imagotipo

Son Politikon / Arisco Teles

  • Son Politikon. Alberto Juárez

Se acerca el ìDía del NiñoD, el mejor homenaje será que los maestros se esmeren en su educación y les den un buen ejemplo, así el 15 de mayo los recordaremos con cariño, igualmente los padres deben de cuidarlos y atenderlos cada día y la sociedad protegerlos de todo mal. Sería maravilloso que todos hiciéramos lo mismo, son el futuro de la nación. Las noticias de todos los días son aterradoras, ya ni con el “Co-co” los espantamos. Que vergüenza para la humanidad, qué mundo les vamos a entregar. Tendremos que borrar el famoso cántico: “…, echen confites y canelones para los muchachos que son muy tragones”. La obesidad infantil es uno de los peores males de la época, cuidemos su debida alimentación y necesaria nutrición. Que Liconsa reparta más leche de a Qpesop el litro. Cambiemos las malas costumbres para poder celebrar con actitudes positivas a la niñez mexicana. Lo que necesitan fundamentalmente nuestros hijos es amor, paz y comprensión por siempre. Vamos a dedicarles más tiempo en familia aprovechando la contingencia ambiental; cambiemos los horarios escolares y laborales para no quedar atrapados en un embotellamiento y llegar a casa frustrados con estrés y de mal humor; hay que aprender a vivir como lo hacen en Dinamarca y otros pocos países, que planifican su vida para disfrutarla a plenitud.

La gira del presidente Peña Nieto por Alemania y Dinamarca muy positiva, a corto plazo traerá beneficios para México.

El caso Ayotzinapa con un nuevo y valiente testigo, confirma con mayor precisión la primera versión sobre la corrupción de policías y autoridades municipales, en colusión con el crimen organizado. Pronto aumentará el número de detenidos y procesados por el horrendo crimen en el Estado de Guerrero; actualmente hay más de cien detenidos en la cárcel desde el principio de la investigación cuando intervino la PGR. Nadie quedará sin castigo.

Empiezan las campañas para candidatos a gobernadores, en 15 días más, las encuestas serán reveladoras de los posibles resultados, habrá sorpresas, con: “Soy de la raza de bronce, soy poeta y campesino, por mis venas corre sangre, sangre noble sangre…”.

Los brujos de Catemaco anuncian algunos cambios de ajuste a la maquinaria oficial para lograr nuestros objetivos. Es natural, la dinámica política y social desgastan las piezas con mayor celeridad, lo importante es que cada una haya cumplido con su misión. Los servidores públicos deben esmerarse en cumplir con su responsabilidad sin oír el canto de las sirenas. Y por ello trascienden, hay que reconocerlos por sus servicios a la patria. Que trabajen correctamente y sin descanso, que no les preocupe el qué dirán por hacer bien las cosas, ojalá todos se esmeren por cumplir. Que nadie se quede cruzado de brazos en las sombras, hay que responder al compromiso con honestidad, lealtad y patriotismo hacia el jefe de las instituciones y al pueblo de México. Se tiene que transformar la nación sin esperar recompensa y como obligación cumplir con el deber, con: “Poco a poco, me voy acercando a ti, poco a poco la distancia, se va haciendo menos…”.

Siempre es bueno hacer una evaluación a la mitad del camino y redoblar esfuerzos para cumplir las metas. Que quede claro que los intereses personales no cuentan “la patria es primero”.

Las zonas económicas especiales empezarán a superarse con programas y apoyos del Gobierno federal. Todos los mexicanos deben beneficiarse e incorporarse por igual al desarrollo de la nación.

Nuestros antepasados después de la Revolución y un México de 12 millones de habitantes hicieron hace 100 años nuestra Constitución y convirtieron al país hoy en día en una de las 20 potencias del mundo, ahora somos más de 120 millones de mexicanos, se dice fácil, pero por algo será. Ser mexicano es un orgullo.

Comentarios:

spolitikon@yahoo.com