imagotipo

Sutilezas

  • Yolanda de la Torre Valdés

  • Yolanda de la Torre V.
  • Trump, falta total de respeto a la mujer

Es característica recurrente del hombre “macho” la falta de respeto y caballerosidad hacia sus compañeras de trabajo, subordinadas, novias, e incluso amigas, pero eso sí, que nadie se meta con sus madres o hermanas, porque de ellos brotarán diferentes expresiones de violencia.

Quien es un caso radicalmente aparte es el debutante presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, quien no tiene la menor expresión de respeto ni para la más pequeña de sus hijas, ya ni se diga para quienes han sido sus parejas u otro tipo de parientes, que podrían esperar los más elementales gestos de cordialidad.

Algo que llamó la atención en las semanas recientes fue un comparativo que se hizo entre cómo se referían a sus respectivas hijas el hoy expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, y cómo lo ha hecho en diferentes ocasiones Donald Trump. Mientras Obama hacía referencia a la inteligencia y capacidades académicas de sus hijas, Malia y Sasha, sobre quienes destacó las prestigiadas universidades en las que habían sido admitidas; el magnate neoyorquino hablaba de sus hijas Ivanka y Tiffany como si se tratara de símbolos sexuales, destacando sus largas piernas y sus respectivos cuerpos. Un total mal gusto por parte del empresario que no acaba de parecer presidente.

Uno los eventos clave en el día de inauguración de un nuevo mandatario estadunidense radica en la breve recepción que les hacen a él y a su esposa la pareja saliente, en este caso Barack y Michelle Obama. Se acostumbra que el presidente que arriba descienda de la limousine, ayude a bajar a su esposa y ya juntos se dirijan a la pareja a punto de partir. Trump ni volteó a ver a su esposa Melania, debió ser Barack Obama quien le dio apoyo para salir del auto. Posteriormente se tomaron las respectivas fotos y una vez más Trump dio la espalda y se metió antes que los demás. Los Obama le dieron su lugar a Melania Trump y pasaron después. En el pasado, los presidentes saliente y entrante cedían el paso a sus respectivas esposas y ellos pasaban después, lo que obviamente no ocurrió.

Hay múltiples cuestiones que Donald Trump no entiende, una de ellas la diferencia entre la realidad y la mentira, dice todo tipo de falsedades sin empacho alguno, ya que es precisamente así que ha hecho muchos de sus más insignes negocios. Trump no entiende entre campaña y ejercicio presidencial, ya que en su discurso inaugural, en la explanada del Capitolio, habló de la inmigración, de su pretendido muro y otros temas, tal y como lo hacía en plena campaña. Inició su período presidencial peleándose con la prensa, e incluso, teniendo sus colaboradores el cinismo de hablar de “hechos alternativos” (alternative facts), que no eran capaces de comprender, cuando de lo que se trata es de mentiras simples y llanas.

Por supuesto al ver que tal y como se esperaba, Donald Trump no iba a tener cambio alguno como presidente, respecto a cómo se conducía en campaña, en todo Estados Unidos se multiplicaron las manifestaciones reclamando su acceso al poder, habiendo conseguido tres millones de votos menos que la demócrata Hillary Clinton.

Salieron cientos de miles de mujeres a marchar por todo el país, entre las que se contaron desde intelectuales hasta celebridades como Scarlett Johansson, Cher, Madonna, Oprah Winfrey y varias más que expresaban su pesar y dolor por tener a este nuevo habitante en la Casa Blanca, de quien muchos esperan sea el peor presidente de la historia de Estados Unidos.

* Senadora de la República

** Diputada Constituyente Ciudad de México

correo: yolanda.delatorre@senado.gob.mx

FB: YolandaDeLaTorreV

Tw: @Yoladelatorre