imagotipo

Taiwán, cooperación conjunta en el Mar de China Meridional

Lic.. Carlos S. C. Liao. / Embajador de Taiwan

Con motivo del Fallo emitido por la Corte Permanente de Arbitraje de la Haya (CPA) con respecto a la soberanía de la República de China(Taiwán) sobre la Isla Taiping en el Mar de China Meridional, es importante retomar la postura del Gobierno de Taiwán, el que me digno representar en México. Esto con el fin de analizar la decisión final de la Corte, al expandir su autoridad no solicitada de conceder a Filipinas el derecho sobre un área marítima disputada por varios países.

La Isla Taiping con una superficie de 0.51 kilómetros cuadrados, es la mayor isla formada naturalmente en las Islas Spratly. Puede albergar asentamientos urbanos, una vida económica propia y cumple con los criterios de una isla como se define en el artículo 121 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Basada en documentaciones y hechos históricos, la República de China, (Taiwán) ha proclamado reiteradamente que las aguas territoriales, la zona contigua, la zona económica exclusiva y la plataforma continental, son parte integral de su territorio, de conformidad con la Convención.

En 2013, Filipinas presentó una petición de arbitraje ante la CPA, en contra de la República Popular de China con respecto a unos episodios de disputa sobre territorios en el Mar de China Meridional. La Isla Taiping no estaba incluida en el pedido de arbitraje por parte de Filipinas. Sin embargo, la CPA asumió unilateralmente que la Isla Taiping gobernada por la República de China (Taiwán), así como todas las islas dentro del Mar de China Meridional, no son islas, sino que todas son “rocas” que no generan una zona económica exclusiva.

Durante las deliberaciones, la CPA no invitó formalmente al Gobierno de Taiwán a participar en sus procedimientos, ni solicitó a Taiwán presentar sus puntos de vista. De hecho, nadie de la CPA llegó a la Isla Taiping.

Dicho fallo es absolutamente inaceptable para el Gobierno de la República de China (Taiwán), y no tiene fuerza jurídica ninguna vinculante para Taiwán. Cabe destacar que de acuerdo con el derecho soberano del que goza el Gobierno de la República de China (Taiwán) sobre la Isla Taiping, el pasado 13 de julio del presente año, la Presidenta Tsai Ying-wen ordenó a la fragata Kangding Dihua patrullar el Mar del Sur de China las 24 horas. Tres días más tarde, la Administración de Guardacostas envió una patrulla costera de mil toneladas a la región en una misión de duración indeterminada.

Taiwán, consciente de los retos diplomáticos e internacionales que la disputa por el Mar de China Meridional representa, está dispuesto a impulsar la paz y la estabilidad en la región, además de intervenir en todas las discusiones necesarias donde estén representados los intereses de todas las partes involucradas y no solo los objetivos de un solo país, ya que la región se fortalece con la cooperación de todos los países, más que con el enfrentamiento.

Siendo una parte responsable e interesada, Taiwán, continuará fortaleciendo el diálogo y dejando a un lado las diferencias para encontrar opciones conjuntas que promuevan el desarrollo de todas las naciones involucradas en esta disputa.
LIC. CARLOS S. C. LIAO.

Director General Oficina Económica

y Cultural de Taipei en México