imagotipo

Sin Gafete / Isabel Arvide

  • Isabel Arvide

  • Las canicas de la seguridad
  • O cómo le hacemos en Campeche sin petróleo…

Hace pocos días Alejandro Moreno se reunió con el nuevo director de Pemex, José Antonio González Anaya, con una sonrisa política que ocultaba su angustia. Campeche está inserto en el tema petrolero, con el agregado de su vulnerabilidad económica ancestral.

Y, como sabemos, los cien mil millones del recorte de esa empresa no entienden razones sociales. ¿Cómo van a sobrevivir los empresarios, todos los que dependen de ellos, locales si Pemex no les paga lo que les debe? ¿Qué van a hacer los trabajadores que van a despedir? ¿De qué van a vivir todas las familias, muchas en actividades micro, que giran alrededor de sus sueldos?

Para Campeche el golpe es mucho más duro que para otras entidades. El petróleo es el gran proveedor.

Alejandro Moreno es parte de la generación de “gobernadores jóvenes”, a diferencia de varios de sus compañeros insertos en el escándalo, parece haber llegado a Campeche a tiempo, cuando ya se había terminado la vorágine de su edad. En el poco tiempo que tiene en la casa de Gobierno no ha habido críticas ni noticias de sociales. Ningún exceso.

Lo que en estos tiempos ya es de agradecer.

Moreno es un político de toda la vida. Que quiso ser gobernador de Campeche, que aceptó con disciplina no serlo, que supo esperar, y todo indica que ha sabido llegar.

¿Qué puede hacer en Campeche, para los campechanos? La entidad es pequeña, el número de habitantes menor a una delegación de la Ciudad de México. Y el tema del petróleo es, también, una oportunidad. Porque el potencial de Campeche, como de muchas partes olvidadas de nuestro país, es el turismo.

Para recibir visitantes tiene una ventaja inmensa: Su cercanía con Quintana Roo y Yucatán, donde existen aeropuertos que reciben a millones de turistas de todo el mundo.

O sea, ya están cerca. Y tomaron la decisión de venir a México, a esa parte del país. Se trata de desarrollar esa “industria”. Como todo es nuevo, se tiene la ventaja de cuidar el medio ambiente desde el inicio.

Moreno ha conseguido, en Campeche, algo que parece imposible en otras entidades del país: Ser la entidad más segura.

Al menos en enero del 2016. Lo que ya es algo.

Según datos de la federación, en este mes Campeche se ubicó el lugar 32 de índice criminal. Como la medición se hace al revés, estar al final de la lista quiere decir que se tiene el primer lugar.

Con tan sólo 17.58 incidentes violentos por cada 100 mil habitantes, esa entidad es el paraíso de la seguridad. Baste comparar con Yucatán, estado vecino, que tradicionalmente es reconocido por su seguridad, y que en este mes de enero de 2016, está situada hasta arriba de la lista, en el lugar 8 con 139.57 incidentes violentos.

Es obvio que Renato Sales, campechano, tiene que estar muy contento con estos resultados.

Esta es la coyuntura de Alejandro Moreno. Tiene seguridad, tiene costas y regiones verdaderamente extraordinarias, todo el potencial para desarrollar turismo. Para sustituir a Pemex… Es obvio que necesita apoyo, mucho apoyo.

Y aquí es donde la federación tiene la palabra. Porque el recorte de Pemex tiene efectos, graves, muy graves, que tienen que ser atendidos. Si en Campeche lo hacen, no habrá mal que por bien no venga.

Moreno ha demostrado una seriedad, diría incluso confiabilidad, más que grata. Si sigue así, si no cae en los desastres de otros gobernadores de su generación, va de gane.  Campeche puede comenzar a tener un futuro aparte del petróleo… Que no es poco.
En Twitter: @isabelarvide

Blog: EstadoMayor.mx