imagotipo

Son Politikon

  • Son Politikon / Arisco-Teles

Ha iniciado la temporada de ciclones en el panorama nacional, ante ello las fuerzas armadas se reportan listas para atender a la población civil (Plan DN-III). El ejército del pueblo creado después de la Revolución Mexicana (100 años) ha cumplido con lealtad y honor a la patria. Cuando se formó el PRI (1929) sus primeros dirigentes fueron Generales de División o Almirantes, todos surgieron del primer movimiento social del mundo en el siglo pasado, con esa “experiencia” organizaron el dicho partido político, sumando la participación de todos los sectores de la población especialmente obreros y campesinos.

Ese apoyo fortaleció tanto la unidad nacional, como la creación de instituciones nacionales, iniciándose un dinámico desarrollocon cien años de progreso y desarrollo. El grupo conservador creó el PAN y algunos militares retirados el PARM. Poco a poco esta incipiente democracia fue creciendo por la apertura de la misma democracia dirigida,misma enriquecida con un siglo de paz y estabilidad (un modelo mundial de progreso y desarrollo excepcional). Hace 100 años éramos 15 millones de mexicanos, ahora somos 130 millones de seres con mejores oportunidades.

El último presidente del PRI de origen militar fue el general Alfonso Corona del Rosal (época de López Mateos). Posteriormente con nuevos bríos inició la etapa el Lic. Carlos Madrazo Becerra quien impulsó la democratización del “partido”con la selección de candidatos y el “freno” de un intento de reelección, que le costó dejar la dirigencia (1965 con Díaz Ordaz).

Después vinieron otros tiempos y con el asesinato del candidato Colosio cambió el rumbo de la política nacional. Posteriormente se desvaneció el PRI y perdió con Zedillo la Presidencia de la República por primera vez. Ante el fracaso de la “alternancia” en el Gobierno federal, Peña Nieto recuperó la Presidencia.

Como se observa grandes militares surgidos del pueblo fueron excelentes presidentes de su partido. Tal vez alguno de ellos pudiera ser con su disciplina, institucionalidad, conocimiento amplio del país y sus problemas especialmente el de seguridad, un nuevo dirigente. Por cierto, el primero de junio venidero celebramos el Día de la Marina, aprovechemos para hacer un reconocimiento a su esfuerzo y entrega. El actual Secretario con escasos recursos económicos y materiales ha demostrado una gran capacidad y movilización para combatir con eficacia la delincuencia organizada, con: “Cadete soy de la naval, mi orgullo es ser marino,cantando voy, un himno al mar, feliz con mi destino”. Su lealtad a las instituciones y a México es un ejemplo a seguir. Tal vez su experiencia sea útil en otras áreas de la administración pública federal.

Por otra parte, más que coaliciones o alianzas necesitamos menos partidos políticos comprometidos. Se debe gobernar con las mayorías y con un proyecto de nación congruente ideológicamente, las “mezcolanzas” no dan buenos resultados, solo sirven para tomar el poder sin una auténtica representatividad. Repartirse el poder a la hora de gobernar solo se traduce enprebendas y concesiones, es como el agua y el aceite, pero no se integran, pierden su esencia y por su naturaleza no se unen jamás con visión de gobierno.

El que gana, gana, aunque sea por un solo voto. Por eso, en nuestra democracia todos tienen participación en el Congreso, pero insistimos que deben ser electos por mayoría de votos, se está a la espera de la reducción y hasta la desaparición de los legisladores de representación proporcional (que de ninguna manera representan al pueblo), solo a los intereses de grupos partidarios. Si son tan buenos, que ganen por votos, lo que desencadenaría un aplauso nacional.
spolitikon@yahoo.com