imagotipo

Síndrome del sabio, ¿sabe en qué consiste? | De carne y hueso | Sonya Valencia

  • De carne y Hueso: Sonya Valencia

¿Escuchó alguna vez hablar del síndrome de savant o síndrome del sabio? Se trata de personas que, pese a tener sus capacidades mentales y conductuales disminuidas o dañadas, presentan una impresionante habilidad para realizar ciertas acciones.

Un ejemplo de savant (de hecho por él lo conocí) es August, el hijo de Frans Balder, ambos protagonistas de la novela titulada “Lo que no mata te hace más fuerte” o “La Chica en la Telaraña”, cuarto libro de la saga Millennium, esa serie de novelas criminales suecas (“Los hombres que no amaban a las mujeres”, “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”, “La reina en el palacio de las corrientes de aire”) que hace unos años estuvo tan de moda y que fueron creadas por el escritor Stieg Larsson, quien murió de forma repentina sin ser testigo del éxito que alcanzó su saga.

Este cuarto libro, “Lo que no mata te hace más fuerte”, dice la editorial que todavía es producto de Stieg Larsson, debido a que el autor tenía preparada una saga de 10 novelas en total y ésta, de reciente publicación el pasado agosto, la dejó empezada.

La editorial, quien desde hace meses ya había anunciado que retomarían el escrito de Larsson, se lo dio al y periodista criminal, David Lagercrantz, quien finalmente lo terminó.

En fin, todo lo que hay en torno a esta historia es muy interesante, pero lo que en lo particular me ha llamado la atención, es August, el pequeño hijo de Frans Balder, que padece el desconocido síndrome de savant. La historia relata con bastante realismo, hasta donde pueden llegar los chicos que padecen este síndrome.

Todo lo que la novela cuenta de August, no es ciencia ficción, es más, yo me atrevería a pensar que el patrón a seguir fue el caso de Stephen Wiltshire, un chico mudo y con autismo severo (como el pequeño August), pero con una impresionante habilidad artística y una memoria visual digna de una cámara fotográfica. Como en la novela, Stephen Wiltshire, a los siete años comenzó a realizar dibujos complejos de obras arquitectónicas y solo le bastaba observar algo una vez, para reproducirlo de forma exacta y a escala en papel.

EN GENERAL el síndrome de savant suele considerarse, dentro de los trastornos del desarrollo, como un tipo especial de autismo.

EN GENERAL el síndrome de savant suele considerarse, dentro de los trastornos del desarrollo, como un tipo especial de autismo.

¿Sorprendente no? Pues esta es una de las características de los superdotados y deficientes al mismo tiempo. Una persona con síndrome de savant puede memorizar millones de datos, reproducir artísticamente aquello que ve, tocar instrumentos sin necesidad de que nadie le enseñe y hacer ecuaciones avanzadas; sin embargo, la mayoría de ellos están negados a valerse por sí mismos, hasta para cubrir sus necesidades más básicas necesitan ayuda.

El savantismo es un trastorno poco común. Su escasa prevalencia entre la población, junto con las dificultades de clasificarlo en un trastorno específico como el autismo o en cualidades como la superdotación, hace que no se investigue demasiado sobre el tema, aunque las hipótesis que existen se basan en la posibilidad de una existencia de daño cerebral en el hemisferio izquierdo. Esta teoría ha sido respaldada por pruebas de neuroimagen.

En la actualidad se sabe que un savant podría tener el hemisferio derecho más desarrollado, siendo éste el responsable de talentos extraordinarios.

En general este síndrome suele considerarse, dentro de los trastornos del desarrollo, comoun tipo especial de autismo, asemejándose en mayor medida al síndrome de Asperger, que dentro del espectro autista es considerado el trastorno menos profundo.

Por sus características, la propuesta de tratamiento para un savant puede ser similar al tratamiento dirigido a un síndrome de Asperger para fomentar las habilidades sociales y de comunicación de la persona afectada con su familia y con el entorno. En la novela, además se dice que hay que dejar que ellos desarrollen sus habilidades porque es la manera de mantenerse en contacto con el mundo exterior. Suena lógico ¿no?

“Lo que no mata te hace más fuerte”, una historia realmente buena, tanto como las tres anteriores de su misma saga. Se las recomiendo ampliamente.

/arm