imagotipo

Son Politikon / Arisco Teles

  • Son Politikon. Alberto Juárez

Hemos sobrevivido a la crisis económica mundial, nuestras Reformas Estructurales resisten y apoyan las medidas del Banco de México, han sido correctas. La confianza del sector privado genera más inversiones con empleo. Los mexicanos reaccionan positivamente, se recupera la confianza, empieza a bajar el dólar, para diciembre estará en 16 pesos y la bolsa empieza a subir. Una vez aprobado, el presupuesto impulsará la industria de la construcción y se iniciarán nuevas obras de infraestructura. La CNTE se desmorona la Secretaría de Educación actúa estrictamente para poner orden en el sector. Los niños podrán ir a las escuelas que se cerraron durante meses, se acabó la demagogia sacrificando a la niñez: “La negra noche tendió su manto, surgió la niebla, murió la luz y en las tinieblas de mi alma triste como una sombra llegaste tú”.

Nuestro problema más serio es el combate a la delincuencia y a la corrupción, es una tarea de todos. Octubre y noviembre serán meses difíciles, por el embate de la naturaleza, habrá que tomar medidas preventivas y fortalecer los órganos de protección civil para enfrentar ciclones, tormentas, inundaciones, fuertes temblores y cualquier otro fenómeno natural impredecible. Hay que estar alertas, en un buen lugar y bien provistos. El Ejército, la Marina y Gobernación están preparados; a ver cómo responden algunos gobernadores que siempre se les olvida año tras año la fuerza de la naturaleza. El PAN y el PRI se pronuncian por una Suprema Corte de alto nivel, con los mejores abogados sin compromisos partidistas y deberán reducir los gastos del Congreso. Saben bien, que si no actúan correctamente su reelección será un sueño imposible, el pueblo irá calificando la participación de cada uno, al igual que secretarios de Estado, también empezarán a rendir cuentas a sus electores cada seis meses. Empieza a dar frutos por parejo la transparencia y rendición de cuentas. Nadie es juez de otros, sólo el pueblo en cada elección emitirá su evaluación y veredicto. Se acabaron los golpes bajos, para tener la lengua larga hay que tener la lengua corta, que cada quien atienda su juego; cumpla; informe, pues solo las instituciones competentes y el pueblo califican. Todos a trabajar con patriotismo. El enemigo de las áreas de trabajo, es radio pasillo, acabemos con los chismes. En boca cerrada no entran moscas: “Que murmuren, no me importan que murmuren, que me importa lo que digan. Ni lo que piense la gente, si el agua se aclara sola, al paso de la corriente”.

El papa Francisco I, es como San Francisco de Asís, humilde, se preocupa por los pobres y desposeídos, hasta las fieras domina; que la paz sea entre los hombres y predomine la hermandad. Todos los sacerdotes cristianos deben seguir su ejemplo, pregonar la palabra de Jesucristo y cuidar de su grey. Pronto vendrá a México y visitará a la Guadalupana, Reina de América y toda la cristiandad. El fervor se convierte en congruencia de vida cotidiana. Cuando ella nos visitó, se presentó con el más humilde de los mexicanos, un indígena llamado “JUAN DIEGO”, de rosas su ayate llenó y su estampa como regalo al pueblo nos dejó. Es un mensaje de amor, fe y de esperanza que no hemos logrado entender. Nos gustan más los becerros de oro y las monedas de plata que la humildad y el amor al prójimo. Habrá que escuchar a Francisco Primero. Es el inicio de una nueva época, también la era de acuario de la superación y evolución espiritual de los hombres. No queremos más Sodoma y Gomorra, entregados a la frivolidad, ni guerras mundiales. Tampoco la presencia de Moisés para romper nuevamente las tablas de la Ley, ante la perdición de la humanidad. Hay que renovarse o morir. La riqueza verdadera y la felicidad no están en lo material, se encuentran adentro de cada ser humano, con: “Haré lo posible por darte, un consejo sincero. Seamos amigos y compañeros, yo ahora soy otoño, pero fui verano ardiente. Aventuras y romances los viví intensamente, la experiencia me ha enseñado que así el alma se desgasta no ama más a quien conquista sino al que un amor le basta”.