imagotipo

Sutilezas

  • Yolanda de la Torre Valdés

  • Yolanda de la Torre V.
  • Cambia la forma de ver TV

El avance de la tecnología y el conocimiento humano nos ha permitido contar gradualmente con medios de comunicación más sofisticados, mismos que han registrado avances cada vez con mayor velocidad, lo que nos ha llevado a ver cómo los progresos posteriores a la imprenta de Gutenberg, tardaron cientos de años en llegar, mientras que ya en la era electrónica, los avances comenzaron a tardar decenios y ya en la actualidad hay progresos que se dan a una velocidad tal que cuando estamos comprando un nuevo aparato, ya está en puntos finales aquel más sofisticado que habrá de sustituirlo.

La gran velocidad que hoy vivimos en términos de avance tecnológico, se detonó con la aparición del internet y el incesante avance de su velocidad, mismo que antes nos permitía apenas operar a base de textos tanto en páginas web, como en correos electrónicos y ahora nos permite ver películas y toda clase de contenidos televisivos con calidad de alta definición (HD) online.

Actualmente, las nuevas generaciones, los llamados “Millenials” ya rara vez ven televisión abierta. Lo más parecido que ven al respecto es TV de paga y la mayor parte de las veces señales en “streaming”, donde ellas y ellos eligen exactamente qué ver y a qué hora lo ven. Este tipo de señales, cuyo ejemplo más conocido es el llamado Netflix, permiten ver producciones exclusivas desarrolladas muy lejos de los viejos estándares de la televisión abierta, además cuentan con amplios catálogos de películas, algunas de muy reciente producción, otras auténticos clásicos que se pueden ver en cualquier momento, sin necesidad de esperar a que un canal las programe y con la posibilidad de ponerles pausa cuando se ofrezca o bien adelantar para no ver una escena que no se desee.

En tal contexto, el gran negocio que alguna vez fue la televisión abierta, queda cada vez más rezagado. En el caso de las noticias, ya no hay necesidad de esperar a que venga el noticiero de la noche, ya que, mediante los teléfonos inteligentes, las tablets y por supuesto las computadoras, es posible que nos enteremos de los grandes sucesos mundiales en el preciso momento en que ocurren. Igual pasa con lo que puedan decir al respecto los llamados líderes de opinión, quienes plasman inmediatamente sus puntos de vista al respecto a través de las redes sociales, principalmente mediante Facebook y Twitter.

Si bien este tipo de progreso tardó un poco más en difundirse en nuestro país, respecto a naciones más avanzadas, el momento finalmente nos llegó y vemos cómo las televisoras se replantean de acuerdo con sus respectivos modelos empresariales.

En el caso de Televisa, la empresa líder a nivel mundial en la producción de contenidos televisivos en español ha tenido que modificar enteramente sus barras de programación en televisión abierta, al igual que en la de paga y finalmente poner a disposición cuanto producen actualmente y sus contenidos históricos a través de una plataforma streaming como “Blim”. Han acortado ya la duración de sus telenovelas y apuestan más por la producción de series de pocos capítulos.

En cuanto a noticieros y programas de análisis nombres legendarios como el de Joaquín López Dóriga o Adela Micha, se acaba de anunciar que quedan fuera del aire, al igual que programas como los de Víctor Trujillo (Brozo) y el financiero de los llamados “Alebrijes”, encabezados por Maricarmen Cortés. Todo en el marco de una gran reestructuración corporativa digna de los nuevos tiempos.

Hoy la forma en que nos entretenemos, informamos y cultivamos ha tenido un cambio drástico que se refleja en nuestro estilo de vida, trabajemos para que impacte también su calidad.

*Senadora de la República.

correo: yolandadelatorre@senado.gob.mx

FB: YolandaDeLaTorreV           Tw: @Yoladelatorre