imagotipo

Son Politikon

  • Son Politikon / Arisco-Teles

Arisco Teles

Son tiempos buenos para refrescar la memoria, Maquiavelo señalaba hace muchos años que “no hay nada tan difícil de lograr, tan dudoso ni tan peligroso como iniciar un nuevo orden de cosas”, esa es la convocatoria para el presente, el devenir de la humanidad. En nuestros días el arte de gobernar se ha complicado, mantener el equilibrio, controlar los intereses creados y transformar una nación en un mundo globalizado en crisis por falta de valores y de principios donde prevalece la ley del más fuerte, es difícil para conquistar el futuro se requiere de la suma de esfuerzos; actuar sin egoísmos, con una sólida unidad nacional y un Gobierno fuerte con el apoyo de la sociedad. Hemos avanzado en la defensa de los Derechos Humanos, pero hemos olvidado la corresponsabilidad social y la obligación de cumplir con nuestras responsabilidades como seres humanos. No se trata solo de exigir, también hay que cumplir. La Nación es solo en realidad, el espejo de nosotros mismos.

En una ocasión le preguntaron a Gandhi cuáles eran  los factores que destruyen al ser humano y respondió así: “la política sin principios, el placer sin compromiso, la riqueza sin trabajo, la sabiduría sin carácter, los negocios sin moral, la ciencia sin humanidad y la oración sin caridad”. Lo mismo pasa con la naturaleza cuando rompemos el equilibrio, se desatan las fuerzas para restablecer el orden, igual sucede con la humanidad, por eso los hombres se organizaron en naciones, estableciendo normas de conducta (contrato social) con deberes, obligaciones y derechos que todos deben respetar. Las libertades están garantizadas y acotadas por los derechos de los demás y el Estado está obligado para hacerlas respetar. Se avecinan tiempos difíciles para la humanidad. Cuando se rompen las reglas todos estamos en riesgo, por ello debemos cumplir con nuestras obligaciones y no caer en el individualismo cegados por lo material. Retomando a Gandhi, en materia política no podemos actuar sin principios, los partidos políticos no deben abandonar su ideología solo por alcanzar el poder, deben ser congruentes para luchar por sus ideales, el que no lo haga tiende a desaparecer y en el caso de comunión de ideas, que se fundan en una sola organización para alcanzar sus metas.

En México, el PRD con su nueva dirigente se prepara para reencontrar su camino y dar la batalla sin alianzas vergonzosas para no perder su identidad: “dime con quién andas y te diré quién eres”, así dice la sabiduría popular. Solo se crece cuando se actúa con dignidad y respeto a sus militantes. En el PRI acordes al discurso de su presidente Enrique Ochoa, se oyen voces que piden suspensión de militancia y rendición de cuentas, a quien se porte mal. En el PAN, “…, la vida es más sabrosa…”, todos aspiran a la candidatura presidencial y a incorporar a sus filas al PRD para lograr su Proyecto de Nación. Los demás partidos por afinidad ideológica y supervivencia buscarán alianzas para crecer.

La Reforma Educativa avanza con dificultad, sin embargo va por más con la participación de todos los actores responsables de la educación, de ello depende el futuro de nuestros hijos. No es tarea fácil, se necesita vocación, esfuerzo y CONTINUIDAD.

En materia internacional las cosas se complican. La salida de Inglaterra de la Unión Europea rompe el equilibrio mundial y nuevamente se vuelve una isla del continente europeo. La visita del presidente Peña Nieto a Estados Unidos, muy oportuna para fortalecer nuestras relaciones bilaterales, solo nos separa una línea fronteriza. Construir una Muralla China en la Globalización, sería volverse una fortaleza fuera de la prosperidad mundial.
Comentarios:

spolitikon@yahoo.com