imagotipo

Son Politikon / Arisco Teles

  • Son Politikon. Alberto Juárez

Empieza la segunda etapa de Gobierno, ahora vienen la Reforma Judicial y la Reforma Administrativa. La primera arranca con la oralidad en los juicios de orden penal con estricto apego a la legalidad y respeto a los Derechos Humanos; la segunda es más prometedora, tiene que ver con la atención que presta el Estado a los ciudadanos y el trámite de diversos asuntos en dependencias de Gobierno. Este tema está relacionado con la corrupción. Trabajar para el Gobierno implica un conocimiento mínimo de las normas, cierto grado de estudios para el desempeño de la función, vocación de servicio, formación cívica, buena conducta, capacitación, valores y principios éticos, compromiso y responsabilidad, buena disposición para la atención de personas y honestidad, entre otras cualidades. La selección de personal debe ser estricta y cuidadosa, se trata de “SERVIDORES PÚBLICOS”; los salarios y prestaciones deben ser acordes al nivel de la responsabilidad. El marco jurídico y reglamentario que rige estas actividades, es complejo y genera lentitud en la toma de decisiones para dictar los acuerdos respectivos, con: “Si nos dejan, nos vamos a querer toda la vida, si nos dejan, nos vamos a vivir a un mundo nuevo…“.

La tramitología es tortuosa, los requisitos, actos y documentos solicitados un calvario. Esta situación desesperante provoca gran parte de la corrupción, molestia y pérdida de confianza. Causa de muchos de nuestros males. El equipo del presidente Peña Nieto, trabaja en ese tema para un programa de simplificación administrativa, para reducir tiempos, gastos, requisitos y lograr con base en la confianza al ciudadano, agilizar trámites sin mordida, reducir costos y ser eficientes. Esta medida reactivará la economía y favorecerá la creación de nuevos centros de trabajo, algunos gobernadores y presidentes municipales ya trabajan sobre el programa de simplificación administrativa. Se están estudiando a fondo los tiempos y trámites para emitir con rapidez una resolución administrativa en cada caso. Este sistema favorecerá la formalidad en diversas actividades productivas y de servicios, con: “Si mis ojos mirarte pudieran, si mis labios hallaran la calma…, con la lumbre que tengo en el alma“.

El estricto apego a la legalidad en los actos de Gobierno deberá ser ejemplar, los jefes de los jurídicos de las dependencias serán responsables de que los acuerdos cumplan con la ley. Los amparos proceden contra actos de autoridad y cada vez se promueven, se conceden más amparos, con un costo judicial y crecimiento del aparato jurisdiccional enorme. Si el Estado cumple con la ley y predica con el ejemplo como quiere el Presidente de la República, se fortalecerá el Estado de Derecho. Promover un amparo, será señal de que existe un funcionario que no se apega a la legalidad. Igual sucede con los tribunales contenciosos administrativos. A partir de estos programas se podrán reducir estas estructuras de Gobierno porque se cumple con la ley. Los jurídicos serán en cada dependencia como un contralor de legalidad para garantizar que los servidores públicos, se apegan a la legalidad.

Poner orden de 120 millones de habitantes, con una descomposición del tejido social desde finales del siglo pasado es tarea de titanes y responsabilidad de todos, queremos una nación como un Estado de Derecho fuerte y ejemplar.

El PRI se prepara para seleccionar sus candidatos a gobernador y oportunamente sumar a los demás aspirantes para otras tareas. Hay varias gubernaturas que son de dos años y en el 2018 de seis años, eso favorece la unidad y hasta la condescendencia, como dirían en China: “pasa tú, no tu plimelo”. Habrá tres candidatas mujeres con buenas posibilidades de ganar. Después de Ruiz Cortines que le otorgó el voto a la mujer, ningún Presidente de la República les ha dado tantas oportunidades, como el presidente Peña Nieto, ojalá las sepan aprovechar, con: “Amor, se dice cantando…”.

El PRD ha tenido en lo general en el Senado de la República una presencia propositiva y responsable. Con esas actitudes tienen un mejor futuro. El país requiere de una izquierda seria en el Congreso de la Unión, que puede ser un punto de equilibrio social. ¡Enhorabuena!
Comentarios:

spolitikon@yahoo.com