imagotipo

Sin Gafete

  • Isabel Arvide

  • Isabel Arvide
  • El misterio de La Marquesa
  • ¿Eran policías los muertos? ¿Quién es el misterioso asesino? Las incoherencias oficiales

¿Por qué todos nos tragamos el cuento chino de la Procuraduría de Justicia del Estado de México?

¿Por qué todos los diarios nacionales magnificaron una versión que es, a todas luces, mentira?

En un paraje de La Marquesa, carretera de Toluca a la Ciudad de México, se hallaron cuatro cadáveres que “oficialmente” pertenecen a asaltantes, quienes se habrían subido a un autobús y después de asaltar a los pasajeros fueron victimados por un “pasajero” misterioso.

¿En verdad ninguno tiene interés en analizar esta versión?

Porque es inverosímil que un hombre haya podido asesinar a cuatro personas armadas, en un autobús en movimiento, sin que hubiese respuesta o al menos se hubiesen protegido con algún pasajero.

Incluso si pensamos en que el autobús estaba parado… Y luego, cómo llegaron los cadáveres a la carretera… ¿El mismo misterioso asesino los bajó del camión sin ningún problema?  ¿Cuánto tiempo requirió para ello?  ¿Todos ayudaron? ¿O ya estaban abajo y tuvo tiempo para bajarse y dispararles en la oscuridad?  Después se habría vuelto a subir…

¿Por qué no detuvieron al chofer si, de acuerdo a la Ley, es cómplice de los crímenes?

La Procuraduría de Justicia del Estado de México dice que “de acuerdo a los testigos”… Y hablan de los pasajeros interrogados… ¿Cuánto tiempo pasó de que fueron asesinados y colocados en la carretera, fueron hallados, llegó la policía estatal y “localizó” a los pasajeros por un boleto de autobús de Toluca a la Ciudad de México? Es de risa.

O sea, igual que en una película estadunidense o en una serie inglesa de Netflix… total eficiencia y rapidez de las autoridades.

Lo cierto es que no parece importar a ninguna, sobre todo a ningún medio de comunicación, qué hay detrás de este asesinato.  Y para documentar el misterio todavía más, fue un fotógrafo de la Organización Editorial Mexicana, David Deloarte quien fue “esposado” por intentar fotografiar a los muertos.

¿Por qué la policía federal intervino con tanta violencia para evitar que exista una imagen de los muertos?

La que publicó ayer El Sol de México permite ver que uno de los cadáveres iba vestido con ropa muy semejante a un uniforme de la policía federal.

Esto, por cierto, es una versión que circula.

¿Pueden haber sido policías federales los asesinados? Entonces, cuál sería la explicación para hacerlos pasar por asaltantes. ¿Por qué de inmediato, como si existiese una “normatividad” informativa, se aseguró que no era un asesinato del crimen organizado?

Los cadáveres, además, tendrían un tiro de gracia.

¿Por qué un sicario profesional, o un policía entrenado para matar, viaja en un autobús de madrugada?

Me intrigan muchas cosas, la primera por qué no quedaron los cadáveres en el autobús… que sería lo más lógico. ¿Por qué el asesino, de acuerdo a la versión oficial, se bajó de ese camión hasta más adelante? ¿Por qué no llegó la policía federal al lugar de los hechos en cuestión de minutos, antes de que los cadáveres fueran puestos en la carretera… es que ningún pasajero llamó al número de emergencias?

¿Con qué autoridad un solitario asesino consigue apoyo de treinta, cuarenta pasajeros y puede controlarlos? ¿Era policía federal y se identificó? ¿Por qué el chofer no se paró kilómetros adelante y llamó a la policía?

La versión de que el solitario asesino les devolvió a los pasajeros sus pertenencias… suena como a cuento de hadas. Requiere tiempo… y cuando matas a cuatro, supongo, quieres huir… a no ser que seas policía y estés protegido y lo que menos te preocupe sea la autoridad.

Si así fue, ¿queremos tener policías asesinos ocultos en los autobuses?… ¿Quién les daría, bajo qué premisa, órdenes de matar?

Los presuntos asaltantes fueron rematados con el tiro de gracia. Lo que define que el asesino los quería muertos, no era en defensa de los pasajeros sino con total intención de matarlos.

A poca distancia del sitio donde aparecieron los cadáveres, hace cinco semanas, el 24 de septiembre, se encontraron 24 cadáveres ejecutados, unos decapitados, todos con el tiro de gracia. Y obviamente no se ha avanzado en la investigación, si es que existe. Aquí la autoridad no fue tan eficiente…

Lo cierto es que nos vendieron, en primera página, un cuento chino. Lo grave es que queramos tragárnoslo…
En Twitter: @isabelarvide

Blog: EstadoMayor.mx

CambioQRR.com