imagotipo

Son Politikon / Arisco teles

  • Son Politikon. Alberto Juárez

En el año 2000 la alternancia en el Poder Ejecutivo Federal tuvo efectos múltiples, afectó la continuidad y la vida interna del PRI. Éste durante 12 años perdió la oportunidad de formar cuadros en el Gabinete (panista) y a nivel local empezó a perder mayor número de gubernaturas y Presidencias Municipales. En esa época, los candidatos a “gobernadores” eran seleccionados en términos generales por los gobernadores en turno, de acuerdo en ocasiones a intereses personales o de grupo y no de su partido (grandes electores), por ello muchos priístas que consideraban tener méritos, fueron desplazados y abandonaron sus filas para ser postulados por otros partidos, logrando ganar las elecciones. Aun así, el PRI logró conservar un poco más de la mitad. Lo mismo sucedió a nivel municipal. Con su fuerte estructura sectorial logró conservar un buen número de Senadores y Diputados sin que ningún partido lograra la mayoría lo cual empezó a favorecer las alianzas. Con el tiempo y falta de experiencia gubernamental la sociedad se desilusionó y el PRI nuevamente con su fuerte estructura sectorial y organizaciones sociales, su presencia nacional y con un fuerte candidato natural, lograron recuperar la Presidencia de la República en el año 2012.

Por estas razones y la pulverización de partidos ha sido muy difícil el inicio de un nuevo gobierno. Hay que considerar que los gobernadores actuales del PRI, llegaron al poder antes que Peña Nieto, con mucha autosuficiencia y autonomía política por sus propios orígenes. Recordemos que la fuerza del PRI no sólo radicó en su estructura sectorial, sino también en la institucionalidad y disciplina de sus miembros; en la formación permanente de cuadros y fundamentalmente porque el Presidente de ese partido que es el único operador y su líder natural es el Presidente de la República. Los gobernadores electos durante su gestión deben acatar los lineamientos del partido que son de interés nacional. Estos principios y la lealtad son la base de su fuerza electoral. El México del siglo pasado, el desarrollo, la paz y estabilidad alcanzados, no se pueden analizar sin conocer a fondo la evolución del PRI. A Fox todavía le tocaron gobernadores electos en el Gobierno de Zedillo, a Calderón le tocaron de la época de Fox y a Peña Nieto, le ha tocado gobernar con los elegidos en el gobierno de Calderón.

Así las cosas durante este Gobierno el PRI en la selección de sus candidatos ha tenido que lidiar con los gobernadores del pasado con un origen más cercano a intereses de grupo que de un partido nacional. Al presidente Peña Nieto, no le ha sido fácil poner orden siendo un político respetuoso de las formas e institucional. Se dice que hace unos días en reunión de Gabinete les dijo a los Secretarios que como Jefe del Ejecutivo las decisiones “las tomo yo”, nadie puede tomar “decisiones” a título personal. Igual debe ser en su partido respetando las reglas, procedimientos y militancia al final el palomeo también le corresponde.

Poner orden interno en su Gobierno y también con los miembros de su partido dará buenos frutos. La disciplina y la lealtad a las instituciones son la base del éxito. Llegó el momento para poner “orden” y en su lugar a los que toman del árbol sagrado el fruto prohibido. Serán dos años y medio de trabajo fecundo y creador; todos tuvieron oportunidad de servir a la nación, a buen entendedor pocas palabras. No hay nada escrito, la nación requiere más esfuerzo de todos y mayor compromiso. De ahora en adelante, los ajustes serán permanentes, al tono de: “…los de adelante corren mucho (trabajando) y los de atrás se quedarán”.

Con el resultado de las elecciones en junio todos los partidos tendrán que corregir errores y mejorar sus criterios de selección respetando la militancia, siendo congruentes y sirviendo a la patria. Ahora, la tarea más importante es la recomposición del tejido social que se fue deteriorando durante muchos años, con: “Con que sí, ya se ve, que no estás a gusto ahí, y aunque hables inglés no te dejaré salir”.
Comentarios:

spolitikon@yahoo.com