imagotipo

Son politikon

  • Son Politikon / Arisco-Teles

Se supone que la alternancia enriquece la democracia. En diferentes casos de gobiernos locales parece no ser así. Hay preocupación en algunas instituciones nacionales e internacionales de Derechos Humanos, porque los vencedores se dedican a perseguir a sus contrincantes en lugar de servir al pueblo, ejerciendo el poder sin apego a la legalidad. No se les olvide que “con la vara que midan, serán medidos”. Es obvio que quien viola la ley debe ser castigado, pero las venganzas electorales solo pervierten la “Ley”. Se comenta que se analizan algunos casos para poner orden y evitar lo que pasa en Venezuela, hagamos las cosas correctamente con respeto a los Derechos Humanos. No nos vaya a pasar como en la Revolución Francesa, que los impulsores de la Guillotina también terminaron pronto decapitados, no hay que despertar las bajas pasiones. La alternancia es para mejorar el Gobierno. Cada caso se debe revisar escrupulosamente, los jueces están para impartir justicia, con: “No señor, yo no me casaré, así le digo al cura, así le digo al juez. No señor yo no me casaré”.

En junio entran en vigor nuevas Reformas Penales con jueces vigilantes del apego a la legalidad, para evitar excesos o arbitrariedades antes de turnar el asunto al juez del proceso; pues en ocasiones la policía o el Ministerio Público se exceden en sus funciones violando la Ley. Después de junio, la justicia será más transparente y eficaz, pues se respetarán los derechos de los ciudadanos. El tema es más delicado cuando se presiona a familiares a los cuales por ley se les reconoce que no están obligados a testificar contra sus seres queridos. Es un deber moral sagrado y un derecho humano inviolable. Habrá que revisar con lupa, de ahora en adelante, todas las investigaciones y juicios en los Estados donde ha habido alternancia. Es deseable que se haga justicia, sin violar la ley contra personas inocentes. La Suprema Corte siempre estará muy atenta para evitar estas violaciones de poder y se podrá proceder en contra de quienes violen derechos humanos por rivalidades de orden político. Que haya paz y respeto entre los hombres. Se atribuye una frase al filósofo de Güemes: “la venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena”. La rueda de la fortuna sigue su marcha, a veces arriba y otras abajo, igual que el sube y baja infantil. La justicia es el ideal supremo de la humanidad. Su símbolo es una mujer pura con los ojos vendados para actuar sin pasiones personales y mantener el equilibrio de la balanza con templanza.

La alternancia a nivel federal, en términos generales, funciona con templanza y sensatez, tanto los del PAN con sus antecesores y los del PRI con los anteriores. Es importante mantener la unidad nacional. Hasta el papa Francisco en su visita a México, censuró conductas similares de confrontación humana, con: “Pa’ que el barco flote… a fuerza tiene que estar en l’agua”.

Por cierto, acaba de editarse un libro sobre el viaje apostólico del Papa a México, se llama Misionero de Misericordia y Paz. Como muchos somos de poca memoria, dada la profundidad filosófica del tema y la congruencia del ideal; y por la conducta ejemplar de su Santidad, es una obra que debemos consultar permanentemente para luchar por el bienestar de la humanidad. Todos somos hermanos y debemos de empeñarnos por rescatar a los más necesitados que viven en la pobreza y para su superación personal. El Gobierno de México trabaja por ello, sumemos esfuerzos para mejorar el destino de la nación. Que el amor y la concordia reine entre los hombres.

spolitikon@yahoo.com