imagotipo

Split Financiero

  • Julio Pilotzi

  • Crisis en Acero II
  • Julio Pilotzi

Como le hemos venido anticipando a unas horas de que venza el periodo de aplicación del arancel de 15 por ciento a importaciones de acero de países con los cuales México no tiene tratado comercial, persiste la zozobra entre las empresas siderúrgicas nacionales. Sabemos que ayer en el Congreso de la Unión, representantes del sector empresarial aglutinados en la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), se reunieron con legisladores, con la finalidad de hacer del conocimiento de esa soberanía la difícil situación en que se encuentran las empresas de esa industria. En el bienio 2015-2016 se perdieron 14 mil 450 empleos directos en compañías de ese sector, el cual está en ascuas a unas cuantas horas de que se dé a conocer cuál será la política arancelaria vigente por lo menos en los próximos seis meses. Los legisladores manifestaron a los empresarios su interés por manifestar ante el Ejecutivo federal la preocupación de los industriales del ramo. Hoy,  cómo le decía vence el plazo para que la Secretaría de Economía prorrogue o suspenda el arancel de 15 por ciento que aplica a 97 fracciones arancelarias de importaciones siderúrgicas de países con los cuales México no tiene acuerdos comerciales. Si la medida no continúa, empresas como Altos Hornos de México (AHMSA), que preside Alonso Ancira, tendría que despedir a cuatro mil trabajadores. La postura de los industriales es que la dependencia federal debe ampliar el arancel al 30 por ciento y aplicarlo a todas las importaciones siderúrgicas que participan deslealmente en el mercado nacional y no solo a 97 fracciones arancelarias. Los representantes de la Canacero esperan que hoy la Secretaría de Economía, que encabeza Ildefonso Guajardo, dé a conocer una política arancelaria de “piso parejo” para que los productos mexicanos compitan adecuadamente con las importaciones siderúrgicas. Veremos entonces qué deciden las autoridades federales.
NYCE, UNA HISTORIA DE ÉXITO

Sin duda alguna la historia del organismo mexicano NYCE, que preside Gerardo Hernández, y dirige Carlos Pérez, misma que inició hace ya 22 años en función de la certificación de productos electrónicos, rubro en donde por cierto son líderes indiscutibles con el 78 por ciento del mercado nacional, merece ser contada gracias a su evolución conforme a las Normas creadas. Hablamos de una firma que no solo se diversifica en cuanto al mercado interno, en donde ya certifica Normas establecidas a nivel nacional (NOM, NMX) e internacional (ISO, IEC), de productos como son llantas, aparatos eléctricos, chocolates, equipos de seguridad laboral, software para Pymes, juguetes, alimentos y vidrio, entre otros, al punto que son también terceros autorizados por la Cofepris, de Julio Sánchez y Tépoz, para medicamentos y dispositivos médicos.

En cuanto al plano exterior, NYCE mantiene operaciones y oficinas en Asia, vía su filial en las ciudades de Shenzhen y Hong Kong en China, desde donde se adelanta a certificar los productos comercializados entre ambas naciones; además de que el año pasado puso en marcha su matriz en Colombia, país con el que México mantiene un intercambio de mercancías que supera los cinco mil 500 millones de dólares anuales, y que se espera sea la puerta de entrada a Sudamérica. Asimismo y conforme dependencias como Economía, de Ildefonso Guajardo; Sectur, de Enrique de la Madrid; Sagarpa, de José Calzada; Sener, de Pedro Joaquín Coldwell, y Trabajo, de Alfonso Navarrete, entre otras, avanzan en la creación de Normas y evaluación de la conformidad; NYCE desarrolla nuevas áreas para estar siempre un paso adelante del resto del sector, eso sí, siempre con el aval de los encargados en la materia, como la Dirección General de Normas (DGN), de Alberto Esteban, y la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), de Jesús Cabrera.

Hablamos de sectores como el esquema de Protección de Datos Personales, creado por el INAI, de Ximena Puente; o las Normas de turismo en cuanto a los requisitos que deben contener los contratos que celebren los prestadores de servicios, así como la exigencia del seguro de responsabilidad civil en cuanto al hospedaje, y más aún el famoso Distintivo H, tan peleado en el rubro gastronómico. Entre las nuevas apuestas de Pérez Munguía y su equipo, está la certificación de equipos que utilizan gas LP o gas natural; hablamos de estufas, asadores, hornos, parrillas o calentadores de agua, componentes que actualmente representan el 60 por ciento de los combustibles utilizados en los hogares mexicanos, al tiempo que se garantiza la seguridad y la eficiencia energética en los mismos.
ACCIDENTE EN TMM

Se prenden las alertas en el sector portuario nacional, ya que la semana pasada sucedió lo que podría ser el primer incidente ligado a la nueva Reforma Energética, se trata de una explosión en el barco ECO III Ex CT Longford, en Ciudad Madero, Tamaulipas, que costó la vida de dos trabajadores que realizaban mantenimiento a la embarcación, misma que ostenta una capacidad de almacenamiento de 55 mil barriles de petróleo, y es operada por la firma TMM, de José Francisco Serrano.

Dicha embarcación fue contratada en febrero de este año por la empresa estadunidense Fieldwood Energy, que preside Matt McCarroll, para la realización de pruebas de producción en los pozos que a la fecha se encuentra desarrollando. De hecho, en septiembre pasado esta misma firma ganó la cuarta área de la segunda fase de la Ronda Uno, licitada por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), de Juan Carlos Zepeda.

Así, el ECO III se encontraba en los talleres de Astilleros Internacionales de Tampico (AIT), también operados por TMM, para realizar reparaciones y ajustes que dejaran listo al barco para su nuevo contrato, situación que tuvo que ser suspendida por el incidente, mismo que ahora investigan tanto las autoridades locales como las del sector, léase la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, de Guillermo Ruiz de Teresa.
DOPAJE TOLERADO

Le platicaba la semana pasada de la jugada que instrumentó el todavía presidente de la Federación Mexicana de Ciclismo, Edgardo Hernández Chagoya, para reelegirse, con el voto incondicional de un buen grupo de sus asociados, por segunda ocasión al frente del organismo. El hecho causó gran revuelo en el ámbito deportivo nacional, detonando una avalancha de críticas encabezadas por el titular de la Conade, Alfredo Castillo, quien desde su llegada al cargo ha colocado a este tipo de directivos entre sus principales enemigos. Las críticas sobre Hernández Chagoya se centran no solo en la dictadura que ha implantado en el organismo deportivo desde hace ocho años, sino en la forma en que ha tolerado e incluso, nos cuentan, impulsando diversas prácticas que atentan contra los propios practicantes de su deporte, tales como la distribución de sustancias prohibidas.

En el historial de este personaje se encuentran diversas denuncias de patrocinadores y entrenadores involucrados en el mundo del ciclismo que aseguran que el presidente de la FMC protegió a su colaborador Juan Manuel Jarquín Bautista, dedicado a distribuir entre los pedalistas mexicanos la sustancia conocida como Eritropoyetina, misma que extraía del inventario de medicamentos del Instituto Mexicano del Seguro Social. El tema, que prácticamente es un dopaje tolerado, es digno de una investigación interna o de la intervención incluso de las instancias federales, como la propia Conade o Secretaría de Salud, que encabeza José Narro, pues además de mantener al ciclismo nacional en el subdesarrollo, aseguran, Edgardo Hernández amenaza la integridad física de la juventud mexicana.
juliopilotzi@hotmail.com                       @juliopilotzi