Azueta, que fue socio del exgobernador Félix González en diario local y otros negocios, quien resultó ileso de un atentado en su contra, hace tres años, por lo que se habló de sus posibles nexos con crimen organizado.

Ex presidente municipal de Solidaridad, presume de haberle dado su primer empleo como funcionario público al actual gobernador.  Lo que no dice es que uno de sus hijos fue acusado de violar a una menor, y otro fue detenido “in fraganti” cuando llevaba secuestrado a un mecánico para “desaparecerlo”, porque le “salía más barato matarlo” que pagarle.  Todo esto ampliamente documentado en su momento, expedientes penales abiertos.

Después de haber “arreglado” en Congreso a “modo”, a Miguel Ramón Martín se le premió con la posición de mayor jerarquía en el gobierno de Carlos Joaquín: Jefe de la Oficina del Gobernador.

¿De dónde salieron estos 200 millones?

La irrupción de dinero del crimen organizado en el Gobierno de Quintana Roo está presente por la declaración grabada del diputado.  Carlos Joaquín declaró desde antes de tomar posesión que el “Estado estaba quebrado”, al final del Gobierno de Roberto Borge no había dinero ni para gasolina.

¿De dónde salieron 200 millones?  ¿Puebla?  ¿El gobernador panista Rafael Moreno Valle?

La llegada de funcionarios de esa entidad ha despertado el mayor rechazo. Los encabeza Juan Melquiades Vergara Fernández, secretario de Finanzas.  Esto sin cumplir con el requisito legal de cinco años de residencia en el Estado. Se dice que es en pago a su apoyo.

¿Estas posiciones son suficientes para poner 200 millones de pesos?

Lo cierto es que resulta muy fácil comprar a diputados.  Los otros legisladores entre quienes se habrían repartido los 200 millones de pesos son, también, plurinominales. En los hechos, en Quintana Roo todas las comisiones del Congreso están encabezadas por diputados plurinominales.

¿Esto sucede en otras partes del país? ¿Quién va a investigar?  Si es que existe algún interés en investigar esta corrupción vomitada en redes sociales.

Ahí está la voz del “diputado”, ahí está la prueba de la compra de legisladores, ahí está la cifra de 200 millones… ¿Y el gobernador Carlos Joaquín?

¿Puede un funcionario público bajo sospecha “repartir” 200 millones sin ningún castigo?  ¿Es que estamos, los mexicanos, tan instalados en la corrupción? ¿Y Andrés Manuel, qué va a hacer con Juan Ortiz que apenas “agarró” 7 millones para, “gracias a Dios salir de pobre”?..

(La grabación se puede escuchar en los portales de Internet Noticaribe y CambioQRR, entre otros)
En Twitter: @isabelarvide  Blog: EstadoMayor.mx  CambioQRR.com