imagotipo

Sin Gafete / Isabel Arvide

  • Isabel Arvide

* Una propuesta de Yunes

* Una propuesta de uno que sí sabe de seguridad

El diputado Miguel Ángel Yunes Linares atiende su tienda en la Cámara de Diputados, no obstante su principal preocupación política en Veracruz donde el desastre del gobernador Duarte crece exponencialmente. Al hacerlo en un tema que conoce a profundidad, la seguridad, abre el espacio para un cambio que podría significar la luz al final del túnel para millones de
mexicanos.

Obvio que, sabemos su afiliación partidista, su iniciativa también lo es del PAN. Donde el sentido común parece prevalecer por encima de las políticas seguidas por los mandatarios emanados de ese partido.

No se trata de “enmendarle la plana” a ninguno, eso es lo más interesante.  Y vale la pena analizar a fondo sus puntos.  Uno de ellos contradice totalmente el planteamiento gubernamental del “mando único” que, por otra parte no se ha concretado.

A diferencia de otras proposiciones, ésta tiene sustento práctico.  Su primer punto sería la creación de un Instituto Nacional de Seguridad Pública, que vendría a sumar todas las instituciones que bajo un mando confuso se pelean el control en ese ámbito.

De tal forma que habría un jefe que tuviese injerencia en la parte operativa y por lo tanto conocimiento para la dotación de recursos a los Estados, que se ha venido dando de una forma totalmente divorciada. Esto evitaría de entrada que se le diese, por razones políticas, dinero a municipios o Estados que no han cumplido con las normas. O que se compren patrullas (hay comisiones de por medio) que luego están paradas por falta de presupuesto para la gasolina.

También habla de la creación de nuevos mecanismos de evaluación, que son indispensables. Cuando cada entidad creó sus oficinas evaluadoras, los policías pasaron exámenes a contentillo.  Con el esperpento de que altos mandos no han sido evaluados
correctamente.

Y, de manera paralela, contar con un Servicio Nacional de Carrera Policial, que debería hacerse extensivo para el tema carcelario, creo yo. Solamente así podemos tener policías capaces, profesionales, que sepan dar resultados y puedan llegar a dirigir sus policías.

Junto ello Yunes habla de que el nombramiento del responsable de este nuevo Instituto Nacional de Seguridad Pública tenga que ser aprobado por el Senado, lo que sería garantía contra los amiguismos y las
improvisaciones.

En los hechos Yunes recoge las quejas, las aspiraciones, las ideas de muchos expertos en el tema que han venido pidiendo que haya un verdadero cambio. Lo importante es que les da forma y sentido, las hace muy accesibles.

Si existe decisión política al respecto.  Que es lo que siempre ha frenado el tema de la seguridad pública.

Porque uno de los puntos de su iniciativa de Reforma Constitucional habla de homologar los salarios a nivel nacional.  Elemental, esencial, indispensable pero que no se ha hecho.  De tal forma que tenemos policías municipales y/o estatales que ganan la cuarta parte que un policía federal.

Esto, el dinero, dotar de presupuesto para pagarle mejor a los policías, ha sido el verdadero atorón del proyecto de Mando Único que, también lo tiene previsto. La sociedad no puede aspirar a estar protegida con policías que no perciben un salario digno, que en mayoría ganan menos que una sirvienta.

El fortalecimiento de las Policías Municipales me parece indispensable, y es uno de los mayores aciertos de esta iniciativa de Ley. Justamente en Boca del Río, Veracruz, municipio gobernado por el hijo del diputado Yunes, sufrí un asalto en casa de mi hermano y cuando llegaron los marinos, que sustituyeron a la Policía Municipal, simplemente se burlaron.

Ante mi queja con sus superiores no hubo respuesta, y al pedirle que interviniera a la Policía Estatal, con gran amabilidad se presentaron en la casa de mi hermano donde había entrado un ladrón de madrugada, con toda la familia ahí, para informarme que no podían intervenir porque no era su jurisdicción.

Si hubiese habido una Policía Municipal bien pagada, evaluada y profesional, seguramente ya habrían atrapado al ladrón que suele entrar por las ventanas o puertas a robar bolsas, dinero, alhajas, celulares y que mi cuñado identificó dando incluso (por el localizador del celular) su ubicación.

Esa es la inseguridad que el Gobierno federal no ha podido remontar, que no consigue enmendar al enviar a marinos o soldados que no quieren hacer funciones de policías.

La Policía Municipal es la mejor, puede proteger a los ciudadanos en sus personas y sus propiedades, pero para eso necesita cambiar. El diputado Miguel Ángel Yunes ya dijo cómo puede hacerse.  Falta que quiera el Gobierno…

En Tuiter: @isabelarvide   Blog: EstadoMayor.mx