imagotipo

Sin Gafete / Isabel Arvide

  • Isabel Arvide

* Y nos dieron las cuatro…

* Ulises le suplicaba a Murat…

El día anterior había sido el escándalo de los balazos-atentado, veníamos de la conferencia de prensa donde uno de los escoltas del gobernador se bajó los pantalones para enseñarnos la herida, era una noche cargada de presión en todo sentido y Murat quería que estuviésemos con él.

A la casa oficial de Gobierno llegamos Carlos Velázquez, otro periodista de México, Ulises Ruiz y yo.  Entre el tequila, el whisky, el mezcal nos dieron las cuatro, y las cinco y las seis de la mañana.  Se habló de todo, pero el tema principal era que Murat quería renunciar.

De ese tamaño era el drama mediático que según muchos incluía un marido celoso.

Y Ulises, que era su sombra, que era su operador, que era ya su presunto sucesor, suplicaba humilde, casi de rodillas.  Obviamente no quería que ser fuese Murat, que dejase en otras manos su futuro.

Ya con luz de día lo convenció, casi le besa las manos, abrazados, hermanados lloraban sin lágrimas.

Después Ulises fue candidato del PRI y ganó con todo el apoyo de Murat.

Luego Ulises tardó dos días en traicionar a Murat exgobernador.  Con toda la fuerza destructora del poder estatal, lo traicionó hasta la cocina.

Ahí está el origen de la bronca entre ellos, ya exgobernadores los dos.  Es personal.

Lo grave de esto es que Ulises Ruiz pueda comportarse como cacique con impunidad oficial.  Porque eso es lo único que se desprende de la grabación publicada la semana pasada.

Honestamente ignoro cuál es la fuerza del hijo de Julio Scherer, del mismo nombre, o si trabajaba para el PRI antes de la llegada de Manlio Fabio Beltrones, pero me resulta en verdad agraviante que ambos señores puedan quitar o poner candidatos priístas.

El papel de José Murat en conseguirle a este gobierno un “apoyo” de la supuesta “Izquierda”, en su momento muy preciado, no está a discusión.  Imaginar que el pago sea hacer “candidato” a su hijo es otro tema.

El joven Murat pertenece a la nueva generación de políticos educados, con doctorado incluido, en el extranjero.  Tiene, por lo tanto una visión de la política muy distante de la de su padre, que por otra parte es irrepetible, y seguramente cuenta con méritos suficientes para ser el director del Infonavit, incluso para aspirar a gobernar Oaxaca.

Fuese quien fuese el candidato priísta para suceder a Gabino Cué resulta imposible soñar siquiera que Murat padre esté fuera de este proceso.  Pero no hay grabaciones que lo incriminen.  En cambio tenemos a Ulises hablando, con insultos, de “bajar” a Murat, de una campaña mediática contra Gabino Cué, de imponer a un candidato de nombre Eviel.  Y su contraparte, Scherer, le ordena que consiga que Beltrones “baje” de la jugada a Murat.

Da un asco inmenso ver como estos dos individuos, insisto en ignorar qué hace, qué calificaciones tiene Scherer, se reparten el futuro de un Estado.

Y, además, utilizan medios y periodistas para una campaña política contra el gobernador de Oaxaca.

Me aterra siquiera imaginar de qué manera ha estado jugando, sucio, Ulises Ruiz en Quintana Roo… tal vez como el verdadero promotor de la candidatura de Carlos Joaquín, o como el impulsor de las falsas encuestas, todo se puede esperar después de esta grabación.  Todo se puede creer después de aquella noche en que casi de rodillas le suplicaba a Murat.

Lo bueno de esto es que Manlio Fabio Beltrones conoce perfectamente a todos los protagonistas.  Está por encima de sus intrigas, y no va a tardar en poner orden en el proceso de sucesión en Oaxaca, con o sin Murat hijo, con o sin Murat padre, como corresponda.

Esta conversación que exhibe al partido en el poder, que hace daño hasta al líder moral del PRI que no es otro que Peña Nieto, no va a quedar impune.  Beltrones sabe perfectamente de qué lado masca la iguana y no se van a montar, ni los oaxaqueños ni ningún otro grupo político, sobre él.

Ahora me gustaría, por aquello del derecho a la información, saber quién le paga a Julio Scherer, con dinero ¿público?, quiénes lo han contratado para “ayudarlos” a ser gobernadores por recomendación de quién…

En Tuiter: @isabelarvide

Blog: EstadoMayor.mx