imagotipo

Sin Gafete

  • Isabel Arvide

  • Isabel Arvide
  • Antes que nos sepulten las noticias electorales Comitán, Topo Chico, y El Pito

A partir de hoy, lunes 6 de junio, toda la información girará alrededor de los resultados de la jornada electoral de ayer.

Antes de ser, literalmente, sepultados con esta “información”, vale la pena analizar el tema de la violencia inaudita, humillante, inaceptable de los disidentes de la CNTE contra directores y maestros en Comitán.

Solamente mirar las imágenes donde personas mayores son “rapadas” como un castigo a su negativa de “faltar” a las clases, es decir, porque cumplen con la Ley, aterra. ¿En manos de quiénes podemos caer?

Pobre Chiapas. Pobre Comitán de Domínguez, donde nació don Belisario, a quien le cortaron la lengua por decir la verdad. Ese polvorín que muy pocos entienden, donde todas la guerras tienen presencia, puede incendiarse en cualquier momento.

Y los problemas no los podrá resolver Manuel Velasco Coello, simplemente porque rebasan con muchísimo las instancias del Gobierno estatal. Para iniciar, no hay leyes que metan a la cárcel, que castiguen ejemplarmente, a quienes utilizan la violencia como hicieron los “maestros” disidentes. Lo que, urge, debe cambiar.

Ni Velasco ni ningún gobernador cuenta con instrumentos legales en sus manos para evitar esto. Lo que tendría que preocuparnos enormidades. Simplemente, en cualquier momento podemos ser víctima de los “violentos” sin que el Estado Mexicano nos defienda lo suficiente.

Sigamos con el penal de Nuevo León conocido como Topo Chico. Son las condiciones vigentes en las cárceles del país, se apresuraron a decir frente a los cadáveres de los reos. Solo que ahí hubo otro motín, sangriento, hace pocas semanas… lo que debió haber obligado a todos, autoridades federales y sobre todo estatales, a enmendar la realidad. En lugar de ello, a juzgar por los resultados, el descuido se volvió mayor.

¿Por qué? Muy sencillo: a las autoridades, federales y estatales no les interesan las cárceles. El cambio no puede darse sin voluntad política y sin dinero. Si el gobernador dijo mucho, que “El Bronco” suele decir mucho, sin sustento, hoy tendrá que enfrentar las consecuencias. Aunque, me parece, que no le importe mucho. Al menos, no lo suficiente para, en verdad, meter manos y dinero en ese penal.

O, sería un inicio significativo, para cambiar a los responsables. Al responsable mayor, al militar que sostiene en la Secretaría de Seguridad Pública.

Luego, para no olvidar, tenemos el asunto del “pito” de Miguel Mancera… bodrio que ha despertado todas las burlas, que se presta al doble sentido propio del ingenio mexicano y que vulgariza en extremo al jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

¿Qué Mancera no tiene asesores para haberle advertido?

Es, en verdad, una burla. Y quienes son objeto de burla, revisar la historia, no pueden seriamente aspirar a gobernar a cien millones de mexicanos con un “pito” como identificación. Que, además, no ha sido aceptado como “eficiente” por ninguno.

La Ciudad de México sufre, como nunca antes, problemas serios de contaminación y de atascos de tráfico que van, ya, contra los derechos humanos de millones de mexicanos. No es posible que se les (nos) someta a esas restricciones tan sacadas de la manga de algún tonto.

El problema, cualquiera lo ha vivido, comenzó con el nuevo Reglamento de Tránsito, aparentemente diseñado para multar a cualquiera que maneje un vehículo. Y, aparte, para contaminar por sus obligadas velocidades bajas y frecuentes frenadas.

A eso debe agregarse el tema de la corrupción en los verificentros, y también la mala calidad de la gasolina. La violencia en el Metro tiene estrecha relación con la sobrepoblación cotidiana de ese medio de transporte. Y no podrá ser solucionada con ningún “pito” por eficiente que pudiese ser…

Son tres temas que van a olvidarse y que, por urgencia nacional, tendrían que ser una prioridad de atención en los gobiernos, tanto locales como estatales. Pero, ya lo sabemos, eso no sucederá…
En Twitter: @isabelarvide

Blog: EstadoMayor.mx