imagotipo

Son Politikon

  • Son Politikon / Arisco-Teles

* Arisco -Teles

Con buen ritmo de “…, caminante son tus huellas del camino y nada más, caminante no hay camino, se hace camino al andar”, han iniciado las consultas legislativas con los respectivos Congresos (estadunidense y el nuestro), para que se inicien las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. En ese contexto el Proceso de Globalización nos obliga a la actualización de los Acuerdos Comerciales basados en las reglas de operación diseñadas por la vecindad y por el Marco Legal deLa Organización Mundial del Comercio (OMC). Si bien la numeralia ha beneficiado a ciertos sectores productivos mexicanos, es la oportunidad para políticas públicas que generen una Reforma Industrial para hacer frente al desafío comercial.

No se trata de mercados únicos sino de diversificar con otras naciones. De ajustar un desarrollo industrial con una visión a mediano y largo plazo y, con un desarrollo científico y tecnológico doméstico. Hoy las economías emergentes deben tener un desarrollo sustentable acorde al ajuste del modelo económico y a los Mercados Emergentes (el incremento relaciones comerciales con terceros países). En los años recientes algunos “mercados emergentes” han combinado la “industria con los servicios” o bien han sustituido a los “servicios” por la “industria”. Por lo anterior, en mucho ayudará la capacidad que tengamos en la implementación de las Reformas Estructurales, para mejorar la productividad y volver al país un atractivo de los inversionistas, al son de: “yo amo los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles, como pompas de jabón”.

Por otro lado, la impugnación contra la Constitución de la recién nacida Ciudad de México corregirá de fondo la carta de “deseos electoreros” de algunos constituyentes. Con ello y a cien años de la Promulgación de Nuestra Carta Magna se trata de no vulnerarla y no sobreponer preceptos que han dado legalidad y legitimidad, con versillos de: “La gota de agua que da la nube, como regalo para la flor, en vapor se desvanece, cuando se levanta el sol; y nuevamente al cielo sube, hasta la nube que la soltó”.

Retumban las coplas de: “En el Estado de México nací, yo soy de Zacazonapan donde crecí, viendo la peña preñada y los Reyes llenos de pinos…”, pues la jornada preelectoral trae a más de uno con preocupaciones y ocupaciones. Para muchos es un laboratorio electoral, para otros la antesala del 2018 y para muchos noveles en el análisis político las encuestas los traen con la brújula perdida. En ese ritmo no hay que perder el paso, pues una elección local tiene su propia naturaleza electoral y que quien traiga su mejor “orquesta estatal” saldrá con los mejores pasos de baile. Si bien el hartazgo por la política es un referente para muchos, quien tenga la mejor estructura y con una buena batuta podrá cantar esa de: “Valle de Bravo muy chico yo conocí, ahora tiene una laguna que antes no vi, luego pasé por Toluca, que es del Estado la mera nuca y sin entrar al Distrito…”.

Una cosa es que nos haya alcanzado el futuro en temas ambientales y otra que haya ocurrencias impositivas, que lesionan a diversos sectores industriales con el cobro del Impuesto Ambiental en el Estado de Zacatecas; pues además de que se invade la competencia federal en la materia fiscal, no queda claro en qué y para qué dicho cobro; por ende y como dijese el clásico: “…, pero que necesidad, para que tanto…”.
spolitikon@yahoo.com