imagotipo

Son Politikon / Arisco-teles

  • Son Politikon. Alberto Juárez

Empieza el Carnaval y al ritmo de la samba los candidatos a gobernadores sacuden la polilla y enseñan los cueros. Arranca el desfile con sus carros alegóricos y con símbolos de sus programas, el pueblo grita, aplaude o rechifla según pase su candidato. Alguna dama candidata hasta julio será coronada como reina del Carnaval y le darán un bastón de mando. Los hombres elegidos serán como el Rey Feo, se sacarán la rifa del tigre. Gobernar Tamaulipas, Veracruz o Quinta Roo, está en chino, que Dios los proteja y los ilumine para que el pueblo los ayude. Durante el desfile están prohibidos los jitomatazos o huevos podridos, claro los simpatizantes les podrán aventar cebollazos, y al final de la jornada, hacer un juicio justo a su administración. Queremos una competencia limpia.

El Papa ha señalado su inconformidad contra los chismes y las intrigas, su presencia en México es el anuncio del despertar de la patria. Después del Carnaval viene la Semana Santa, tiempo propicio para la reflexión y superación espiritual. Es el inicio de una nueva época de evolución y prosperidad, cada día debemos preguntarnos ¿qué hicimos por México? y al día siguiente redoblar esfuerzos, no podemos cruzarnos de brazos y esperar milagros, México será más grande en la medida que cada uno logre superarse.

El teléfono descompuesto ya pasó de moda, ahora con el internet “cuidado”, hay que usarlo para comunicarnos y ser constructivos. No lo hagamos un vertedero de chismes, insatisfacción, vanidades o destrucción, debe ser un instrumento para la superación y evolución de la humanidad. La envidia la soberbia y la deslealtad son frutos de la mediocridad y la frustración, nadie debe caer en esas actitudes. Habrá que escuchar con toda atención los mensajes del Papa Francisco y seguir sus enseñanzas (es el mejor intérprete de la Doctrina de Jesucristo).

Por fortuna en México se percibe un cambio de actitud, hay miles de personas que creativamente, positivamentey optimismo se expresan del futuro. Es de resaltar especialmente en la radio su participación y convocatoria para mejorar la calidad de vida y superación de la humanidad.

Por fin llegó el avión Presidencial que compró el Gobierno del presidente Calderón, el problema es que calculó mal la sucesión Presidencial y la alternancia trajo de regreso al PRI. Finalmente, resolvió un problema de transporte oficial que era necesario, ahora le queda la esperanza de que su esposa sea la candidata del PAN y llegue a la Presidencia para disfrutar de su excelente adquisición como primer Barón de la nación. La familia Clinton está en camino de lograrlo lo que sólo sucedía en algunas Monarquías (Kirchner), “Si nos dejan nos vamos…”. Bien reza: “nadie sabe para quién trabaja…”.

Por cierto, las vacaciones del exrector de la UNAM, José Narro, han sido largas, ya todos regresaron a la escuela, estamos esperando al maestro de la política para que nos de unas clases desde otra tribuna.

Queremos buenas sorpresas como en Hidalgo, el candidato del PRI para gobernador Omar Fayad es un excelente político, tiene una larga y exitosa carrera pública, desde joven se inició en la PGR al lado del brillante jurista y maestro el Dr. García Ramírez. Su experiencia y conocimientos en materia penal, legislación, prevención y combate al delito serán una garantía para su Estado con eficiencia y seguridad, en caso de ganar las elecciones. Tiene perfil para ser un buen gobernante. En el Gobierno federal hay otros buenos funcionarios de diferentes niveles: Erwin Lino ha sido un excelente colaborador del Presidente, es eficiente, discreto, sencillo y de una lealtad impecable; Luis Miranda, subsecretario de Gobernación tiene las mismas virtudes y como bombero apaga los fuegos sin quemarse las uñas; Roberto Herrera, Director de Asuntos Religiosos en Los Pinos cumple su delicada tarea con discreción, lealtad y esmerada atención para altos dignatarios de las Iglesias. Hay muchos más operadores que trabajan sin descanso para que el aparato gubernamental funcione eficazmente. En uno de los últimos mensajes del Papa, hace una exhortación a todos para luchar “contra la violencia y corrupción”. Es una lucha cotidiana donde nadie debe permanecer al margen. “la paz hay que pelearla todos los días”. La indiferencia es otro mal que debemos corregir.