imagotipo

Son Politikon

  • Son Politikon / Arisco-Teles

Arisco teles

Terminó el proceso electoral, a pesar del abstencionismo su organización fue un éxito. En general los partidos reconocieron los resultados y en otros casos por impugnación, se inicia una etapa de revisión y tal vez tengan que resolver los órganos jurisdiccionales electorales. No hubo violencia, prevaleció la tranquilidad y la paz pública. Algunos gobernadores y presidentes municipales salientes, harán un esfuerzo para pagar adeudos y reducir la deuda pública, más les vale, hay que cumplir con los acreedores. Los nuevos gobernadores de dos años la tienen difícil, al primero de haber tomado posesión, ya tendrán candidatos para ocupar su silla y escuchar Las
Golondrinas.

El bienestar de la nación depende del esfuerzo de cada mexicano, que los Gobiernos locales les den seguridad para realizar sus actividades. El tema más importante es la seguridad en cada Estado, los gobernadores deben proporcionarla y la Federación apoyar sin distingos de partidos. Las autoridades más cercanas son los presidentes municipales, quienes han descuidado esta obligación prioritaria, que “se pongan las pilas” y recorran cotidianamente las colonias y poblados. Ya no debe haber PALACIOS municipales, solo puertas abiertas para atender personalmente a la comunidad. Se acabaron los principados, estamos en una república federal representativa.

Es evidente que en los últimos resultados sin ideología ganaron las alianzas y favorecieron los errores  de los gobernadores que llegaron circunstancialmente por un vacío de poder, no tenían un líder nacional. Zedillo llegó por la muerte de Colosio y guardó distancia con su partido, éste se perdió durante doce años en conflictos internos por falta de liderazgo. Posteriormente lo recupera Peña Nieto y se fortalece a tal grado, que para derrotarlo le echaron montón.

La transformación del país sigue adelante. Finalmente, este voto de castigo local, fue para algunos de los últimos personajes del pasado,que quedaban en el poder. Es una lección para crecer y evitar que vuelva a suceder. El PRI todavía tiene algunas podas que hacer; el PRD con Cárdenas y Mancera recuperarán los valores de su origen y con sus líderes lograran un renacimiento para defender sus principios; el PAN se fortalece con su nuevo líder y surgen otros personajes. Los demás partidos de poca fuerza, luchan por esas razones al lado de quienes les conviene, para sobrevivir y avanzar en su consolidación. México debe seguir creciendo, como lo hizo durante la mitad del siglo pasado.

La pobreza ha crecido, porque cada familia de escasos recursos se multiplica al triple; con la mejoría de la salud aumentan los años de vida las personas de la Tercera edad, lamentablemente no tienen pensiones suficientes para mantenerse; el petróleo seguirá agotándose. Necesitamos diversificar la economía; apoyar al campo; reducir el crecimiento poblacional; mejorar la calidad de la educación; pagar correctamente los impuestos; simplificar el marco jurídico; reducir el gasto público en la administración simplificando trámites; invertir más en infraestructura; combatir la corrupción, la delincuencia y en general ser mejores ciudadanos.

El presidente del PRD anuncia el renacimiento de su partido, volver a sus raíces y orígenes. Gobiernan con candidatos propios varios estados, muchas presidencias municipales, legisladores y desde luego gobiernan la capital de la república. Significa de alguna manera que el año próximo irán solos en las elecciones para medir su propia fuerza y no desalentar a sus militantes. En el 2018 harán lo mismo para recuperar su prestigio. Mancera logró hacer de la Ciudad de México una nueva entidad federativa, es un hecho histórico incuestionable y se lanza al 2018. Por cierto Cuauhtémoc Cárdenas es su Representante de Relaciones Internacionales, hacen buena mancuerna, con: “Ya vine de donde andaba, se me concedió volver, porque a mí se me figuraba que no te volvería a ver…”